El nuevo año que empezó nos encuentra a muchas mujeres emprendedoras con la energía renovada, nuevos sueños, ideas, iniciativas y proyectos para que, ¡ahora sí!, logremos eso que queremos en 2016…

Si bien diciembre es un mes que, en general, termina con cierto agotamiento después del año de trabajo, las fiestas y los mil y un eventos, por arte de magia, por las vacaciones o por los astros, ya en enero, ¡nos sentimos diferentes!

Es que el año calendario de por sí nos invita a dar vuelta la página…
Besito y Next!” a lo que no salió tan bien el año anterior.
Borrón y cuenta nueva, y a soñar, proyectar, planear para un 2016 muuuuchooo mejor…

¿Qué quiero lograr en este año que recién empieza?

De vacaciones o no, en enero nos convertimos en imanes, atrayendo toda clase de deseos positivos… y sí, las clásicas resoluciones de año nuevo se cuelan en nuestra mente y somos muchas las que nos atrevemos a escribir esa listita de ideas y hasta declaraciones para lograr eso que tanto anhelamos….

Obvio que no queremos pincharte el globo ni bajarte de un ondazo de ahi…. de esa nube taaannn agradable en la que soñás con todas esas cosas fabulosas para vos y tu emprendimiento. Disfrutalo, visualizalo, documentalo…. ¡está buenísimo!

¡El tema es que no te quedes ahi!
Cuando termines… bajá de la nube… volvé acá. Vos lo sabés muy bien: la mayoría de las resoluciones de año nuevo se desvanecen con el correr de los días si no hacés algo más al respecto

Entonces, ¿qué hacer?

Una vez que hayas disfrutado suficiente ahí en tu nube, que hayas jugado con esos sueños….

da un salto de fé: conectá con la creencia de que son posibles
decidí tomártelos en serio: bajá esos sueños a objetivos reales, concretos, posibles y medibles
documentá todo y comprometete con ellos…
trazá un plan de acción que te permita darle seguimiento y transitar el sendero que te lleva de donde estás al lugar que soñaste

Las resoluciones de año nuevo son poderosas y un motorcito que actúa como un impulso renovador. ¡Tenemos que darles la bienvenida!

¡Que disfrutes tu proceso de planificación y sueños por cumplir!
¡Que tengas un lindo año!

Hasta la próxima.

San y Vicky