El mundo ha cambiado mucho en poco tiempo. Parece que siempre hayamos tenido conexión a internet, pero lo cierto es que solo lleva unos pocos años en nuestra vida. El acceso a miles de informaciones y contenidos que nos brinda la red de redes ha modificado las relaciones entre personas, la forma en que compramos y vendemos y, particularmente, la forma en que nos comunicamos y nos informamos.

Una de las formas más novedosas y eficaces para comunicarnos con una audiencia potencialmente infinita son los blogs. Si estás pensando en crear tu propio blog y estás un poco perdido, te recomiendo que sigas leyendo, porque este post te ayudará a conocer varios secretos del mundo del blogging y aprenderás a sacar el máximo rendimiento a tu web personal, paso a paso.

Crear un blog es relativamente sencillo y es una de las mejores herramientas para potenciar tu imagen profesional y personal. No te voy a engañar, triunfar con un blog (es decir, lograr que tus contenidos gusten y enganchen a mucha gente) es mucho más complicado.

Como cualquier persona con unos mínimos conocimientos puede crear su propio blog, la realidad es que ya existen un gran número de bitácoras dedicadas a las más variadas temáticas: ciencia, moda, emprendeduría, deporte, política, sociedad, cine… Solo una pequeña minoría acaban siendo blogs exitosos y que crean unos ingresos destacables. Sea como sea, crear un blog puede ser una forma increíblemente efectiva de darte a conocer como profesional, una forma de potenciar tus dotes de creatividad. Llegues a recibir millones de visitas mensuales o solo unas pocas centenas, un blog personal te permite mostrar al público que eres una persona inquieta y con ganas de aportar algo al mundo. Algo que las empresas, por cierto, valoran mucho.

Hay una serie de valores personales que te pueden acercar a la meta de crear un blog exitoso. Es posible que ya te imagines cuáles son: el esfuerzo y la dedicación del día a día, la valentía y la creatividad.

·1. Esfuerzo y constancia

Lo pongo en primer lugar porque, personalmente, creo que es el más importante. Piensa que el 90% de blogs no superan el primer año de vida. Esto quiere decir que la gran mayoría de bloggers se desaniman antes de tiempo y no siguen redactando y actualizando sus webs. Si tú eres capaz de tener la perseverancia necesaria como para ir publicando posts con regularidad, te habrás ganado el derecho de figurar entre el 10% de bloggers que resistís esta primera prueba de fuego. Ojo, superar el primer año no quiere decir que tu blog esté recibiendo toda la atención necesaria: son muchos los factores que también influyen en el éxito o el fracaso, pero seguro que estarás más cerca de lograr ciertos objetivos.

·2. Valentía

Arriesgar es parte de la vida. No puedes pretender tener éxito sin salir de tu zona de confort. Si creas tu blog, no te ciñas a lo típico, innova y arriesga. En internet hay miles de blogs que hacen más o menos lo mismo, es tu responsabilidad sobresalir de alguna forma. Y dicho esto, pasamos directamente al tercer valor importante: la creatividad.

·3. Creatividad

Si creas un blog y solo publicas contenido previsible y sin gancho, no esperes que nadie entre a tu página. Vivimos en una sociedad sobreinformada, donde abundan los textos sobre cualquier temática. Necesitas destacar, crear algo interesante y que pueda gustar, algo que nadie haya hecho antes. O si ya lo han hecho, tienes que hacerlo mucho mejor que los demás. Sin creatividad e innovación no puedes triunfar.

Además de los tres valores ya mencionados, puede que tengas dudas bastante más concretas sobre qué hacer para que tu blog pueda competir de tú a tú contra otros blogs que ya llevan un buen recorrido.

redactor

·4. Escribe sobre aquello que te apasione

Absolutamente fundamental. Elige bien el tema sobre el que escribirás en tu página. Para poder crear contenidos interesantes y con cierta asiduidad, es preciso que escojas una temática que conozcas bien y sobre la que te guste hablar. Si además este ámbito sobre el que escribes es tu sector profesional, estarás aumentando tu reputación y el interés de empresas y trabajadores del gremio: una buena forma de hacer branding personal.

·5. Publica dos veces a la semana (por lo menos)

Si quieres tener a la audiencia pendiente de tu blog, es necesario que crees contenido nuevo con cierta periodicidad. Es una regla imprescindible para lograr triunfar. Además, ten en cuenta que la competencia fuerte (los blogs parecidos al tuyo pero que tienen más visitas y son referencia en el sector) seguro que crean contenido a menudo, y si quieres jugar en su liga tendrás que ponerte las pilas en este ámbito. Sí, lo siento, nadie te va a regalar nada.

·6. Compra un dominio propio

Un consejo técnico: aunque cuando crees tu blog lo hagas pensando en que es gratis y que no tienes pensado hacer ninguna inversión… hazme caso: compra tu propio dominio. Puedes adquirirlo por unos 15€ anuales y vale mucho la pena. Mucho. Registrar un dominio potente no solo mejorará decisivamente tu presencia en los motores de búsqueda como Google, sino que funcionará mucho mejor como marca personal. Es una cuestión de seriedad y prestigio. Evita usar los subdominios de wordpress, blogger o wix, por citar algunos, puesto que dan muy mala imagen. Te aseguro que será una inversión buenísima.

·7. El diseño de tu blog es importante

Ponte en la piel de los visitantes. Si llegan a tu blog y se encuentran con un diseño caótico, es muy probable que nunca regresen. Si, en cambio, ven un diseño agradable y bien ordenado, tendrán una sensación positiva y será más fácil atraerles conforme vayas creando nuevos contenidos. En realidad, a la hora de escoger el diseño para tu blog, lo mejor es que optes por un estilo intuitivo y sencillo.

·8. Sé único

Participa en blogs de otras personas comentando y recomendando (siempre con buen tono, importante), crea contactos positivos y ofrece que otros publiquen en tu blog. Crear sinergias positivas también está a tu alcance y es un valor añadido importante, redundará en más audiencia, visitas y reconocimiento. Tu imagen personal y profesional se verá beneficiada si tu contenido tiene rigor y profundidad, si ofreces algo único que marque un valor diferencial respecto a la competencia. La calidad de tus textos es tu mejor carta de presentación.

·9. Usa las redes sociales para potenciar tu blog

Las redes sociales es el sitio donde están tus potenciales lectores. Si usas las redes sociales para difundir tu contenido, encontrarás a personas de todos los países del mundo que valorarán tu esfuerzo y se convertirán en tus lectores habituales y fans. Tu blog por sí solo no tiene la plataforma en que salir a la luz pública, por tanto usa las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Linkedin…) para promocionarte. Todos los blogs exitosos tienen una fuerte presencia en las redes sociales.

·10. Cuida a tus seguidores y lectores habituales

Tus lectores son personas de carne y hueso que depositan en ti confianza y unas ciertas expectativas. Si eres capaz de conseguir fidelizar a estos usuarios, tienes mucho ganado. Para lograrlo, es importante que seas cercano con ellos y estés atento a sus peticiones y comentarios. Date cuenta de que ellos son los que siguen tu sitio web y aportan relevancia social a tus contenidos y tu blog en general. El feedback que tus seguidores te proporcionan debe suponerte un estímulo para seguir mejorando y aportando contenidos que les interesen.

Bertrand Regader Psicólogo y Director de la web Psicología y Mente