Se nos viene encima fin de año, y ahora, nos encargaremos de un asunto que nos fascina, y que este año nos ha dado mucho de qué hablar: la productividad. A continuación, les presentamos las 10 mejores aplicaciones de productividad de 2013, algunas de las cuales ya hemos mencionado anteriormente, y otras que aparecerán por primera vez. Si sienten que hemos dejado alguna fundamental afuera, siempre están más que bienvenidos a dejar sus sugerencias en los comentarios.

Wunderlist

Comenzamos nuestra lista de mejores aplicaciones de productividad con una de nuestras favoritas,Wunderlist. Si bien no es nueva en el mercado, este año realmente movió la balanza a su favor gracias a la incorporación de Wunderlist Pro, una alternativa para los usuarios más intensivos que incorpora funcionalidades eficientes y más que necesitadas. Uno de sus valores diferenciales en este aspecto esFiles, que permite subir cualquier tipo de archivo a una tarea, algo fundamental para el trabajo colaborativo. Pero, más que nada, y más allá de sus funcionalidades de pago, Wunderlist sigue siendo una de las herramientas más accesibles, intuitivas y productivas del año.

Fantastical

Ofertas de calendarios para iPhone hay muchas, pero algunos realmente destacan por sobre el resto. En nuestra lista de aplicaciones más innovadoras para iOS, mencionamos a Sunrise Calendar. Pero en el terreno de la productividad, el ganador es Fantastical. Esta herramienta nos brinda una gran cantidad de funcionalidades, pero no por esto es complicada de usar. Incorpora navegación por gestos, y crear una nueva entrada, con recordatorios y todo, es muy sencillo. Es una de las mejores alternativas al calendario nativo que viene con el iPhone, y es ideal para cualquier persona que tiene que tener un control estricto. ¡Adiós a la agenda de papel!

IFTTT

IFTTT (If This, Then That) no es una novedad en el mundo de la web. Este permiso nos permite automatizar ciertas tareas que, si bien sencillas, muchas veces quedan en el olvido. Por ejemplo, hacer un backup automático en Dropbox de todas las fotos que subimos a Facebook. Este año, la aplicación de IFTTT para móviles brilló, permitiendo que los usuarios ya enamorados del servicio pudiesen hacer nuevas recetas directamente desde el teléfono, usando la información que tenemos a mano en el teléfono. Los que venían de usarlo desde la web ahora encontrarán un universo ampliado para mejorar la productividad, como por ejemplo, el uso de la libreta de contactos del teléfono.

Mailbox

Vamos a pecar de repetición: Mailbox ya fue seleccionada como una de las mejores apps iOS en una de nuestras listas anteriores. Pero no podemos dejar de mencionarla de nuevo, sobre todo cuando seleccionamos la creme de la creme del mundo de la productividad. Mailbox nos permite tener un control mucho más exhaustivo sobre nuestra bandeja de entrada, y funciona al mismo tiempo como un gestor de tareas relacionadas con los correos que nos llegan. Incorpora algunos gestos textuales para administrar los emails, y, en definitiva, es una de las mejores opciones para quienes están buscando un cliente de correo poderoso y eficiente (si es que no tienen Gmail). Además, es completamente gratuito, un fuerte diferencial frente a su competencia Sparrow, también de Google.

Doctape

La nube también ha explotado en 2013 y les hemos presentado una variedad de herramientas y servicios que nos permiten almacenar documentos de forma sencilla para poder accederlos desde cualquier parte. Dentro de las mejores aplicaciones de productividad del año, no podemos dejar de mencionar a Doctape, que nos permite generar una nube personal con todos nuestros archivos. Con 5Gb de almacenamiento gratuito, y la posibilidad de mejorar nuestro almacenamiento con una cuenta por suscripción, Doctape nos permite generar una nube personal donde podamos tener guardados todos nuestros archivos. En este caso, está disponible para OS X y una variedad de dispositivos iOS: teniéndolo instalado en varios dispositivos, tendremos todos nuestros documentos sincronizados.

