10 cosas que deberías saber antes de empezar una página nicho de afiliados

Muchas de las personas que leen ese post deciden seguir mis pasos y crear su propia página nicho, y no hay semana en la que no me lleguen varios e-mails con preguntas sobre el tema: ¿Por dónde empiezo? ¿Qué programa de afiliados me recomiendas? ¿Necesito estar registrado como autónomo?

Como hasta ahora he escrito poco sobre marketing de afiliados, he decidido empezar una serie de posts en los que compartiré contigo todo lo que sé sobre este mundillo. Te diré cuál es mi visión del SEO en la actualidad, y te mostraré la evolución de mi página de ebooks en estos dos últimos años.

En este primer artículo voy a contarte algunas cosas sobre afiliación y páginas nicho sobre las que muy poca gente habla pero que considero importante que conozcas antes de lanzarte a la piscina.

Remember: cómo funciona el marketing de afiliados y qué es una página nicho

Antes de empezar, me gustaría recordarte brevemente cómo funciona el marketing de afiliados y a qué llamo yo una página nicho.

El marketing de afiliados consiste simplemente en promocionar productos o servicios de un tercero a cambio de una comisión por cada cliente que realiza una compra. Funciona de la siguiente manera:

  • Te registras como afiliado en la web de esa compañía o en una de las distintas redes de afiliación
  • Una vez que la compañía te acepta como afiliado, puedes generar enlaces personalizados a sus productos
  • Escribes en tu web un artículo sobre el producto que quieres promocionar y colocas un link personalizado al mismo
  • Tus lectores hacen clic en el link personalizado y son redirigidos a la página del producto como si fuese un link normal. Sin embargo, la página registra que tú has sido quien ha enviado a ese usuario
  • Si el usuario realiza una compra en cierto periodo de tiempo, te llevas una comisión fija o un porcentaje del importe total de la venta

Cuando hablo de una página nicho me estoy refiriendo a una página sobre un tema muy concreto cuyo único objetivo es promocionar productos de terceros mediante enlaces de afiliados.

La estrategia para generar ingresos pasivos tiene tres partes:

  1. Crear la página web
  2. Escribir varios artículos sobre los productos que quieres promocionar e incluir enlaces de afiliado
  3. Utilizar técnicas SEO para posicionar la página en las primeras posiciones de Google para los términos que busca la gente interesada en comprar los productos que promocionas

Una vez que el sistema está funcionando, es como una máquina de producir dinero. Cada día varias personas llegan a tu web a través de Google (gratis), leen tus artículos, pulsan en tus links de afiliado, algunos acaban comprando el producto y a ti te ingresan una comisión mientras disfrutas de una caipiriña bien fresquita en las playas de Brasil.

Y ahora que está todo clarito, podemos entrar en materia 🙂

1. El marketing de afiliación no sólo funciona en las páginas nicho

En general, la mayoría de la gente que quiere ganar dinero con afiliación empieza una página nicho.

Como comenté antes, una página nicho es una web con varios posts sobre un tema muy concreto. El único objetivo de esos artículos es interceptar a los usuarios que están pensando en comprar un producto por Internet y conseguir que lleguen a la web que lo vende a través de nuestro enlace de afiliado para así llevarnos una comisión. Por eso, los artículos suelen tener títulos como «Análisis de la nueva cafetera Nespresso», «Los ebooks más vendidos del 2014» o «Las 5 mejores lavadoras con función de secado».

Esta estrategia tiene sus ventajas, como que al centrarse exclusivamente en el proceso de compra maximiza las conversiones y minimiza el número de artículos que tienes que escribir, pero también presenta algunos inconvenientes:

  • Tus lectores son de «usar y tirar». Si creas una página para ayudar a elegir que lector de ebooks comprar, como hice yo, la gente te leerá únicamente cuando necesiten comprar un lector de ebooks. Una vez que sepan qué modelo quieren, te olvidarán para siempre.
  • Tus ingresos son muy inestables. Al depender exclusivamente de Google para conseguir tráfico, eres muy vulnerable a los cambios de algoritmos y a la llegada de nuevos competidores (más sobre esto en el punto 3).
  • Te aburres escribiendo. Cuando empiezas una página nicho lo haces únicamente para ganar dinero. Por eso, a la hora de elegir temática, el que sea rentable suele ser más importante que el que te guste. Si no tienes alguien que escriba los artículos por ti, el sentarte a redactar análisis de lavadoras, carritos de bebé u otros productos que no te interesen puede ser un soberano coñazo.
  • No aportas mucho valor al lector. Ayudar a alguien a elegir una máquina de coser está bien, pero no va a tener un profundo impacto en su vida ni va a hacer que te sientas realizado. Además, como el objetivo de las páginas nicho es sólo ganar dinero, la mayoría de los artículos que se suelen escribir dejan mucho que desear.

