En un artículo anterior mencioné la posibilidad de comprar un coche usado en vez uno nuevo. Es sorprendente cuánta gente compra coches nuevos cuando un coche nuevo pierde 20% de su valor el momento que alguien se lo lleva a casa. Puedes obtener coches con 2 años y sin mucho desgaste por un 40-50% menos que nuevo.

En el libro, The Millionare Next Door, fue demostrado que la mayor parte de la gente millonaria en los Estados Unidos no compraba coches nuevas ni casas nuevas. Esta gente se volvió millonaria precisamente por su buen manejo del dinero, en este caso su defensa. Hay muchas cosas que se pueden comprar usados y ahorras muchísimo dinero:

  1. Casa
  2. Coche
  3. Móvil y Tableta
  4. Ordenador
  5. Televisión
  6. Muebles
  7. Joyería
  8. Libros
  9. Dvds
  10. Cámara de fotos
  11. Palos de golf, Raquetas de tenis
  12. Bicicletas

Casi cualquier cosa se puede comprar usada. Muchos productos electrónicos vendrán aun con garantía.

A veces no merece la pena si la cantidad es muy pequeña y tienes que hacer mucho lío, pero en muchos casos sí merece la pena y te ahorras un montón.

Recuerda siempre que tienes que ser listo con tu dinero. Tú te lo has ganado con mucho esfuerzo, no dejes que te escapen de forma descuidada. Piénsalo dos veces antes de comprarte el último iphone. Hay muchos sitios online donde puedes encontrar de todo com ebay.com y segundamano.es.

Corta gastos innecesarios

En la sección sobre tarjetas ya hemos hablado de los gastos inecesarios. Si piensas en lo que vas a perder puede que te sea difícil precsindir de cosas. Lo que tienes que hacer es pensar en lo que vas a ganar. Vas a ganar seguridad. Vas a ganar la acumulación de dinero en tus cuentas y activos te generán dinero.

Algunos gastos comunes que se pueden recortar son:

  • Alquiler– ¡Sí! Si quieres tener libertad económica antes que después mudarte a un piso más económico es una buena idea. Solo recuerda que algún día tendrás uno mejor.
  • Teléfono, televisión e Internet – En vez de la fibra óptica contratas ADSL. En vez de contratar un montón de canales que nunca verás contratas menos (¡o lees un libro en vez de ver la tele!) ¿Realmente necesitas ver todos los partidos de futbol en casa o puedes bajar al bar, verlo allí y de paso ver más a tus amigo futboleros?
  • Teléfonía móvil – Algunas personas gastan entre $50-$100 solo con su plan del móvil. A veces porque compran un móvil con el plan y van pagándolo mes a mes. Esto es un enorme gasto innecesario. Es posible que tengas que gastar un poco más si tienes un negocio, pero en lo personal no hay ninguna necesidad de gastar mucho con el móvil. En los últimos 3 años mi factura casi nunca ha superado 10€ al mes.
  • Comida – ¡Aja! ¿Cómo voy a gastar menos en comida?, me preguntas, ¡si uno tiene que comer! Te respondo con otra pregunta, ¿Compras mucha carne? En general la gente consume mucho más carne de lo que es saludable y eso puede aumentar de factura mensual por 50% o más. Yo ya no compro carne para consumir en casa. También influye mucho donde compras. He observado un aumento de más de 60% en gastos de comida cuando empecé a comprar en tiendas distintas. Cuando volví a la tienda anterior la factura volvió a su nivel normal. Averigua si hay tienes más baratas en tu zona y evita comprar en tiendas pequeñas donde el precio es mucho más elevado.
  • Coche – Sí, otra vez estamos con el coche. Es uno de los mayores gastos de las personas. Tienes el pago mensual si has comprado con préstamo, seguro, reparaciones, impuestos, etc. Vamos, que el coche es una ruina. Si tienes 2 puedes reducir muchos los gastos viviendo con solo 1. Al igual que las tarjetas puedes ir liquidando el prestamos del coche antes del tiempo si el contrato que tienes te lo permite.

Las cosas que apunté aquí son cosas que suelen ser un gasto mes tras mes. Es la suma de estos gastos mensuales que nos roba mucho dinero que podría estar trabajando a nuestro favor. Si podríamos ahorrar 50 de cada área mencionada sería $250 cada más cada mes y $3000 cada año.

Reduce tus impuestos

Para la mayoría de las personas el mayor gasto que tenemos son los impuestos. Cuando tenía 23 años trabajaba en un empresa como diseñador web. Fue el único trabajo de oficina que he tenido en mi vida. Recuerdo pensar que los impuestos eran algo como obligatorio. Es decir que en vez de ganar lo que ponía mi salario bruto, en realidad ganaba solo el neto. Aunque esto sea cierto que solo recibía el neto, no es verdad que los impuestos sean algo sobre que no tenemos ningún control.

finanzas

Si eres un empleado y no tienes ninguna otra actividad para generar ingresos entonces sí es verdad que hay poco que puedes hacer. Puede que haya algunas deducciones en tu país para ciertas situaciones como comprar una casa, tener hijos, declarar juntos o separado de tu marido o mujer. Todo esto debes hablarlo con un asesor fiscal.

Una cosa que enseña Robert Kiyosaki es que tienes atender a tus propios asuntos. Es decir que puedes tener un empleo pero aun así tener tus propios negocios u otros ingresos aparte. Si te das de alta como autónomo y tienes ingresos legítimos de esta actividad puedes deducir gastos de negocio y así pagar menos impuestos.

Por ejemplo, si compras muebles de oficina para montar un despacho en casa puedes deducir el gasto de tus ingresos y pagar menos impuestos. La idea es convertir los gastos en gastos legítimos de negocio, no meter un montón de facturas que no tienen nada que ver con el negocio. Puedes planear viajes a destinos que te interesan como viajador pero a su vez tratar con un cliente o buscar propiedades como inversión, cualquier actividad que valida ese gasto como gasto de negocio.

Otro ejemplo, si tienes propiedades que te hacen perder dinero, aunque sea temporalmente, ese gasto/perdida se deduce de tus ganancias y rebaja tus impuestos. Siempre es buena idea consultar con un asesor fiscal y conocer bien las leyes de tu país.

Un artículo escrito por Javier Buckenmeyer