La primera pieza para conseguir alumnos online

¿Recuerdas cuando eras peque al salir del cole, a veces había una persona repartiendo packs de cromos gratis a los niños?

Te hacían ese regalo para que, si te gustaba, te compraras luego el álbum y terminaras la colección comprando el resto de cromos en la tienda de chuches.

Es como cuando te quieres apuntar al gimnasio y te da una primera clase de prueba. Incluso cuando vas al dentista y te hacen la limpieza gratis. O cuando quieres comprar un coche y te dan una vuelta gratis.

Pues en internet ocurre lo mismo.

Respóndeme a una pregunta:

¿Normalmente cuando entras a una web que acabas de descubrir compras a la primera?

Si eres como el 90% de personas, habrás respondido que no.

Aunque parezca mentira, a estas alturas en el siglo XXI, en internet hay una barrera que tenemos que superar para comprar el infoproducto o servicio online de otras personas o empresas.

Necesitamos que ganen nuestra confianza primero porque este medio es muy frío y nos falta ese factor humano y personal que puede haber en una tienda física, por ejemplo.

Para ello, normalmente antes de comprar nos informamos de quién es la persona que está detrás de esa web, nos leemos algunos posts de su blog para ver si sabe de lo que habla…

…y, si nos ofrecen algún contenido gratuito más concreto descargable, pues mejor que mejor, para poder visualizarlo cuando queramos incluso en algún momento que no estamos online.

Si vemos que su propuesta es interesante y nos ayuda con algún problema que tenemos en nuestro negocio o nuestra vida con el que no podemos avanzar solos, nos acabamos registrando a su newsletter y nos descargamos el regalo para ver lo que nos cuenta y poder aplicar algunos consejos rápidos cuanto antes.

Ya sabes la frase de moda:

“Givers get”.

Es el famoso karma digital. Cuanto más des, más recibirás.

Y lo mejor que puedes hacer es conseguir que esta persona que ha llegado a tu web y te acaba de conocer, se suscriba para tener una relación mucho más estrecha a través de email marketing y que puedas seguir manteniendo el contacto vía email con contenido de valor.

De esta forma, podrás mostrarle también tus infoproductos y servicios de pago en un futuro.

Retienes esa visitas, en lugar de dejar que se esfume para siempre, y lo mejor de todo, se puede convertir en un cliente potencial agradecido por todo lo que le estás solucionando con tus contenidos, infoproductos y servicios.

En resumen… ¿Para que nos sirve tener un Lead Magnet en nuestro negocio?

  1. Retener visitas: convertir visitas en suscriptores
  2. Filtrar y cualificar suscriptores
  3. Atraer a los alumnos y clientes potenciales adecuados
  4. Solucionar un pequeño problema de forma rápida
  5. Generar confianza y autoridad
  6. Es el primer paso para que compren tus infoproductos o contraten tus servicios

Ahora me gustaría hacerte de nuevo una pregunta:

¿Tienes ya creado tu lead magnet en tu negocio para conseguir más alumnos potenciales? Y si ya lo tienes, ¿estás satisfecho con los resultados que te está dando?

Me encantaría saber tu respuesta 🙂

Un abrazo

Elsa

PD1: Por cierto, para mi el Lead Magnet perfecto, tienes que cumplir con todas estas cualidades: 

  • Tiene una temática muy concreta
  • Se dirige a un colectivo o público objetivo muy concreto
  • Resuelve un problema muy concreto que esa audiencia tiene con tu temática
  • Es corto y rápido de consumir (10-15 minutos, si se trata un descargable, unas 10 páginas como muchísimo)
  • Muestra un beneficio o resultado concreto que se puede conseguir aplicando los consejos
  • Los lectores pueden tomar acción en el mismo día y ver resultados casi al momento
  • Es coherente con lo que vendes posteriormente

Puedes ver un ejemplo de un lead magnet que ha creado una de mis últimas clientas pinchando aquí.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.