Llevo meses inquieto.

Hay algo dentro de mí que no para de dar vueltas por mi cabeza y que hasta me llega a molestar.

Y hoy he decidido decir “basta” y llevar toda esta inquietud desde mi cabeza hasta estas líneas en el blog.

¿De qué estoy hablando?

De que estoy harto de que nos llamemos y nos llamen bloggers o blogueros.

No somos bloggers ni blogueros, no nos dedicamos a gestionar un blog y ya está. Y tampoco creo que debamos estar en el mismo barco que otras miles o millones de personas que “solo tienen un blog”.

Suena cruel, incluso puede que déspota, pero piénsalo detenidamente y verás que es la cruda realidad.

Por eso hoy voy a dedicar este post, muchísimo más corto de lo normal, a ponernos un nuevo nombre que ya llevo utilizando desde hace años.

Se acabó, no somos bloggers… somos emprendedores knowmadas.

¿Por qué no somos bloggers?

Tenemos que matar la palabra blogger.

Porque blogger no engloba todo lo que somos ni lo que hacemos.

Para verlo claro, aquí tienes la definición de blogger o bloguero en la RAE:

Persona que crea o gestiona un blog.

Y ya está. No hay más. Un blogger es alguien que crea o gestiona un blog para el 99% de la gente (y para la Real Academia de la Lengua Española).

Piénsalo detenidamente: ¿tú te identificas con esta definición?

¿De verdad lo único que te diferencia en este mundo es haber creado o gestionado un blog? Eso lo puede hacer cualquiera.

Si le das este post a alguien, aunque sea una persona 100% tecnófoba, podrá montar un blog en 48 horas y considerarse blogger.

Tú eres mucho más que eso.

Y por eso necesito ponernos un nombre, decirlo en público e intentar que entre todos nos libremos de la etiqueta del blogger.

Emprendedor knowmada: la definición de todo lo que somos y hacemos

Para mí el concepto ideal, más allá de blogger, es emprendedor knowmada.

No somos bloggers, somos emprendedores knowmadas.

¿Por qué?

#1 Porque el blog solo es una parte de nuestra actividad

El blog es una forma de transmitir nuestros conocimientos, educar a nuestra audiencia y contactar con ella. De hecho, muchos ya hasta empiezan sin blog con el sistema Extreme Blogging.

Si puedes crear tu negocio online sin blog y sin escribir… ¿cómo nos vamos a llamar a nosotros mismos bloggers?

Sería una locura.

#2 Porque hacemos muchas más cosas que “crear y gestionar un blog”

Por ejemplo, en una semana normal gestionar este blog no ocupa ni un 3% de mi tiempo.

En nuestro Toggl el color que define las tareas del blog es el naranja clarito (¡el que ves ahí es el marrón de Deep Work!)

¿Lo ves por alguna parte? Yo no.

Te invito a que escuches el episodio de ayer del podcast “Confesiones sin Filtro de un Knowmada Digital” (iTunes o iVoox) para descubrir en qué se me va el tiempo más allá de las tareas que ves a la izquierda.

Te sorprenderá.

#3 Porque tenemos un negocio online que va más allá de un blog

Un blog en sí mismo, para la mayoría del mundo, solo es un lugar donde se publican artículos.

Nosotros publicamos artículos, trabajamos en educar a nuestra audiencia a través de formación online, tenemos un sistema para atender clientes y mejorarles la vida y hacemos 1.001 cosas más.

En mi caso, incluso tengo departamentos y “empleados” (no me gusta llamarlos así) como un negocio de toda la vida. Tenemos negocios online, no blogs.

#4 Porque nuestro negocio es el medio para ser knowmadas

Si preguntará a un millón de personas por qué quieren crear su propio negocio online con el sistema que lo hemos hecho tantos en estos últimos años, un 90% respondería lo siguiente:

Quiero crear mi propio negocio online para ser libre, decidir qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. 

Libertad.

La libertad de ser un knowmada que puede trabajar desde el salón de su casa con un portátil, desde la isla de Bali haciendo surf o mientras viajas por el mundo con tu novia.

Y si esos 2 últimos ejemplos suenan utópicos, te invito a que sigas a Javier Barros o Antonio G para ver que de utópicos no tienen nada.

Somos libres, somos knowmadas y somos diferentes. No somos “alguien que crea y gestiona un blog”.

Y tú, ¿con qué término te identificas más?

Quizás este sea el post más corto que he escrito en los últimos 2 años.

Pero es que este post solo tiene un objetivo: que todos nos unamos y creemos el “frente de los emprendedores knowmadas”.

Por eso te voy a pedir que me ayudes:

#1 ¿Qué término identifica todo lo que haces?

Yo he decidido que emprendedores knowmadas es el término que mejor engloba nuestra actividad. Somos emprendedores porque tenemos negocios y knowmadas porque tenemos libertad.

Pero… ¿y tú? ¿Crees que es el concepto ideal para ti o hay otro que te identifique más?

#2 Si estás conmigo, difúndelo

¿También eres un emprendedor knowmada y estás harto de la palabra blogger?

Vamos a decirlo a los 4 vientos:

No soy un blogger, ¡soy un emprendedor knowmada! #emprendedoresknowmadas 

Comparte este tweet y vamos a hacerlo público.

Si consigo con este post que este hashtag sea utilizado, al menos, 100 veces, me sentiré satisfecho. Con un alcance medio de 100 personas por cada cuenta, habríamos llegado a 5.000 personas.

Me vale.

#3 Únete a mi revolución

Además de este post, tengo un plan mucho más grande para hacer pública esta silenciosa revolución knowmada que estamos llevando a cabo.

Y ese plan se llama, como no podía ser de otra forma, Revolución Knowmada. Mi primer libro.

He estado trabajando en él durante gran parte de 2016 y he puesto todo mi alma y corazón en cada palabra del mismo.

Quería crear la verdadera “Biblia del Emprendedor Knowmada” y creo que no me he quedado lejos tras leer algunos testimonios como el de Deborah Marín de OyeDeb:

Estoy sorprendida de que se haya podido juntar en un solo libro todo lo necesitarías saber, no solo antes de lanzarte a la aventura de montar un blog con la esperanza de vivir de él algún día, sino también mientras ya estás metido en esta aventura. Es como “la pequeña biblia del blog rentable”. Si sumas el conocimiento que te brinda Franck a tu propia personalidad y tus valores, es probable que pronto te veamos dando mucha guerra por la red.

¿La buena noticia? Que podrás tenerlo en tu casa muy pronto. De hecho, en apenas 5 días si vienes al TribuCamp.

¿La mala? Que todavía no puedes comprarlo. Eso sí, puedes apuntarte a la lista de espera y te avisaré en cuanto pueda mandarte una copia a casa.

Y antes de irte, recuerda…

Apúntate a la lista de espera y reserva tu copia de Revolución Knowmada

Un artículo escrito por Frank Scipion