Los 5 errores que cometes al lanzar un blog por el método tradicional y, como evitarlos

Todos volveremos del verano con las pilas cargadas y muchas ganas de lanzar ese blog que llevamos dentro desde hace días, semanas, meses o incluso años.

Pero… ¿y si te dijera que probablemente te vas a equivocar en la forma de lanzar tu blog?

Que lo más probable es que, de aquí a 2 años, no consiguieras ingresos y que, si llegas a esos 2 años, la probabilidad de que superes el umbral de las 100 visitas al día es de un 23%.

Te he echado un jarro de agua fría.

Tranquilo, también vengo con la “toalla” para secarte y volver a motivarte. En este artículo te voy a explicar por qué creo que vas a fracasar si lanzas tu blog como lo hace todo el mundo y además te voy a mostrar otro método poco conocido que sí está funcionando.

Presta mucha atención, este post puede cambiar el concepto que tienes de un blog y trastocar todos tus planes futuros en el mundo del blogging.

Los problemas letales de lanzar un blog con el modelo tradicional

#1 Hay que montar un blog desde cero

Montar un blog, que parece sencillo pero no lo es, te puede llevar de 3 a 6 meses si no tiene experiencia previa con WordPress.

Vas a entrar en un alarmante estado de agobio tecnológico, procrastinarás y la decisión de montar tu blog se retrasará. Es (casi) inevitable que acabes buscando un tema mejor, un plugin mejor o un tutorial para poner esa cajita tan bonita que has visto en otro blog.

Está claro que hay personas que aprenden más rápido y se hacen con WordPress en días y otras que tardan esos 3-6 meses, pero la experiencia me dice que el segundo grupo es mucho mayor que el primero.

Además, una vez lanzado el blog, aunque ya existan decenas de tutoriales sobre todo, hay una curva de aprendizaje importante. Has montado el blog, pero ahora toda lidiar con Google Analytics, plugins como Thrive Leads o Thrive Content Builder, cómo funciona el maldito SEO Yoast, etc.

Todo esto te llevará a perder tu tiempo con problemas tecnológicos y con el síndrome del objeto que brilla. Quieres todo lo nuevo y todo lo que tienen otros, pero no sabes ni utilizarlo.

#2 Dispersión a la hora de hacer crecer la audiencia

Una vez superada la fase anterior, en la que puede que hayas perdido ya 6 meses, llega el momento de hacer visible tu blog. Y ahora te encuentras disperso entre tácticas como:

Al final no paras de escribir y te dispersas. Ni tan siquiera conoces a tu lector ideal, o tu ideal de él es muy generalista, y la mayoría de visitas que generas son 0% cualificadas.

Quizás también te hayas animado a usar Facebook Ads, pero el retorno de las campañas es nulo porque no sabes ni a quién hacerle la publicidad.

Muchas técnicas, muchas tácticas y ninguna estrategia. Te estancarás sin llegar a la Audiencia Mínima Viable y llegarás al temido momento de “solo me lee mi madre, mi padre, mi novia y las 10 visitas residuales que llegan de Google”.

#3 Línea editorial 100% generalista y estrategia de email marketing desastrosa

Si superas la fase anterior, algo que estimo que solo hace un 23% de los blogs tras hacer varias encuestas, te tocará fidelizar a tus visitas.

Esta fase puede durar de 6 a 12 meses y en ella muchos solo utilizarán el famoso “Date de alta y recibe mis nuevos posts en tu blog”. Vamos, la newsletter de toda la vida.

Una propuesta poco sexy, con un nivel de atracción minúsculo y con un blog 0% optimizado para captar correos. El resultado será que tu porcentaje de conversión de visita a suscriptor estará alrededor del 0.1-0.5%.

Con algo de suerte tendrás un Lead Magnet, que tampoco estará orientado con tu estrategia general y que no estará conectado con lo que intentarás vender en un futuro. Aunque este grupo es muy reducido, la mayoría seguirán optando por el gran “Únete a mi newsletter”.

Además, como tu línea editorial es muy generalista, la gente que se suscribe en tu lista no está bien segmentada. Tendrás tráfico, pero no ese tráfico que está listo para consumir tus contenidos a diario, convertirse en tu evangelista y comprar lo que vendas.

#4 Capacidad de venta cercana a 0

Debido a la desalineación entre el Know How que compartes en tus posts y la audiencia que tienes, no venderás nada.

Tu audiencia está desagregada y en el blog tienes de todo. Has atraído tráfico por atraerlo sin ningún tipo de cualificación, por lo que tienes una audiencia generalista que no sabe muy bien qué quiere tampoco.

Además, tu estrategia es un puzzle difícil de comprender en el que el Lead Magnet, los contenidos y lo que intentas vender no están alineados. Es como si intentaras llevar a una persona a la venta a través del camino más largo.