TeamViz

Existen muchas técnicas probadas para aumentar la productividad, que, obviamente, dependen de la persona para realmente ser efectivas. TeamViz es una utilidad que combina dos técnicas más que conocidas, la técnica Pomodoro y Getting Things Done, para desarrollar un mecanismo de trabajo colaborativo. La herramienta está disponible para Windows, OS X, Ubuntu, iOS y Android, y es gratuita, aunque también cuenta con dos modalidades de suscripción. TeamViz nos ofrece un contador que irá determinando los diferentes períodos del día en secciones de 25 minutos (como indica la técnica Pomodoro) y también incorpora listas de tareas fáciles de manejar (en línea con Getting Things Done). TeamViz es sencilla pero muy efectiva, y no puede dejar de estar en las mejores aplicaciones de productividad del año.

Pocket

Otra de nuestras herramientas favoritas es Pocket, una forma de poder leer más tarde lo que encontramos en la red cuando estamos ocupados. Con sincronización con una infinidad de servicios, extensiones para navegadores, y aplicaciones móviles, Pocket es, sin dudas, una de las mejores aplicaciones de su casta. Si estamos en la computadora, solamente tenemos que hacer clic en el ícono de la extensión instalada para guardar un artículo que queremos leer más tarde. Lo mismo es válido desde el móvil, nada más tenemos que compartir el artículo con esta aplicación. Si queremos leer lo que tenemos guardado, ingresamos a nuestra cuenta desde la web o desde el móvil, con su app específica. Sincronización suprema para todos.

Overtask

Otra de las mejores aplicaciones de productividad que más nos ha llamado la atención este año, y que sorprendentemente no ha recibido tanto buzz, es Overtask. La propuesta de Overtask es tan sencilla que no podemos evitar enamorarnos: nos ayuda a aumentar nuestra productividad tomando como base las pestañas que tengamos abiertas en Google Chrome, organizando nuestro día a medida que navegamos. Así, con Overtask, cada vez que abrimos una nueva pestaña obtendremos una lista de nuestras tareas pendientes que hayamos cargado previamente en la aplicación. Es muy sencillo de usar, y nos permite trabajar con diferentes categorías para poder organizar nuestras prioridades. Lo mejor es que utiliza algo que hacemos normalmente, la apertura de pestañas, para que nunca nos olvidemos de nuestros pendientes.

Hightrack

Otra de las mejores aplicaciones de productividad que nos han marcado este año es Hightrack. Cuenta con una propuesta muy similar a la de Wunderlist, con una versión gratuita para los usuarios más tímidos, y una versión Premium para aquellos que necesiten funcionalidades adicionales. Usando el concepto detracks, Hightrack tiene una propuesta que abandona las listas para generar una especie de cartelerasimilar a la que podemos encontrar en Trello. Pero, además, presenta una sincronización con nuestro calendario, para que nuestras citas y eventos estén en el mismo lugar que nuestras tareas. Parece tonto, pero es fundamental para no llenarnos de tareas un día en el que estamos ajustados de tiempos.

IQTELL

Finalmente, cerramos nuestras mejores aplicaciones de productividad de 2013 con IQTELL. De la misma forma que TeamViz, IQTELL también combina dos conocidas técnicas de productividad: en este caso, de nuevo Getting Things Done pero incorporando también Inbox Zero. Una de las bondades de IQTELL es que es capaz de adaptarse a la técnica de productividad que nosotros preferimos. Cuenta con una aplicación web fácil de acceder desde la web, y aplicaciones móviles para iOS y Android. La información que tengamos será sincronizada a través de los servidores del servicio en todos los dispositivos. Con IQTELL, tenemos la posibilidad de organizar nuestras tareas en diferentes carpetas. Es una suite poderosa que puede ser usada tranquilamente por pequeñas y medianas empresas para organizar el día a día del trabajo y no dejar nada sin responder.

Un artículo publicado en Bitelia