En las oficinas de Facebook y Google los empleados invierten 20 minutos cada día en hacer algo que tiene poco que ver con su trabajo, pero mejora notablemente su productividad.

Al pensar en un día dentro de las oficinas de Facebook o Google, dos titanes inamovibles del mundo de la tecnología, muchos probablemente se imaginen una jornada laboral intensa, largas horas de trabajo y empleados que se dedican a poco más que su profesión. No obstante, en estas compañías tecnológicas el truco no sólo está en cuánto se trabaja, sino en cómo se trabaja.

En ambas empresas reconocen la importancia de tener equipos productivos. De poco sirve un empleado que esta presente físicamente, pero tiene la mente en otra parte. Así, Facebook y Google saben que la principal clave para ser más productivo es dormir bien, y por ello ponen en práctica curiosos hábitos para mejorar el descanso de sus trabajadores.

Para tener un estilo de vida saludable lo primero es dormir bien. Dormir poco no sólo dañará nuestra salud, pudiendo derivar en enfermedades como alzheimer, sino además nos afecta anímicamente haciéndonos estar más irritables. No dormir suficientes horas pone en riesgo además a nuestra carrera profesional, ya que reduce notablemente nuestra productividad.

No obstante, la falta de sueño afecta a un gran porcentaje de la sociedad, repercutiendo negativamente en el mercado laboral. Un estudio reveló que en EEUU el escaso descanso de los trabajadores supone un coste de 63 mil millones de dólares debido a la pérdida de productividad.

Por ello, en las oficinas de Facebook y Google tienen salas para dormir, así como sillas encapsuladas y reclinables denominados ‘energy pods’, donde los trabajadores pueden echarse una siesta de 20 minutos cada día.

Eso es, no sólo puedes trabajar en Facebook o Google, dos de las mejores empresas en el sector de la tecnología, sino que además podrías echarte una siesta todos los días en el trabajo.

¿Qué beneficios tienen las siestas diarias de 20 minutos?

  • Mejora la concentración: A mediodía nuestros niveles de energía tienden a declinar; una siesta ayudará a reanimarte, permitiéndote trabajar con un rendimiento similar al de por la mañana. Además, mejorará tu capacidad de razonar y resolver problemas. También acelera tu capacidad de aprendizaje y mejora la memoria.
  • Evita el agotamiento: Dormir una siesta diaria te ayudará a evitar el síndrome del burnout, mejorando tu desempeño diario así como tus relaciones con el resto del equipo, y ante todo cuidando tu salud.
  • Incrementa el pensamiento creativoCada hemisferio del cerebro tiene funciones distintas: el lado derecho es el responsable de las emociones, la intuición, la creatividad, el lenguaje no verbal, la música, el arte, los impulsos y la imaginación. Así, expertos han revelado que las siestas incrementan la actividad del hemisferio derecho del cerebro, mientras que el izquierdo, encargado de la lógica y el razonamiento, permanece inactivo.

Vía | Inc.