Existe otra manera de ganar dinero con comisiones de afiliados que es menos pasiva, pero que no sufre de estos problemas y además es mucho más gratificante: crear un blog.

Si tienes un blog sobre WordPress en el que vas publicando posts útiles todas las semanas, poco a poco irás creando una relación con tus lectores y posicionándote como una autoridad en la materia. Cuando más adelante les recomiendes un producto de pago, estarán encantados de comprarlo a través de tu enlace de afiliado para que te lleves una comisión.

Esta es una estrategia más lenta pero también más estable, ya que no dependes de Google y tus lectores son recurrentes. Además, se puede combinar con otras formas de monetización como la creación de productos propios y tiene un potencial económico muchísimo mayor.

2. Hay vida más allá del programa de afiliados de Amazon

Me sorprende ver que la mayoría de la gente que empieza una página nicho lo hace con el objetivo de promocionar productos de Amazon. De hecho, si supierais la de correos que recibo preguntándome cómo ser afiliado de Amazon y montar un nicho con este sistema os sorprendería.

Que conste que Amazon es una de mis empresas favoritas del mundo mundial, pero debo reconocer que su programa de afiliados en España deja mucho que desear.

Para empezar, las comisiones que pagan Amazon y sus afiliados son muy bajas:

  • 5.0% en electrónica de consumo, hogar, cocina, música, informática, software, deportes
  • 10.0% en libros, Kindle, MP3 y productos de AmazonBuyVIP
  • 8.0% en el resto de productos

Ya de entrada estas cifras son muy pobres, pero si encima tenemos en cuenta que los productos más exitosos de Amazon pertenecen a la primera categoría y que las comisiones están limitadas a un máximo de 10 euros por producto (por un móvil de 600 euros no te llevas 30 euros, sino 10), apaga y vámonos.

Hay quien decide promocionar libros, que se venden mucho y además tienen un 10% de comisión. El problema de los libros es que sólo cuestan entre 10 y 20 euros; si a eso le descuentas el 21% del IVA y lo divides por 10, lo que te queda a ti apenas llega a 1 euro. ¡Vas a tener que vender muchos libros si quieres ganarte la vida de esa manera!

Sin duda la mejor opción si vas a trabajar con Amazon es promocionar el Kindle. Es su producto más vendido y un Kindle Paperwhite te deja 10 euros de comisión por unidad. La pega es que se trata de un nicho saturado y con mucha competencia, así que te deseo mucha suerte si acabas tomando ese camino.

Otro punto negativo del programa de afiliados de Amazon es que su cookie sólo dura 24 horas. Esto quiere decir que después de hacer clic en uno de tus links, el usuario tiene que finalizar la compra en las siguientes 24 horas o no se registrará tu comisión.

Si vas a empezar una página nicho, te aconsejo que no te limites a productos físicos sino que también explores el maravilloso mundo de los productos y servicios digitales. Aquí tienes algunos ejemplos de lo que puedes promocionar:

… y un largo etcétera.

La afiliación en Amazon no es el único camino para el marketing de afiliados y ahora puedes comenzar a explorar otros caminos.

Cuando veas algo que quieras promocionar, simplemente busca en Google «afiliados <nombre de la web>» para ver si tienen un programa de afiliados. También puedes encontrar ideas de productos en páginas como Clickbank o E-Junkie.

3. Google es tu amo y señor

En una página nicho, tus ingresos son proporcionales al número de personas que visitan tu web. Por ejemplo, si tu porcentaje de conversión es del 1% y cada comisión es de 10 euros, 1000 visitas te generarán 100 euros. Multiplica tus visitas por 10 y multiplicarás tus ingresos por 10.

El problema es que como tu volumen de tráfico depende de Google, tus ingresos también dependen de Google. Un cambio de algoritmo o la llegada de nuevos competidores pueden hacer que de un día para otro tus ingresos se reduzcan a cero.

No sé tú, pero yo no dormiría tranquilo sabiendo que en las oficinas de Google alguien tiene un botón capaz de hacer que mi sueldo pase a ser 0 de la noche a la mañana…

La forma de reducir tus niveles de riesgo es la misma que cuando inviertes en bolsa: diversificar. Puedes tener muchas páginas nicho (raro sería que se hundiesen todas a la vez), o tener otras fuentes de ingresos además de tu página nicho, pero nunca nunca nunca te la juegues a una sola carta. Estás avisado.



4. El SEO es la habilidad más importante

Hay dos tareas fundamentales que debes realizar sí o sí en una página nicho: crear contenido y posicionar ese contenido en Google.

