El sistema de jardinero digital; ¿Como captar nuevos clientes mientras te dedicas a tus clientes actuales?

¿Trabajas en solitario en un micronegocio?

¿Quieres sacar el máximo provecho posible al canal online?

Entonces necesitas un sistema.

Sí, un motor de atracción y conversión de visitas en clientes.

2 etapas distintas.

Atraer.

Convertir.

Muchas pymes y profesionales, a veces con un marca personal muy reconocida en el mercado, no lo entienden.

Llevan años vendiendo servicios a clientes, uno por uno, visitando, en ferias o dando seminarios (si has escrito un libro antes).

Y deciden hacer lo mismo en el canal online.

Y fracasan.

Unos no logran visibilidad.

Otros no logran convertir estas visitas en algo que impacte de forma positiva en la cuenta de resultados.

Hay una razón que explica estos problemas.

¿Por qué necesitas un sistema para triunfar en la nube?

Imagínate que te invitan a jugar un partido de rugby… y apareces vestido para un partido de Hockey sobre hielo.

Mal asunto, ¿verdad?

Pues es lo que hacen estos profesionales 1.0 asumiendo que el canal online funciona igual que el canal tradicional offline.

Y sencillamente no es así.

Ya en el año 2000, los grandes retailers descubrieron que el e-commerce es una bestia distinta y que si aplicas los mismos procesos 1.0 al entorno digital. No funciona.

Ahora les toca a estas pymes y expertos 1.0 darse cuenta, en sus propias carnes, que la naturaleza del entorno digital necesita que cambies tus procesos de venta, si quieres obtener resultados.

¿Qué ha cambiado?

El entorno digital es un entorno de venta basada en la rotación, no el 1 a 1, a medida. Muchas ventas, precios más asequibles.

Necesitas muchas visitas, para poder convertir una ínfima parte de ellas. Muchos proyectos trabajan con tasas de conversiones del 1/ 1000. Los que lo hacen bien, del 1 al  2%. Los cracks, del 5% y por encima.

La oportunidad es global (y virtual). La competencia también es global. Los aficionados irrumpen en la cadena de valor de los negocios establecidos 1.0, y de vez en cuando, les dan una buena patada en el culo. ¡Porque se lo merecen!

Esta es la naturaleza digital.

Guste o no.

No es el debate.

¿Qué reto plantea el canal online en tu negocio?

Varios.

Los más importantes:

  1. ¿Cómo consigo visitas todos los meses del año? Con tiempo o dinerotendrás que pagarlo. Si no apareces en Google, no existes.
  2. ¿Cómo hago para atender a tantos leads, sin calificar, a priori de mala calidad, ya que sigo a la cabeza de un micronegocio, a menudo unipersonal, y no tengo ni siquiera tiempo de atender a los clientes que me dan de comer? Hay un problemón de productividad.
  3. ¿Cómo me aseguro que mi audiencia online es la misma que mi audiencia offline, para estar seguro de que mis servicios offline se van a vender online? De hecho, te darás cuenta de que tu cartera offline no te vale online. La esencia es la misma, pero el packaging tiene que ser otro. Los precios, también.

El punto 1 aborda el tema de la visibilidad online. Voy a excluir este tema, para este post. Ya hablo suficiente de visibilidad en este blog.

Nos quedamos con los puntos 2 y 3.

Suelen ser grandes desconocidos, hoy en día, para la gran mayoría de los dueños de micronegocios (1.0 o 2.0).

¿Y de qué sistema me estás hablando, Franck?

Has tenido la solución delante de tu nariz durante todos estos años.

Es el gran olvidado de la revolución social digital.

El patito feo.

El Email.

Sí.

Un blog no sirve para vender

Un blog no es un e-commerce. No es un activo transaccional.

Pues necesitas crear un recurso transaccional.

Y hacerlo en la trastienda.

En un entorno, dónde estás seguro de que te van a prestar la máxima atención.

Donde los que te visitan no sufren tanta distracción.

En un canal que llevan siempre con su smartphone.

Sí, me refiero al canal Email.

OJO: No, el dinero NO está en la lista de correo

“The money is in the list” dicen los yankees.

2 pepinos…

Hay decenas de agencias de publicidad, en este país, que te ofrecen hacer campañas a bases de datos “segmentadas” (umm…) con tasas de apertura ridículas y tasas de clics inexistentes.

Sí.

Te venden una campaña a una precio por destinario (email).

Resultados: nulos.

Puedes tener una lista de correo de 50.000 emails y no vender nada.

O tener una lista de 250 emails (en este caso prefiero llamarlos personas) y vender 10.000 euros en una sola campaña (caso real de un médico haciendo una formación hiperespecializada… para otros médicos).

El dinero está en cultivar relaciones por el canal Email

Sí.

Me refiero a cultivar una relación con tus suscriptores email… antes de intentar venderles lo que sea.

Una evidencia para los expertos en venta 1.0.

Huir de la venta a puerta fría… y sus desastrosas tasas de conversión.

Por esa misma razón el sistema que te voy a presentar se llama el sistema del jardinero digital.

¿Qué hace un jardinero?

Plantar semilla.

Mimarlas bien.

Crece una plantita.

Limpiar las hojas.

Ponerlas al sol.

Hablar con ellas.

Seguir mimándolas.

Dedicar tiempo.

No tener prisa.

Y un buen día, este jardinero tiene una planta adulta maravillosa.

Que puede vender en su vivero.

Obviamente, seguimos con un problema de escalabilidad en el modelo.

¿Cómo puedo hacer esto a un escala suficiente para poder ganarme un sueldo digno a fin de mes?

Pues ya sabes.

Necesitas un sistema que automatice esta etapa.

Sí.

El 100% de esta etapa.

¿Por qué una newsletter es lo peor que puedes ofrecer a tus suscriptores?

¿Crees de verdad que lo último que has publicado es lo más importante para tus lectores?

Venga yaaa.

Si tú y yo sabemos que llevas 4 semanas escribiendo chapucillas en el blog porque estás desbordado de trabajo.

¿Cómo que va a ser lo mejor publicado, lo último que has publicado?

Pues esta es la misión de una newsletter.

Informar a tus seguidores sobre lo último publicado.

Para que visiten tu web.

Una newsletter genera visitas – en el mejor de los casos.

Pero no ayuda en nada a convertir visitas en clientes.

Nada.

Y la verdad es que hace 10 años una newsletter aportaba algo de valor.

Hoy es un recurso obsoleto para dinamizar tu canal Email.

Haz tu trabajo, no eres un blogger. Eres el líder de una tribu.

Sí. Mentalízate.

¿Te ves?

Liderando tu comunidad.

¿Y qué hacen los líderes?

Inspirar.

Practicar el ejemplo.

Ayudar.

Demostrar.

Guiar. Hacia los objetivos marcados.

Así que, ¡haz tu trabajo de una vez!

Guía tus visitas hacia este 5% de páginas que realmente impactan en tu cuenta de resultado.

Lo tuyo no es un blog, es un negocio.

En un negocio, los primeros contactos son claves para conseguir resultados.

En un negocio, cuanto más te sientes con posibles clientes, más terminas vendiendo.

Así de fácil.

Internet no ha cambiado esta realidad.

Sólo la ha amplificado. Y distorsionado.

¿Fuerza de venta?

Por eso, las empresas de servicio contratan a una fuerza de venta.

Para visitar clientes, para escalar ventas.

Ya.

Pero tú no tienes presupuesto para contratar a vendedores.

Es más.

La idea de tener empleados te pone enfermo.

Enseguida.

No, innovación con tecnología

Bien, pues monta un sistema que capta suscriptores para tu lista de correo, y les guías paso a paso hacia tu primera oferta.

Los humanos son inconsistentes en su forma de transmitir los mensajes de venta de tu empresa. A veces han comido demasiado, están cansados, se han tomado 2 copichuelas de vino en la comida y están tocadillos.

Un sistema automatizado no sufre estas imperfecciones.

Así que puedes ofrecer una experiencia de primer orden para el 100% de tus suscriptores por correo.

Y lo mejor de todo, es que este mismo sistema, si lo montas bien,  te va a permitir:

  • Consolidar tu conocimiento sobre las necesidades de tu audiencia.
  • Sacar nuevos productos/servicios teniendo claro que conseguirás unas mínimas ventas.
  • Crear las mejores páginas de venta del mundo…sin tener que escribirlas.
  • Generar evangelistas que van a defender tu proyecto a muerte en cada momento, sencillamente porque nadie les ha ayudado tanto sin que tengan que comprar nada.
  • No enfadar nunca a la gran mayoría de suscriptores que al final no te van a comprar tu solución.
  • Hacer una limpieza natural de la gente que tiene menos conexión con tu proyecto.

Wow.

¿Y tiene nombre tu sistema maravillo?

Sí.

La tecnología sobre la cual se basa mi sistema del jardinero digital se llama ‘autorespondedores’.

Un ‘autorespondedor’ te permite crear una secuencia de emails que se envían de forma automática cada X días.

Así que montas esta secuencia una vez, y puedes aportar 2 semanas de valor añadido sin precedente, directamente en el buzón de correo de tus seguidores.

Haciendo tú otras cosas…

Los ofrecen, en su versión de pago, tanto Mailchimp como aWeber.

Bueno, si quieres automatizar el 100% del proceso, tendrás que habilitar una plataforma de cobro y entrega de tus productos digitales.

Este es el papel de e-junkie.

Y la buena noticia es que un ‘autorespondedor’ y e-junkie son los mejores amigos del mundo.

Aha. Y, ¿cuánto cuesta dicho sistema?

Debería costarte una fortuna.

Estoy de acuerdo contigo.

De hecho hace 5 años atrás, esta tecnología usada por todos los grandes actores del e-commerce estaba fuera del alcance de los micronegocios.

Hoy la cosa ha cambiado.

Si arrancas con pocos suscriptores, el autorespondedor te costará menos de 10 US$ al mes

Y e-junkie empieza a 5 US$ al mes.

Total 15 US$ / mes. Algo más de 11 €/mes.

¿Y mi tiempo, listillo?

Veo que vienes preparado.

Muy bien.

Me gusta tu pregunta.

Es posible que necesites meses de trabajo para implementar este sistema en tu blog/web/e-commerce si:

  • Si experimentas en modo DIY prueba-errores.
  • Si no sigues la metodología adecuada. Tendrás que saber qué contenidos poner a tu secuencia de ‘autorespondedor’, ¿verdad?
  • Si no hay alguien que sabe que te acompañe para aclarar tus dudas y orientarte en cada momento.

Sí.

Quizás.

En este caso te puede costar meses de trabajo.

Peor aún. Puede que montes algo… que no te dé ningún resultado.

Pero yo he creado un sistema replicable.

Un sistema que te permitirá:

  1. Crear el mejor incentivo para captar suscriptores que van a nutrir tu sistema del jardinero digital en menos de 24 horas.
  2. Montar tu secuencia de autoresponder en menos de semana.
  3. Crear tu página de venta en menos de una semana.

En unos 15 días, a tiempo parcial – un par de horas al día, sin agobio, podrás empezar a trabajar con este sistema.

Si alguien competente te acompaña.

Sí, es factible lograrlo.

Y empezar a vender.

De forma sistemática.

Todos los meses del año.

¿Te parece interesante?

Sigamos.

¿Y luego puedo dejar de trabajar?

No he dicho esto.

¿Quieres pasar de no captar cliente a la jubilación?

No.

Seamos serios.

Tendrás que optimizar y mejorar tu secuencia del jardinero digital.

Y una vez que se optimiza mi sistema, ¿por fin puedo dejar de trabajar?

Lo siento pero NO.

¡Pesado!

Podrás :

  • Seguir trabajando para tus clientes actuales porque este sistema no depende de tu presencia directa.
  • Vender más servicios y productos a estos clientes.
  • Preguntarte cómo conseguir más visitas en tu blog, ya que es la gasolina que necesita tu sistema para generar clientes.

En resumen.

Habrás multiplicado tu productividad por 10. Con un uso inteligente de la tecnología.

Bye Bye excusas!

Podrás por fin empezar a trabajar de forma nativa en este canal online que nadie entiende en España, aparte de muy pocas excepciones.

Hasta ahora, nadie te había explicado por qué, ni cómo necesitas trabajar de forma profesional con el canal Email.

Ya está hecho.

Y ya no tienes excusas para seguir diciendo que el canal online no sirve para nada para las pymes.

Que no hay ventas.

O que no sirve para nada intentar aplicar tácticas de marcas famosas que venden productos a consumidores cuando estás a la cabeza de un micronegocio que vende soluciones profesionales a otras personas.

Eso sí que no tiene sentido.

Monta tu sistema… ¡YA!

Escrito por 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.