¿Odias las métricas? Descubre por qué todo copywriter necesita medir para mejorar su negocio y sus servicios

Ya sé que me vas a decir que no tienes tiempo.

También sé que estás como loco investigando todo sobre el nicho de ese nuevo cliente, mientras aún rematas las correcciones que te han hecho al último trabajo que has entregado.

Todos los freelances viven desbordados.

Eso es estupendo, tener muchos clientes es genial. Lo que no mola tanto es que tu cuenta bancaria no esté a rebosar si estás trabajando sin parar.

Olvídate de la productividad o la organización, que OK que son básicos, pero ese no es realmente tu problema. Porque el error donde nace todo es que no mides la rentabilidad de tus productos y servicios.

¿¿Me estás hablando de métricas??

Sí, pero antes de seguir, déjame que me presente 😉

Hola.

Soy Laura Ruiz de Caos Cero, especialista en administración de empresas y ControllerFinanciero.

En otras palabras, enseño a emprendedores digitales a controlar, analizar y trazar la estrategia de su negocio para generar más rentabilidad sin tener que trabajar más horas. Y en este post voy a compartir contigo:

  • Por qué las métricas te ayudan a ganar más dinero en tu negocio.
  • Cómo puedes mejorar tus servicios de copywriting midiendo.
  • Cuáles son las métricas que, sí o sí, debes tener controladas.

Hoy, por fin, las palabras se van a reconciliar con los números 😉

Nota importante: ¿es útil para ti este post si no eres copywriter? Pues sí, por supuesto, porque si tienes un negocio probablemente estés escribiendo el copy tú o, quizás, se lo delegues a un profesional. En ambos casos vas a sacar mucho partido a lo que te cuento en el post. Y si ofreces servicios y/o productos, no pierdas detalle de la parte en la que hablo de cómo medir para controlar tu negocio.

Aclarado esto, vamos al lío.

La doble importancia de las métricas para un copywriter

Cuando se habla de copywriting se suele hablar de persuasión, fórmulas, empatía, creatividad, storytelling… y no tanto de las métricas. Entonces, ¿es de verdad tan importante medir en el copywriting?

Sí, y mucho (un poquito más adelante te explicaré el porqué).

Pero es que además de que sea importante para mejorar tus servicios, también necesitas controlar las métricas de tu negocio (también denominadas KPI) para revisar que todo va bien. Sin métricas, tu proyecto es como un explorador sin brújula; quieres llegar a un sitio, pero te es imposible saber cuál es el camino.

Por eso ahora quiero desgranar por qué (doblemente) debes medir siendo copywriter.

A. En tu trabajo

Si eres copywriter te toca escribir páginas de venta, secuencias de email, guiones para vídeos, anuncios para Facebook Ads, etc. Pero, ¿cómo saber si tu trabajo funciona?

Midiendo.

1. Es la única forma de conocer la realidad de los resultados

Ya sabes que el copy no consiste en escribir “bonito”, sino con un objetivo estratégico (como los que tú deberías plantearte en tu negocio). Pero, por ejemplo, ¿cómo sabes si una landing page está funcionando si no mides la tasa de conversión?

Medir te permite ver la eficacia real de un texto, lo que a su vez, te aporta 2 cosas:

  1. Puedes optimizar haciendo test A/B.
  2. Aprendes lo que funciona o no, por lo que mejora también tu trabajo.

Las métricas te aportan seguridad a la hora de trabajar porque los números no engañan. Y es que la realidad es que no es lo mismo presentarle a un cliente una estrategia apoyada en métricas que sin ellas.

2. Aportas más valor a tus servicios

Dos copywriter presentan sendos presupuestos a un cliente:

  • Campaña de venta de 6 emails + página de venta = XXX€
  • Campaña de venta de 6 emails + página de venta + servicio de optimización durante X meses = XXX€

Las métricas te permiten optimizar un embudo de ventas y mejorar su tasa de conversión final. Tu cliente va a percibir mucho más valor en tu servicio, lo verá más completo y más interesante para su objetivo final si se lo ofreces con el extra del seguimiento, análisis y la optimización posterior.

