La parte visible de un blog es la plantilla; y, claro está, el contenido. ¡El contenido es el rey! 😉

El aspecto visual de tu blog no debería ser lo más importante. Pero eso es otra historia.

Luego está lo que yo llamo el funcionamiento interno. En WordPress.org, este aspecto no es valadí.

WordPress es una aplicación que requiere un mantenimiento periódico. Y no son dos ni tres las tareas que hay que realizar para que el software permanezca perfectamente engrasado.

En este artículo de Blogpocket encontrarás un buen repaso a la forma de hacer un buen mantenimiento de tu WordPress: Mantenimiento de WordPress: la guía definitiva para cuidar tu blog.

Pero, a continuación, te voy a decir los pasos principales para llevar a cabo un mantenimiento básico de tu WordPress.

Mediante el dashboard de WordPress

Entra en el escritorio de WordPress y realiza los siguiente:

  • Actualiza los plugins que estén pendientes (yo prefiero hacer esto manualmente). Revisa también si hay alguna actualización mayor del software. Las actualizaciones (mayores y menores) puedes programarlas, añadiendo la sentencia «define(‘WP_AUTO_UPDATE_CORE’,true);» dentro del archivo wp-config.php. En SiteGround, puedes activar el sistema de actualización automática del software con una función propia, que añade opciones de gestión y recuperación. Este sistema anula cualquier instrucción que exista en el archivo wp-config.php.
  • Con el plugin WP-Optimize, realiza una optimización de la base de datos de WordPress. También se puede programar para que se haga automáticamente con este plugin.
  • Revisa los enlaces rotos con el plugin Broken Links. Si tienes links en la lista de enlaces rotos, debes desvincularlos o volver a probar, dependiendo del tipo de error que se muestre en dicha lista.

Mediante Search Console

Search Console te proporciona las herramientas precisas para averiguar si existen errores en tu blog a nivel de SEO.

El SEO no es la única fuente de tráfico de un blog. Sin embargo, es un buen indicador de su estado de salud.

Entra en Search Console y revisa las siguientes opciones:

  • Apariencia en el buscador > Mejoras de HTML. Trata de eliminar todas las incidencias que se indiquen aquí y mejorarás el rendimiento y la experiencia del usuario en tu blog.
  • Apariencia en el buscador > Accelerated Mobile Pages. Corrige estos problemas de las páginas AMP para que se muestren de forma preferente a los usuarios de móviles. ¿Qué es una página AMP?: Cómo configurar Google AMP para un blog de WordPress.
  • Tráfico de búsqueda > Usabilidad móvil. Es necesario corregir los problemas que se indiquen aquí, para que tu blog obtenga una buena clasificación en los resultados de búsqueda para móviles.
  • Índice de Google > Estado de la indexación. Los números que aparecen en el gráfico pueden tener hasta una semana de antigüedad, y es posible que en ellos no estén indicados algunos filtros que impiden que las URL indexadas aparezcan en nuestros resultados de búsqueda. Compara estos datos con los que se mostraban la semana anterior (por ejemplo). No debe haber diferencias sustanciales, a menos que estés haciendo grandes cambios en tu blog (una migración o algo parecido).
  • Índice de Google > Recursos bloqueados. Sitios que publican recursos de sitios web cuyo uso está bloqueado para el robot de Google. Si el robot de Google no puede acceder a recursos importantes de tu página, es posible que esta no se indexe correctamente. Debes fijarte si tu sitio está bloqueando recursos.
  • Rastreo > Errores de rastreo. Revisa y trata de corregir los errores «not found».
  • Rastreo > Estadísticas de rastreo. Se muestra la actividad de Googlebot en los últimos 90 días. No debe haber diferencias sustanciales respecto a la semana anterior (por ejemplo). Lo contrario puede indicar un problema de rastreo.
  • Rastreo > Sitemap. La diferencia entre lo enviado y lo indexado debe ser mínimamente razonable. Si se observan grandes diferencias o existe distorsión con lo que se mostraba la semana anterior (por ejemplo), puede ser debido a un problema de indexación.
  • Problemas de seguridad. No debe aparecer ningún aviso de seguridad, excepto el «En este momento, no hemos detectado ningún problema de seguridad en el contenido del sitio».

Medidas de rendimiento

Para hacerte una idea del nivel de funcionamiento de tu blog, sobre todo de cara al rendimiento y optimización para dispositivos móviles, ejecuta los tests que se enumeran en el siguiente artículo: Herramientas para medir el rendimiento de tu blog.

Seguridad

La seguridad debe garantizarla, en primer instancia, tu proveedor de hosting. Este es un factor determinante en tu decisión para contratar un servicio u otro.

Por otra parte, WordPress es una aplicación fácilmente vulnerable. Es por esta razón por la que es altamente recomendable instalar y activar un plugin de seguridad como Wordfence. En Blogpocket nos decantamos por este plugin por su facilidad de instalación y mantenimiento, una vez que has establecido unos parámetros de acuerdo a tu instalación. Aquí tienes las instrucciones para configurarlo: Cómo configurar Wordfence, el plugin de seguridad e WordPress.

Pero solo hay una forma de salir airoso de una destrucción accidental de tu blog o de un ataque o acceso instrusivo. Y es la de disponer de copias de seguridad diarias.

Hay dos formas de tener copias de seguridad:

  • Plugin de WordPress. El plugin que te recomiendo es UpDraft Plus. Puedes llevarte los archivos a un repositorio externo, como Dropbox. Ventaja: tienes el control absoluto de tus backups. Inconveniente: requiere mucho espacio de almacenamiento y recursos de cpu.
  • Copias de seguridad de tu hosting. Esta opción solo es preferible si tienes una fe ciega en tu proveedor de hosting. Piensa que dejas en sus manos la recuperación de todo tu trabajo. Pero siempre puedes optar por una solución mixta. Ventaja: descargas a tu WordPress de la ejecución de backups y ahorras espacio de almacenamiento. Inconveniente: ¿te fías de tu proveedor? Un fallo podría echar a perder para siempre tu blog.

Un artículo escrito por Antonio Cambronero