En el mejor de los casos, tardarás casi 2 años en vender algo. Y 2 años es mucho, ¿verdad?

#5 El precio de montar un blog con el sistema tradicional

Vamos a hacer un cálculo con todo lo anterior:

  1. Para seguir el proceso anterior vas a invertir 10 horas a la semana. En total, durante 2 años, eso suma 1.040 horas.
  2. Imaginemos que tu precio por hora es de 25€ y multipliquemos la cifra por las horas. En total, durante 2 años, has desperdiciado 26.000€.

Este es el coste de arranque del método tradicional de blogging. Y todavía no me he metido a hablar del propio presupuesto del blog, en el que se pueden ir fácilmente otros miles de euros.

¿Hay otra forma de montar un blog?

Yo sé muy bien que quieres un negocio online de estilo de vida, pero lo más seguro es que no quieras transformarte en un editor tradicional y producir contenidos eternamente y tirar 2 años de tu vida para conseguir un par de ventas.

No quieres liberarte de tu jefe para ser esclavo de tu blog, así que he ideado una nueva forma de hacer blogging. La he llamado Extreme Blogging o Blogging Extremo.

La llevo implementando desde hace unos meses con mis clientes con resultados increíbles:

  • Centenares de suscriptores por e-mail en cuestión de días.
  • Ventas – y hablo de decenas de ventas, no una venta ocasional- en menos de 30 días.
  • Un sistema light para vender casi todos los días del año que puedes montar en 28 días o menos.

Para crear mi método extreme blogging he tenido que desaprender todo lo que sabía sobre blogging para, por fin, revolucionar cómo se va a diseñar y hacer crecer un blog hacia las primeras ventas a partir de ahora.

¿Te apetece descubrir este método y las diferencias que tiene con el blogging tradicional?

Las diferencias esenciales entre el Extreme Blogging y el blogging tradicional

#1 El sistema funciona de forma inversa

En el modelo tradicional de blogging el proceso pasa por crear el blog, conseguir audiencia, fidelizarla e intentar crear una cartera de productos para vender si hay suerte.

Sin embargo, con Extreme Blogging el proceso es totalmente inverso:

  1. Definir qué vas a vender: en 7 días vas a definir qué quieres vender para entender las necesidades de tu lector, sabiendo cómo lo vas a ayudar desde el momento Nº 1 y conociéndolo al 100%.
  2. Fidelizar lectores: una vez que sabes qué vas a vender, tratarás de fidelizar lectores en suscriptores desde el primer día de tu blog con un sistema mínimo viable que no necesita ni un propio blog.
  3. Conseguir audiencia y vender a la vez: una vez montado el sistema atraeremos tráfico para conseguir nuevas altas que entren en el sistema y acaben convirtiéndose en clientes.
  4. Desarrollar un blog tradicional: tras validar las 3 primeras fases durante un tiempo prudencial, pasaremos a desarrollar el clásico blog tradicional con todas las bases más que sentadas.

Este método es un método para valientes, ya que reduce todo lo que hemos visto en 24 meses a 6 y te obliga a vender desde el minuto Nº 1.

Lo importante aquí no es triunfar directamente, sino fracasar rápido y barato. En el tiempo en el que podrías fracasar con un blog tradicional, con Extreme Blogging ya podrías haber probado 4 alternativas distintas.

#2 Reduce el blog a una versión mínima viable

Tu blog se va a reducir a una página, a la expresión mínima de un blog.

La única página que quiero que esté en tu blog es una squeeze page que contenga los siguientes elementos:

  1. Regalo irresistible: necesitas un Lead Magnet irresistible, conectado con tu futura oferta y que convierta al menos un 25-50% de las visitas que entren en la página.
  2. Página orientada a beneficios: una página 100% dedicada al regalo gratuito en el que presentes los beneficios y entregues directamente la guía a cualquiera que esté dispuesto a descargarla.
  3. Nada más: no hace falta nada más. Olvídate del resto.

Lo único que van a ver todas las personas que visitan tu blog es esta página y, de esta forma, lo haces totalmente irresistible.

#3 Más retención, menos atracción

Filosofía Extreme Blogging: fidelizo en el acto o estas visitas se irán para siempre y tendré que cansarme y hasta agotarme en generar nuevas visitas para conseguir mis objetivos de venta.

Lo único que puede hacer una visita en tu blog es suscribirse o irse. No hay más opciones.

¿Y sabes qué ocurre cuando reduces las opciones a una persona? Que el porcentaje de que hagan una u otra aumenta. Deja que me explique.

Si yo le doy a 100 personas a elegir entre A, B y C, puede que un 20% elija A, un 50% B y un 30% C. Pero si les doy a elegir entre A y B, el porcentaje de uno de los 2 subirá porque ese 30% restante se tiene que repartir.

