En la actualidad las estrategias de marketing online son un elemento muy importante para la presencia de las empresas en la mente de los consumidores. Aunque cada vez son más utilizadas y el conocimiento en relación a cómo realizarla haya aumentado, no todas las empresas desarrollan las estrategias de marketing online como es debido.

Son muchos los elementos que se deben tener en cuenta y muchas las alternativas que se pueden tomar. Pero si que hay determinados factores que son esenciales y que nunca debemos de olvidar a la hora de realizar nuestra estrategia de marketing online.

Las bases principales del marketing online, se encuentran en la Web, el posicionamiento en los buscadores, el blog, el email marketing y las redes sociales. Al realizar las diferentes acciones dentro de estos componentes deberás tener en cuenta una serie de medidas.

La Web

La web es tu puerta de presentación a tus clientes, por lo que debe ser atractiva, de fácil uso, que invite a quedarse y lo más importante, que incite a la compra. Debes tener en cuenta al público al que te diriges y cómo en su comportamiento en la web. Tener una web bien diseñada y optimizada hará que tus ventas aumenten. Una buena web nos permite vender nuestros productos sin necesidad de una tienda física, cada vez más negocios aprovechan las tiendas online para captar clientes y poder vender directamente tus productos desde la web.

El posicionamiento en la web

O lo que viene siendo lo mismo, SEO en Google. Esto sirve para tener un buen posicionamiento en el buscador de Google, lo que sin duda, es una parte importante del nivel de visitas que tenga tu página. Para ello, tendrás que tener contenidos de calidad en tu página web, tener tu página bien optimizada. Las palabras claves son un factor esencial, por lo que deberás realizar inicialmente un estudio de estas, para saber cuáles encajan mejor para tu empresa y van a mejorar tu posicionamiento.

El Blog

Tener un blog puede ayudarte en muchas cosas. En el, podrás ofrecerle a tus clientes información de calidad, además, te ayudará en tu posicionamiento web, ya que Google verá que actualizas el contenido de tu página cada poco tiempo y podrás profundizar en tus palabras claves. Recuerda siempre que el contenido debe ser de calidad, debes aportar algo a tus lectores, sino esto será un trabajo en vano. Es importante que el blog esté optimizado y sea constante, es decir, no vale con crear un par de artículos y dejarlos ahí, el blog debe estar continuamente actualizándose y sus artículos deben contener imágenes y un contenido relacionado y atractivo para el lector.

E-mail Marketing

Es una estrategia de marketing que te permite fidelizar a los clientes, crear más confianza y dar más credibilidad a tu marca. Hay que tener en cuenta que la lista de suscriptores que reciban nuestro email debe ser consentida, en ningún caso hay que ser spammer. Lo importante de esta herramienta es conocer el número de personas que han abierto el email enviado y el retorno de la inversión. Es una buena estrategia cuando sacas nuevas ofertas o promociones, creando una Newsletter atractiva puedes lograr que muchos clientes se enteren de ellas.

Las redes sociales

El fin principal de las redes sociales es crear una comunidad y fidelizar a nuestros seguidores. Debes aportar contenido de calidad, la finalidad de las redes sociales no es vender, sino hacer que tus seguidores participen activamente y que visiten tu página web y tu blog, para así convertirlos en clientes potenciales. Debes conocer a tu público para adaptar tus mensajes a sus características. Por ejemplo si tienes un público joven puedes utilizar un mensaje más coloquial e informal. Uno de los métodos más utilizados en las redes sociales es la creación de concursos con el fin de que tus seguidores compartan tus redes sociales y aumenten tus clicks.

Estos son sólo algunas de las cosas que debes tener en cuenta, pero que sin duda tienen una extrema importancia. Es importante también tener en cuenta determinados errores que hay que evitar, como son:

  • No realizar un estudio previo. Antes de empezar con tu campaña, debes de saber perfectamente cuál es tu público objetivo, conocer las características de tu producto y en qué se diferencia del resto, estudiar a la competencia y plantear unos objetivos a cumplir. Si no haces esto antes de empezar, es muy posible que tu campaña sea un fracaso y que suponga pérdidas para tu empresa.
  • No medir los resultados de tu campaña. Una vez que has puesto en marcha la campaña, es necesario que hagas un seguimiento de los resultados que estás teniendo, saber si hay algo que falla o que no está funcionando como esperabas y buscar una solución. Hacer esto, te permitirá controlar qué está pasando con tu campaña y conseguir mejores resultados.
  • No tener en cuenta los dispositivos móviles. El teléfono móvil es un elemento fundamental en la vida cotidiana de los consumidores y cada vez influyen más en el proceso de compra. Una web adaptada a los dispositivos móviles logrará que todos los clientes que utilizan sus smartphones para navegar no salgan huyendo al segundo de entrar en ella y acaben en una web similar de la competencia.

Como verás el marketing online tiene muchos elementos que se deben estudiar y con los que hay que prestar especial atención durante la realización de las campañas y una vez que está activa. Es importante conocer que el marketing online está en continuo avance por lo que debes estar siempre actualizando tus contenidos y tus estrategias. Esperamos que este artículo te ayude a tener una idea inicial de los factores a tener en cuenta al realizar una estrategia de marketing online.

Un artículo escrito por Ana Lopez