Consejo extra: cuando finalice el periodo de tiempo de este primer servicio y tu cliente se sienta muy respaldado por tu trabajo, te será muy sencillo y natural ofrecerle un servicio de seguimiento y optimización extra que supondrá un ingreso recurrente para tu negocio y un cliente fidelizado 😉

3. Mejora tu marca personal

Cuando en una reunión compartes con tu cliente la hoja de cálculo donde registras todas las métricas de tu trabajo, casi inmediatamente consigues:

  • Generar confianza: tu cliente entenderá que gracias al seguimiento que haces de las métricas no dejas nada al azar.
  • Autoridad: los números impresionan, tu cliente te percibirá como un profesional más valioso.

Pero además, los datos te dan otra cosa muy importante que te explico en el siguiente punto…

4. Son pruebas de tu trabajo

Ya sabes lo importante que es ser específico a la hora de escribir. Entonces, ¿qué será mejor decir?

“He escrito funnels que generan ventas en automático todos los meses a mis clientes”.

O…

“He escrito funnels con una tasa de conversión del 10%”.

Al igual que se incluyen testimonios en las páginas de venta por la prueba social, las métricas con datos reales de tus servicios son otra forma de demostrar la valía de tu trabajo.

5. Detectas errores a tiempo

Estás en un lanzamiento y la captación no está yendo bien, no tenéis ni la mitad de leads que pensabais que ibais a tener a estas alturas.

¿Qué haces?

Si mides, puedes comprobar:

  • El nº de leads que vienen de la lista de suscriptores del cliente y comprobar la tasa de apertura y CTR de los emails.
  • El nº de leads que vienen de la publicidad y comprobar la tasa de conversión de la squeeze page, el coste por lead o el número de clics en los anuncios.

Si no mides, no puedes saber qué está funcionando y qué no, por lo que te tocará hacer cambios a ciegas como si estuvieses jugando a la lotería.

Y esto, querido, en mitad de un lanzamiento es como pegarse un tiro en el pie.

B. En tu negocio

Como freelance, te informo de que tienes un negocio que debes aprender a gestionar. Porque como te decía arriba, no medir implica estar dando palos de ciego con tu proyecto. Y para conseguir ese “vivir de escribir”, necesitas comprobar que tus servicios son rentables.

Te lo explico en detalle.

1. Mejoras la rentabilidad de tu negocio

Cuando ofreces servicios, tienes que controlar bien el tiempo que dedicas a cada cliente en relación a los ingresos y gastos que tienes. Vamos a hacer unos cálculos sencillos:

Pongamos que como acabas de empezar y quieres ganar clientes cuanto antes, por lo que decides cobrar por escribir una página de venta 100€ (ya sé que es una exageración, pero es para que se vea más claro el ejemplo).

Esa página de venta te ha llevado 4 horas escribirla, por lo que tú estás muy contento ya que te sale un precio por hora de 25€, ¿no?

Error.

  • ¿Te ha llevado de verdad 4 horas? ¿Has incluido todo el tiempo de las reuniones, la investigación y las correcciones?
  • ¿Y qué pasa con los impuestos? De eso que has cobrado, sobre un 20%, se lo va a llevar Hacienda.
  • ¿Y qué pasa con los gastos? La cuota de autónomos, Internet, herramientas…
  • ¿Y no le queda nada a la empresa? Tú eres un empleado de tu empresa que cobra un sueldo, por eso, cuando planteas una tarifa, no solo hay que pagar los gastos y tu tiempo, sino que a la empresa también le tiene que quedar su parte de beneficios.

Te aseguro que cuando muchos freelance ven las métricas reales de su negocio se llevan las manos a la cabeza, porque es cuando se dan cuenta de que están trabajando por cuatro duros.

De ahí que tantas veces los freelance estén encerrados en la típica rueda de hámster.

Y es que al no medir la rentabilidad de su trabajo, tienen que multiplicar las horas que están frente al ordenador para conseguir ganar lo suficiente para ir tirando.

2. Controlas mejor tu tiempo (te planificas mejor)

La gran mayoría de emprendedores no mide cuánto le lleva hacer su trabajo, lo que trae varios problemas encadenados.

El más evidente es la falta de rentabilidad que te acabo de explicar, pero hay otro muy importante y que se suele obviar. Si no mides cuánto te lleva hacer cada tarea… ¿cómo sabes qué cantidad de trabajo puedes abarcar cada mes?

Te explico un error muy usual.

A la hora de organizar su trabajo, muchos freelance dicen:

“Vale, el lunes por la mañana hago la página de venta. Por la tarde, acabo el post de ese cliente y hago la squeeze page del otro”.

Y así todos los días.

El primer problema es que estás valorando como productivas las 8 horas de tu jornada laboral, cuando la realidad es que nunca es así. Pero a esto, hay que añadir todo el tiempo que tienes que dedicar a hacer otras tareas necesarias pero no rentables: la facturación, planificación, responder emails, reuniones, etc.

Si midieses tu tiempo, serías consciente de la cantidad de horas que te lleva todo esto, podrías organizarte mejor y ajustar tus tarifas de forma más sensata.

Si no mides nunca tu tiempo, no puedes tener una estimación de cuánto te lleva hacer un proyecto web completo o un embudo de 12 emails. ¿Y si un mes te entran 5 peticiones de presupuesto qué haces?.

Ya te respondo yo: decirles a todos que sí y pasarte el mes siguiente encerrado en casa, sin levantarte del ordenador ni para darte una ducha.

Pero como encima no ves la rentabilidad de tus servicios, lo más probable es que todo ese esfuerzo extra que hagas por atender más clientes no se traduzca en una gran cantidad de dinero en tu cuenta bancaria.

3. Predices posibles fallos

Al igual que cuando hablaba del lanzamiento de un cliente, cuando mides dentro de tu negocio puedes ver lo que funciona y lo que no.

¿En qué está fallando tu embudo a la hora de captar clientes?

  • No llegan visitas a la web: tienes que trabajar la captación.
  • La tasa de conversión a lead es baja: ¿dónde tienes puestos tus formularios? ¿Tienes una squeeze page? ¿Interesa tu lead magnet a tu público ideal?
  • No vendes: ¿cuál es la tasa de conversión de la página de venta? ¿Cómo están funcionando los emails?

Las métricas te indican dónde está el farolillo rojo para que puedas focalizar tus esfuerzos en arreglar ese punto.

4. Localizas tendencias u oportunidades interesantes

¿Tienes un embudo que te está dando una conversión muy alta con tu lista?

Entonces, puede ser el momento de que alimentes ese embudo también con publicidad y escales tus resultados.

Ojo, eso sí, puedes meter publicidad siempre que controles muy bien el coste por lead y la tasa de conversión con tráfico frío para verificar que el ROI (retorno de la inversión) es positivo.

Y si no me crees, lee esta historia acerca de cómo una emprendedora pensaba que estaba ganando dinero, cuando realmente lo estaba perdiendo.

¿Qué tienes que empezar a medir si eres copywriter?

Como antes, te voy a dividir el apartado en 2 bloques:

  • Las métricas interesantes para los servicios que ofreces a tus clientes.
  • Las métricas importantes para tu negocio.

Tranquilo, que vas a ver que es mucho más fácil de lo que parece.

A. Métricas importantes cuando vendes servicios de copywriting y redacción

Como muchos copys también ofrecen servicios de redacción, te incluyo también las métricas que te interesan de este apartado.