Que la gente decida entre suscribirse (A) o irse (B) dependerá del tráfico que envíes a la página, la calidad de tu squeeze page y lo alineado que esté tu Lead Magnet con ese público.

Aun así, aunque ese Lead Magnet fuera realmente malo, vas a conseguir más suscriptores que con el tradicional “únete a mi newsletter”.

#4 Solo necesitas 6 posts

No vas a tener un blog, pero sí vas a tener posts.

“Franck, ¿cómo voy a tener posts sin un blog al uso?”

Tranquilo, tenemos a un amigo muy potente dispuesto a distribuir tus posts de la forma más eficiente posible. Ese amigo se llama autoresponder.

Durante ese autoresponder ofrecerás los diferentes posts a través de emails o páginas privadas solo disponibles para suscriptores en los que buscarás conseguir lo siguiente:

  1. Confianza: contarás tu historia y les harás ver quién eres. Es importante que conecten a un nivel emocional más allá de solo leerte.
  2. Autoridad: tendrás que dejar claro que no eres un charlatán vendiendo humo y para eso tienes que demostrar tus conocimientos.
  3. Camino a la venta: todos los posts irán dirigidos a conseguir ventas posteriores, una vez hayas conseguido los elementos anteriores.

Con 6 posts enviados a través de un autoresponder será más que suficiente. Y te aseguro que lo es como puedes ver en los casos de éxito mis alumnas Maite y Elsa.

#5 Vendes desde el día Nº 1

El objetivo es que hagas tu primera venta en 30 días o menos tras lanzar tu Extreme Blogging. Es muy ambicioso, pero más que posible como has visto en los 2 casos anteriores.

En estos momentos quieres montar un blog -no lo tienes- y quieres transformar este blog en un negocio digital próspero. No dispones de más de 10 horas a la semana porque seguramente tendrás un trabajo, familia, y vida social. Además, eres novato en estos temas y en muchas de las cosas que te voy a plantear hacer, con lo cual parece razonable tratar de evitar ponernos en líos, ¿sí o no?

Entonces, ¿qué vendes desde el día Nº 1?

Si tienes poco tiempo, los servicios quedan descartados y tenemos que probar con los infoproductos. Pero en estos momentos es más que probable que no dispongas de ningún infoproducto.

La solución es muy fácil: vende el infoproducto de tu competidor Nº 1.

Únete a su programa de afiliados, conviértete en comisionista y comienza a vender mañana mismo. ¿Por qué te doy esta solución antes que crear tu propio infoproducto?

  1. Porque no vas a perder el tiempo en crear uno y vas a confirmarás que tu audiencia está dispuesta a comprar algo.
  2. Porque generarás dinero desde los primeros días y te motivarás con esos avisos de venta que llegarán a tu correo.
  3. Porque no perderás el foco y te centrarás en conseguir más suscriptores y ventas.

Filosofía extreme blogging de nuevo: “no esperaré ni 24 horas antes de tratar de vender algo”, mentalízate.

Estarás dejando dinero en la mesa porque quizás te lleves un 20-50% del producto que vendes, pero hagamos cuentas.

Imaginemos que recibes una cantidad mínima de visitas al día (50), que conviertes un 25% de esas visitas gracias a esa squeeze page y que el producto de afiliado se vende a 50€ con un 40% de beneficio para el afiliado:

  • Visitas al mes: 1.550.
  • Suscriptores al mes: 387.
  • Ventas conseguidas: 15-20 (3-5% de conversión).
  • Ingresos: 300-400€.

Estamos hablando de un blog 100% sencillo que, con esa cantidad ridícula de visitas, podría estar generándote más de 4.000€ al año vendiendo un producto que te ha costado 0 minutos crear.

No está mal, ¿no?

¿Qué método vas a elegir tú?

Antes de finalizar, quiero aclarar algo: no todos los que utilizan el método tradicional fracasan ni los que utilizan el método Extreme Blogging triunfan.

Sin embargo, sí he detectado que con este método se eliminan muchos problemas, incertidumbres y pérdidas de tiempo habituales en los más novatos.

Te obliga a vender desde el primer día, a centrarte en captar suscriptores y generar tráfico y no tanto en escribir cientos de posts o mantener un calendario editorial estable.

He dejado muchos “huecos” en la explicación del método en este post y estoy seguro de que, tras verlo, tendrás muchas dudas. No te preocupes, prometo traerte más información sobre él y darte más detalles en futuros posts.

Y ahora solo me queda preguntarte… ¿serás Extreme Blogger o Blogger Tradicional?

P.D.: si has lanzado ya tu blog, sea con el método que sea, y estás buscando visibilidad… ¡esto te interesa!

Un artículo escrito por Franc Scipión

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.