En los últimos años se han sucedido los comentarios sobre un supuesto desmantelamiento de Google+: ante la evidencia de que los usuarios prefieren otras redes sociales, Google habría optado por abandonar esta plataforma a su suerte.

Lo cierto es que a pesar de la creación de una página “sobre mí” como perfil unificado, de que ya no aparecen las cards específicas en el buscador o de que ya no hace falta contar con perfil para acceder al email o a la cuenta de YouTube, Google no ha dejado nunca de pensar en Google+, y ya había adelantado hace unos meses que se avecinaban cambios para mejorar el funcionamiento de la red social. Ahora se concreta en un nuevo diseño que se centra en aquellas características de Google+ que sí están funcionando.

Es decir, básicamente, las comunidades y colecciones: así la compañía del buscador pretende corregir viejos errores y ofrecer una experiencia basada en los intereses de sus usuarios. Las comunidades se articulan en torno a todo tipo de intereses, de la astrofotografía a la observación de aves, y son sin duda una de los puntos fuertes de Google+, ya que permiten conversaciones sobre temas muy específicos. En cuanto a las colecciones, es una introducción del pasado mes de mayo, y ofrece la posibilidad de ordenar las publicaciones por temáticas (y por lo tanto, seguir solo determinadas temáticas de otros usuarios).

El nuevo diseño estará disponible durante las próximas horas, tanto en la versión web como en la app. Se seguirá maneteniendo la característica interfaz mediante tarjetas, pero se simplificará el menú izquierdo, donde colecciones y comunidades tendrán mayor presencia. Adenás, desde Google aseguran que reorganizando la red alrededor de los intereses de los usuarios, resultará más sencillo para estos utilizarla.

Como explicaron desde la empresa: “Hemos simplificado cada aspecto del producto. El nuevo Google+ hace más fácil postear, buscar, conectarse y mantenerse al día con información de calidad, en una interfaz completamente rediseñada”.

finger

Parece evidente que Google+ ya no pretende competir con Facebook (una carrera perdida) sino postularse como plataforma de referencia para los usuarios que quieren compartir contenidos alrededor de sus pasiones y gustos particulares.

¿Salvará este nuevo diseño a Google+?

Parece improbable que este nuevo diseño vaya a cambiar el sino de Google+, sobre todo porque llega un poco tarde, cuando muchos usuarios ya le cogieron manía después de que Google tratase de colar la red social en cada cosa que hacíamos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aún son cerca de 2200000 los usuarios que utilizan con cierta frecuencia la plataforma (y son solo el 10% de todos los que cuentan con perfil -lo que muestra que hay muchos más perfiles inactivos que activos-).

Sin embargo, es sin duda un movimiento interesante, que trata de centrar la actividad de la red social en aquello en lo que sí ha funcionado. Y tampoco hay que olvidar que a pesar de la baja actividad, la presencia de Google+ es ubicua: la app viene instalada en cada teléfono Android y prácticamente todos los que tienen cuenta en Gmail tuvieron que abrirse una en Google+ en algún momento. En todo caso, desde Google reconocen que este es un nuevo y emocionante comienzo para ellos, pero que no están todas las cartas echadas: “Llegamos hasta aquí escuchando y aprendiendo, y seguiremos haciéndolo”.