Twitter vive, indudablemente, una época turbulenta. A sus problemas económicos se une una ralentización del crecimiento de la masa de usuarios que ha hecho saltar las alarmas y ha servido como punto de partida de una serie de comentarios apocalípticos que predicen la contracción de la red social y hasta una posible muerte (a imagen y semejanza de la de, por ejemplo, Google+).

Pero lo cierto es que al igual que hay datos negativos (es previsible que el crecimiento en el número de usuarios se siga haciendo más y más lento o incluso vuelva a ser negativo) también hay muchos otros que demuestran su buena salud e incluso su potencial para el futuro, tal y como han destacado en un recientepost de Global Web Index.

El primero, que Twitter sigue siendo una de las 5 redes sociales con más usuarios activos del mundo, con 305 millones de usuarios mensuales. Y es que cuando se habla de sus problemas de crecimiento tendemos a olvidar la fuerte posición que ya ha alcanzado, y que muestra además la madurez de la plataforma. Durante el último mes, el 21% de los internautas usó activamente Twitter, una cifra muy inferior al 47% de Facebook, pero aún por encima de la niña bonita Instagram, empleada por el 18% de los usuarios.

Además, casi la mitad de los usuarios activos (el 47%) emplea Twitter a diario, y un 25% más entra en la red social como mínimo una vez a la semana. Eso supone que 3 de cada 4 usuarios la emplean de forma semanal, un porcentaje alto, que puede quedar por detrás de Facebook, pero que por contra está a años luz de Pinterest, donde la mitad de los usuarios entran menos de una vez a la semana. Lo que nos muestran los datos, pues, es una red social popular y con niveles de engagement más que aceptables.

TO GO WITH AFP STORY BY RANA EL MOUSSAOU

Y a todo esto hay que sumar además, las visitas de los no-miembros. Medir el número de usuarios activos tienen sentido en redes sociales como Facebook, en las que registrarse es prácticamente la única manera de interactuar con la plataforma. Pero Twitter es una plataforma más pública disponible tanto para los que son como para los que no son miembros. Así, hay que ver su ratio de visitas para entender realmente su potencial, que puede pasar, en parte por esos visitantes no usuarios que también pueden recibir anuncios y contenidos. Así, durante el último mes, el 42% de los usuarios de Internet ha visitado Twitter (y ahí la cifra ya queda más cerca del 47% que usó activamente Facebook, por ejemplo). Eso sí, lo abultado del porcentaje viene dado por el éxito de Twitter en zonas como Latinoamérica y Oriente Medio, mientras que en Europa solo el 31% de los internautas visitó esta plataforma durante el último mes.

Hay que tener en cuenta que Twitter, además, no se ha quedado de brazos cruzados viendo como su imperio se desmoronaba, sino que llevan un año en medio de múltiples cambios desde técnicos a corporativos para lograr, además de ser una empresa más rentable -para lo que se están probando nuevos formatos publicitarios constantemente-, re-enamorar a sus usuarios y conseguir llegar a aquellos que aún no lo son.

Twitter funciona y muy bien!

Si bien es cierto que los diferentes y nuevos cambios que se han ido introduciendo en la red social, han dado pie a alguna que otra crítica, lo que de forma generalizada se ha podido experimentar es que Twitter sigue funcionando y muy bien. Otra cosa es adentrarnos en los confines de ese universo empresarial donde luchan por sobrevivir los modelos de negocios y donde Twitter sigue buscando fórmulas para hacer funcionar mejor su publicidad.

A pesar de ciertas exigencias o el deseo de algunos por hacer de Twitter algo diferente, la red social de micrologging sigue manteniendo su esencia. Esencia donde predomina la sencillez y la simplicidad. Y aunque se haya evolucionado desde sus orígenes, Twitter sigue siendo la red social por excelencia para accede a la información en tiempo real. Sin embargo, las últimas críticas giran en torno a quienes consideran que los nuevos cambios ponen trabas o limites a su visibilidad. A todo ello, sumar el efecto fatiga que suelen generar la mayoría de servicios y herramientas que son utilizadas durante un largo periodo de tiempo.

Lo cierto es, que ante la avalancha de información y ruido social que cada día sigue creciendo de forma exponencial, las redes sociales se han visto casi obligadas a adoptar nuevos mecanismos para dotar de mayor relevancia a la información o las fuentes de calidad. Y esto vuelve a recordarnos una de las máximas más importantes del social media donde para lograr un mayor impacto, es mejor apostar por la calidad antes que por la cantidad.

La importancia de la comunidad

La definición de las redes sociales viene dado de la representación una estructura social y dentro de dichas estructuras, encontraremos las propias redes de fans o miembros activos. En este sentido, los mecanismos y propiedades de Twitter siguen permitiendo comunicarnos entre nuestras redes de contactos. Pero convertirse en un ente relevante no puede conseguirse sin antes desarrollar todo el trabajo y el esfuerzo necesario y requerido para crear una verdadera comunidad o un círculo social activo.

Lo que Twitter pretende transmitirnos a través de una especie de mensaje subliminal con sus nuevos cambios, es que si queremos ser relevantes, tendremos que ser activos, fomentar nuestra comunidad de seguidores y fans y ser una fuente de información o de contenidos relevantes.

En definitiva, la esencia sigue siendo la misma. Lo que realmente ha cambiado es el nivel de exigencia y la dificultad para ser relevante de verdad. Algo que evidentemente ni gusta a todos y muchos menos a los que creen que Twitter es un milagro de la comunicación para aquellos que solo están por estar. Para triunfar en las redes sociales es necesario trabajar mucho la estrategia a medio largo plazo, pero una vez logrado, Twitter es una de las armas más poderosa y rápidas para llegar a las audiencias de internet.

Un artículo publicado en Puro Marketing