Seguimos con la entrada sobre teletrabajo, una tendencia imparable que nos puede llevar a ser más eficiente o a la desesperación si estamos habituados a viejos sistemas de funcionamiento o si no están correctamente planteados los procesos y las responsabilidades.

Es importante el contacto personal, en determinados momentos al año, es vital el verse las caras, el reunirse en persona. Sí, hay un costo para esta actividad, pero puede compensar este costo por el ahorro de no tener (o muy poco) los gastos generales “oficina” todos los meses, merece la pena que el equipo se conozca y en hitos claves del proyecto despachen en persona para involucrarles aún más en la tarea.

teclado

Si ya tiene equipo un sistema periódico de reuniones, añada a él una reunión personal que tenga un mix entre trabajo y relación. Es difícil ser creativo de manera remota. Las videoconferencias, los emails y otras herramientas son muy necesarias y vitales, pero nada reemplaza un tiempo juntos.

Además, ayuda a construir relaciones para ayudar a combatir los sentimientos de aislamiento yvuelve a conectar al equipo con la empresa y con los demás. Generalmente las personas contratan a personas que han trabajado con éxito de forma remota en el pasado. Este último consejo puede parecer obvio, pero en mi experiencia es todo lo contrario. Si quieres saber si tu equipo es lo suficientemente maduro y disciplinado para trabajar de forma remota, revisa éxitos pasados.

Algunas personas encuentran que trabajar a distancia demasiado aislante. Ellos necesitan la interacción de una oficina. No trate de forzar a estas personas en una cultura de teletrabajo, la decepción puede aparecer.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos