La época de crisis que atraviesa el país ha animado a muchas personas a trabajar como emprendedores: algunos han preferido montar una pequeña empresa por su cuenta y otros ofrecen sus servicios profesionales como autónomos. Solo en 2014, más de 68.000 nuevos autónomos se dieron de alta en la Seguridad Social, en busca de una oportunidad que no encontraban como trabajadores asalariados.Internet se convierte en estos casos en una gran oportunidad laboral que se aprovecha para crear un blog e intentar obtener ingresos mediante publicidad, contenido patrocinado, campañas de afiliados y otros métodos. Pero antes de poder ganar dinero con un blog, es imprescindible tener tráfico. ¿Cómo atraer las visitas necesarias para poder monetizar un blog? En este artículo se facilitan algunos consejos que pueden servir de ayuda.

Convertir un blog en una forma de vida, en una pequeña empresa de la que poder vivir, no es tarea fácil. Es una carrera de fondo, que requiere disciplina y sobre todo mucha paciencia. Habrá momentos mejores y peores, pero si es algo que se ha escogido con ganas y desde el corazón, valdrá la pena todo el esfuerzo invertido por conseguirlo. Y estos diez consejos pueden ser útiles para ello.

1. Hay que ser constante

Poner en marcha un blog y lograr convertirlo en un auténtico proyecto profesional lleva su tiempo. Dado que se pasarán muchas horas inmerso en él, es fundamental que el blog trate de un tema que sea de nuestro agrado. Casi es más importante que el asunto guste, que no que se sepa mucho sobre él.

Al preparar artículos para el blog es cuando más se puede aprender sobre una cuestión en concreto. Y si el contenido resulta interesante y agradable para el autor, no costará mucho ser constante en la publicación de artículos (un punto clave para crear una buena base de lectores) y transmitirles en los textos la misma pasión que uno siente por esa materia.

2. La especialización es la clave

Hoy en día hay blogs de todas las temáticas posibles (desde tecnología o medio ambiente hasta maternidad), por lo que es difícil encontrar un contenido que no se haya tratado en blogs. Pero no siempre llegar primero es lo importante. El ejemplo más llamativo que hay de eso es el iPhone, que Apple lanzó en 2007, cuando el mercado de los móviles ya estaba muy maduro y Nokia era el auténtico rey.

A veces basta con ofrecer otro punto de vista, un tratamiento distinto, unaperspectiva diferente a la que tienen los demás blogs que se ocupan del mismo tema. Lo importante es destacar de alguna forma, aunque sea en una cuestión ya repetida.

3. El SEO es importante, pero los lectores también

El SEO, el conjunto de técnicas que se pueden aplicar a los artículos de un blog para hacerlos más atractivos de cara a Google, es muy importante. Con unas buenas prácticas SEO se puede mejorar la posición del blog en Google, y con ello atraer a más lectores.

Ahora bien, una cosa es eso y otra convertir el blog en una especie de panfleto de técnicas SEO orientadas en exclusiva a lograr una mejor posición en Google, sin pensar en ningún momento en la calidad del contenido o la experiencia de los lectores. Lo idóneo es tener un equilibrio de ambos: escribir para un público, pero teniendo siempre en cuenta a Google para aspectos como selección de temas, redacción de títulos y otros detalles.

4. Enlazar, enlazar, enlazar

Igual de importante que el SEO es enlazar a otros artículos, tanto ajenos como propios. Primero, por una cuestión moral (no está bien visto utilizar contenidos de otros sin ir a la fuente original); segundo, porque se amplía la informaciónofrecida a los lectores; y tercero, porque, en el caso de enlazar a artículos propios, se recupera y reutiliza contenido propio, lo que mejora así el tráfico general.

blog

5. Las herramientas están para usarlas

Hay multitud de herramientas que pueden ayudar a conseguir más público y más tráfico. Google Trends analiza las consultas más populares del buscador, con filtros por zona geográfica y periodo de tiempo. También existen apps comoUbersuggest, que ayuda a seleccionar palabras clave para crear información en torno a ellas, o Buzzsumo, para encontrar el contenido más compartido en redes sociales. Y, por supuesto, conviene seguir de cerca los datos de Google Analytics para ver qué funciona y qué no en el blog.

6. La actualidad manda (a veces)

Según cuál sea la materia escogida para el blog, habrá que estar más o menos pendiente de la actualidad. Pero aun sin ser un asunto que tenga que ver mucho con las últimas noticias, siempre es recomendable tomar elementos actuales y enfocarlos desde la perspectiva de la temática del blog.

Las vacaciones de verano, la Navidad, el día de San Valentín, la vuelta al cole, las escapadas en Semana Santa, los Óscar… son conceptos recurrentes en muchos blogs, que aprovechan las búsquedas centradas en temas relativos a ellos para atraer lectores con contenido relacionado.

7. La práctica hace la perfección

Igual que es importante utilizar herramientas para afinar más en la selección de palabras clave y temas, también es recomendable hacer pruebas que ayuden a definir el estilo, diseño y la estrategia editorial del blog.

¿Funcionan mejor los artículos por la mañana o por la tarde? ¿Tienen más éxito los contenidos de tipo lista o de tipo tutorial? Al elegir entre dos posibilidades de diseño, ¿cuál funciona mejor? Todas estas preguntas se pueden contestar haciendo pruebas con ambas posibilidades y recogiendo resultados.

8. Hay que estar presente en todos los canales

Un blog es una plataforma, pero el contenido va más allá. Es importante que la plantilla de diseño escogida se muestre de manera correcta en móviles y tabletas, desde donde muchos lectores consumirán el contenido.

Tampoco hay que descartar tener un canal RSS para quienes prefieran ese formato, generar una newsletter con regularidad para quienes prefieran el correo electrónico y dar el salto al vídeo -el contenido audiovisual tiene cada vez más peso-.

9. Por encima de todo, hay que estar en redes sociales

Pero si hay una plataforma donde hay que estar presentes sí o sí son las redes sociales. Facebook y Twitter son los canales principales de distribución y consumo de contenido de blogs, con un peso variable según la temática. Lo más recomendable es usar una herramienta que permita automatizar y programar las publicaciones, como Hootsuite o Buffer.

Además de Facebook y Twitter, hay otras redes sociales que pueden tener cierto peso según el tipo de blog, como Instagram o Pinterest.

10. Paciencia, es una carrera de fondo

Como se explicaba al principio del artículo, hacerse un empresario bloguero oblogger profesional es un proceso largo, que no sucede de un día para otro, ni siquiera de un año para otro. Hay que ser constante, hacer muchas pruebas, estar dispuesto a aceptar algún que otro fracaso y, sobre todo, perseverar. Con estos ingredientes, y un poco de suerte, el sueño de convertir un blog en una forma de vida puede estar más cerca de lo que parece.

Un artículo escrito por Elena Santos