La creación de contenido es muy importante, ya que va a determinar tu tasa de conversiones y también va a influir en tu posicionamiento en buscadores. Sin embargo, de nada sirve que tengas los mejores artículos del mundo si nadie los lee. Por eso, la habilidad verdaderamente importante y que debes dominar si quieres que tu página tenga éxito es el SEO.

En una página nicho la optimización en buscadores es la verdadera clave, ya que Google es tu principal fuente de tráfico (y por tanto de ingresos). Deberías invertir el 90% de tus recursos en aprender, experimentar y hacer SEO.

Dos recomendaciones importantes respecto al SEO:

  1. Nunca contrates a alguien para que lo haga por ti. Si cualquiera de esos «expertos en SEO» supiese posicionar una página desde cero, posicionaría sus páginas y se haría rico en vez de vender sus servicios a otros. Así que yo personalmente no me fiaría, ya que un mal SEO puede hundirte una página por completo. Lo que sí que puedes hacer es comprar links concretos, pero NUNCA dejes tu estrategia SEO en las manos de otros.
  2. Ten siempre el control de todos los enlaces artificiales que crees hacia tu página. De esta manera, si hay un cambio de algoritmo o te penalizan, puedes solucionar el problema inmediatamente.

Esta dependencia absoluta del SEO es lo que hace que una página nicho nunca pueda ser completamente pasiva. Siempre vas a tener que estar al tanto de las últimas novedades y luchando sin descanso contra el equipo de ingenieros de Google, que cobran una pasta para evitar que gente como tú consiga posicionar páginas artificialmente 🙂

Personalmente, te confieso que el SEO me resulta bastante frustrante porque nunca sabes con exactitud qué es lo que de verdad funciona. Mientras que en un blog cuanto mejores son tus artículos más repercusión tienen, en el mundo del SEO tus acciones pueden tener efectos aleatorios. Un buen SEO debe ser muy metódico y estar experimentando continuamente.

5. La barrera de entrada es extremadamente baja

El otro día entro en Facebook y me encuentro el mensaje de un amigo:

«¡Tío, mira lo que he empezado! ¡Una página nicho sobre máquinas de afeitar!»

Cuando lo leí, lo primero que pensé fue: «¿En serio? ¡¿¿Pero tú también??!»

Las páginas nicho se han puesto de moda en España. Hoy en día hasta el hijo del vecino tiene una página nicho sobre lo que sea (normalmente utilizando el programa de afiliados de Amazon). Y es que crear una web se ha vuelto tan sumamente sencillo y barato que cualquiera con un poco de paciencia puede hacerlo.

Cuanto más baja es la barrera de entrada más alta es la competencia, y el que haya mucha competencia es especialmente problemático cuando dependes de la aleatoriedad Google. Puedes currarte el mejor artículo del mundo, uno de 3.000 palabras que aporte un montón de valor a tus lectores, y que aun así aparezca por delante de ti en los resultados una basura de post de 400 palabras copiado simplemente porque al dios todopoderoso Google le gusta más. Y tú no puedes hacer nada para cambiarlo… Te lo cuento porque me ha pasado y es MUY FRUSTRANTE.

En la bolsa se suele decir que cuando todo el mundo compra es el momento de vender, y que cuando todo el mundo vende es el momento de comprar, y esto también es aplicable a Internet. Si crear páginas nicho se vuelve demasiado fácil y se pone de moda, quizá sea el momento de empezar otro negocio pasivo con una barrera de entrada un poquito más elevada, como por ejemplo el dropshipping.

No quiero desanimarte ni decirte que no empieces una página nicho. Pienso que el mercado sigue abierto y que tiene un tremendo potencial económico, pero también que quiero advertirte de que la competencia es feroz y que Google sólo muestra 10 resultados en la primera página para cada búsqueda, así que no te va a quedar más remedio que hacerlo mejor que todos los demás.

6. Vas a tener que invertir dinero

Hay quien se piensa que los únicos gastos necesarios para crear una página nicho son contratar un plan de hosting y un dominio. O peor aún: hay quien se piensa que se puede hacer gratis, con un blog de Blogger o de WordPress.com.

Si eres una de esas personas, siento mucho romper tus ilusiones pero las cosas ya no funcionan así. Para que tu página nicho tenga éxito vas a tener que invertir dinero en ella como en cualquier otro negocio. Más concretamente, vas a tener que gastarte dinero en comprar enlaces potentes (por ejemplo, notas de prensa). ¿O acaso te pensabas que ibas a poder competir con dominios con años de antigüedad a base de links en directorios de artículos? Y además de enlaces, seguramente te toque invertir también en software y formación.