  • Redacción: aquí tu amigo es Google Analytics. Te interesa ver el número de sesiones, duración media de la sesión y porcentaje de rebote. Si trabajas la redacción SEO, te interesa tener una herramienta especial con la que trackear las posiciones de las palabras clave. Por ejemplo, como DinoRanK.
  • Tasa de conversión: aquí tienes que diferenciar la conversión de visita a lead (por ejemplo, de una squeeze page), con la conversión a venta (por ejemplo, de una página de venta o un email).
  • CTR (Click Through Rate): otra métrica importantísima y que vas a ver en distintos ámbitos. Se trata del porcentaje de usuarios que hacen clic en un enlace. Esta métrica es muy importante en la publicidad (y de donde nos sale otra métrica como el CPC que es el coste por click), pero también en la redacción SEO (por los clicks en el title) y dentro del email marketing.
  • Tasa de apertura de los emails: tienes que controlar la media de apertura de las newsletter y la tasa de apertura de cada email en una campaña de venta. Ten en cuenta que las medias varían por sectores.
  • Coste por lead: una métrica vital cuando trabajas con publicidad para poder determinar si el ROI es positivo.
  • ROI (retorno de la inversión): la métrica más importante de todas ya que es la que te va a determinar la rentabilidad de la estrategia. Y creo que ya ha quedado claro que la rentabilidad es importante, ¿verdad?

Veamos ahora la parte de tu negocio.

B. Métricas importantes dentro de tu negocio como copywriter freelance (válido para otros emprendedores)

Lo ideal es que si no los tienes, hagas el esfuerzo de recopilar todos los datos del año anterior para que puedas comparar y analizar la tendencia de tus números. Y con eso hecho, un cuadro de mando básico debe incluir:

  • A qué estás dedicando tus horas: no medir tu tiempo significa no poder planificar, no saber la rentabilidad de tus servicios o escatimar tiempo necesario para la gestión y optimización de tu negocio. Imprescindible que lo hagas. Además, con una herramienta gratuita y tan fácil de usar como Toggl, no hay excusa.
  • Ingresos: mejor si desglosas lo que te aporta cada cliente o cada línea de servicios. Recuerda que siempre debes incluirlos en tu cuadro de mando sin IVA.
  • Gastos: al igual que antes, incluye todo sin IVA.
  • Tu embudo de venta: es importante que identifiques tu embudo de venta principal, sea cual sea, y hagas un seguimiento de las métricas de cada uno de los pasos. Esto es fundamental para el análisis y optimización posterior. [¿Te cuento un  secreto de gestor?… haciendo bien este trabajo de optimización puedes conseguir duplicar los beneficios de tu negocio sin trabajar más horas. Comprobado.]

Consejo: todos los meses organiza una cita financiera contigo mismo para analizar las métricas de la empresa y que así puedas valorar cómo están funcionando las estrategias que estás aplicando.

Cómo aprender a controlar y a mejorar la rentabilidad de tu negocio

A lo largo de todo el post te he explicado cómo las métricas te ayudan a mejorar la rentabilidad de tu negocio. Es decir, a ganar más dinero por cada hora de tu trabajo. Empezar a medir es el primer paso a hacer para que tomes el control de tu proyecto y empieces a crear un sistema de trabajo que te permita ser más eficaz.

Y es que, este sistema de trabajo es lo que te ayuda a:

  • Fijar unos objetivos estratégicos.
  • Focalizarte en conseguir estas metas.
  • Ahorrar tiempo al organizarte mejor.
  • Tener menos estrés.

En definitiva, a trabajar mejor y de forma más profesional.

¿Te gustaría aprender a crear todo este sistema?

>> Apúntate a mi training gratuito donde te enseño, paso a paso, cómo crear tu sistema de trabajo mínimo viable.

En el training te enseñaré a medir el activo más importante de tu negocio, las 10 preguntas (una miniauditoría) que te harán ver tu proyecto desde otra perspectiva, y cómo aprender a fijar objetivos estratégicos.

Solo con esto empezarás a avanzar más rápido 😉

¿Y tú que mides? Cuéntame

Sincérate conmigo en los comentarios y dime qué datos controlas de tu negocio o en qué sientes que andas totalmente despistado.

Si tienes dudas acerca de cualquier métrica o sobre cómo debes interpretarla (importantísimo esto), déjame tu pregunta y te responderé encantada.

Y recuerda: lo que no se mide, no se puede mejorar

Un artículo escrito por

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.