No puedo decirte exactamente qué presupuesto necesitas para tener éxito, ya que depende de lo competitivo que sea tu nicho y de lo rápido que quieras ver resultados, pero sí puedo asegurarte que vas a tener que gastar dinero en SEO, especialmente ahora que la barrera de entrada es tan baja. El invertir de entrada varios cientos de euros en tu página te permitirá superar al 95% de tus competidores que pretenden funcionar gratis.

Mi recomendación es que empieces con un presupuesto razonable, por ejemplo 500-1000 euros, y que lo que ganes los primeros meses lo reinviertas íntegramente en SEO hasta colocarte en primera posición para algunas palabras claves lucrativas.

Otra de las grandes dificultades aquí es saber en qué gastarse el dinero. Lo más normal es que malgastes unos cuantos cientos de euros hasta que aprendas un poco cómo funciona el maravilloso mundo (nótese la ironía) de la compra/venta de enlaces y dominios.

7. El que de verdad gana dinero es el propietario del programa de afiliados, no tú

Es importante que entiendas que en cualquier negocio el dueño siempre es el que se lleva la mejor parte.

Puedes ganar bastante dinero montando un franquicia de McDonalds, pero el que realmente gana MUCHO dinero es el dueño de McDonalds.

Puedes ganar bastante dinero vendiendo por Ebay, pero el que realmente gana MUCHO dinero es Ebay.

Y por supuesto, puedes ganar bastante dinero como afiliado de Amazon, pero el que realmente gana MUCHO dinero es Amazon.

Quizá a primera vista el que Amazon te pague 10 euros por vender un Kindle Paperwhite te parezca un chollo, pero te aseguro que a ellos les sale muy rentable. Por el módico precio de 10 euros les estás haciendo publicidad desde tu web permanentemente y les estás consiguiendo un cliente. Ese cliente ya es suyo para toda la vida, y de todos los ebooks que compre a partir de ahí tú ya no verás ni un duro, igual que no verás ni un duro del Kindle que compre meses más tarde para su mujer ni de la tablet que compre en Amazon las próximas Navidades.

Yo me di cuenta de esto hace tiempo y empecé a crear mis propios productos. Tengo muy claro que mi objetivo a largo plazo es ser yo el que tenga el programa de afiliados.

8. El propietario del programa de afiliados tiene el control

El dueño del programa de afiliados no sólo es el que de verdad gana pasta, sino que también es el que tiene el control. Puede, sin previo aviso, cambiar sus condiciones y reducir el importe de las comisiones que te paga a la mitad, o simplemente cancelar el acuerdo de afiliación porque le apetece.

Te recomiendo que leas este artículo en el que David Bonilla cuenta su experiencia personal en este tema:

Una historia de violencia

Dudo mucho que Amazon vaya a cerrar su programa de afiliados, pero es algo que otras empresas más pequeñas ya han hecho y que puede pasar. Sólo quiero que lo sepas y que estés preparado para que si te ocurre no te quedes con el culo al aire.

9. Combinando afiliación y programación se pueden crear cosas muy interesantes

Si sabes programación web y quieres empezar en el mundo de la afiliación, no montes una página nicho como la de todo el mundo. En vez de eso, utiliza tus habilidades para crear algo más potente y dominar a tu competencia no-tecnológica.

Echa un vistazo a esta web. Es un buscador de videojuegos. Busca el precio de cualquier videojuego en 20 tiendas diferentes y te muestra un enlace de afiliado para comprarlo en la más barata.

O fíjate en esta otra. Como ves, no es un WordPress, y los links de afiliado de cada zapatilla se generan automáticamente. Tiene 1140 zapatillas en la base de datos… ¿Crees que otras páginas de zapatillas podrían competir con ella haciendo lo mismo manualmente?

Lo que trato de decirte es que saber PHP, Ruby o JavaScript es una grandísima ventaja porque te permite llevar el modelo de negocio de afiliación más allá y hacer cosas mucho más interesantes, como autogenerar posts cogiendo contenido de otras fuentes o generar dinámicamente links de afiliados de distintas tiendas, ¡¡así que aprovéchate si puedes!!

10. No es fácil

Por último, me gustaría recordarte que crear una página nicho no es ni fácil ni la solución milagrosa que resolverá todos tus problemas económicos en un mes. Es un negocio como otro cualquiera y si quieres tener éxito vas a tener que formarte y echarle tiempo y ganas. Estos dos últimos años he conocido a bastante gente que lo ha intentado, pero a muy pocos que hayan conseguido superar los 100 euros mensuales. Espero que tú seas el siguiente

¡Mucha suerte!

ÁNGEL ALEGRE

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.