Trabajar desde casa en verano, así puede mejorar nuestra productividad

Con el inicio de las va caciones son muchos los que empiezan a disfrutar de días de descanso. En las empresas en muchos casos se da inicio a la jornada estival y no se trabaja por las tardes. Pero el verano también se puede utilizar como laboratorio de ideas en las empresas a nivel organizativo.

Este descenso de la actividad nos permite realizar algún tipo de prueba que nos permita resolver problemas que pueden surgir a lo largo del año y que no podemos probar simplemente por falta de tiempo. Y una de ellas es la posibilidad de habilitar accesos remotos para trabajar desde casa.

Lo primero que debemos tener claro es con qué tipo de herramientas cuenta nuestra empresa. Si trabajamos en la nube y podemos acceder a la información y aplicaciones de negocio desde cualquier lugar no hay problema. Si trabajamos con un servidor central en las oficinas y no podemos acceder desde fuera tenemos que habilitar conexiones.

Aquí además de la facilidad para conectarnos lo que si es importante es la seguridad de dicha conexión. Lo ideal es utilizar siempre una VPN, una herramienta que realice la conexión entre nuestro equipo de casa y el trabajo de forma cifrada. De esta manera estamos tranquilos porque la información que se transmite, muchas veces confidencial o que incluye datos personales, aunque sea interceptada no podrá ser leída o descifrada.

No con todas las tareas seremos más productivos desde casa

Después tenemos que tener claro si en casa tenemos o no un entorno adecuado para trabajar una o dos horas de forma tranquila. Hacerlo con el portátil sentado en el sofá delante de la tele no es buena idea si queremos acabar pronto. Lo ideal es tener un despacho, pero siempre es posible. Al menos deberíamos poder habilitar un rincón que no esté en una estancia común para tener un poco de tranquilidad si convivimos con más gente.

También es muy importante verificar con qué tipo de tareas somos más productivos desde casa y con cuáles no. Hay veces que trabajar desde casa nos puede dar ventaja ya que no sufrimos interrupciones, llamadas de clientes o compañeros, etc. Sabemos lo que tenemos que hacer y solo nos queda estar un tiempo concentrados para sacarlo adelante.

Sin embargo en otras ocasiones tenemos que trabajar en contacto directo con otros miembros de la empresa. Aunque hoy en día existen muchas herramientas de comunicación que pueden hacer que no sea necesario estar en el mismo sitio, quizás no sean las más adecuadas para hacer en casa.

Por último, en lo que respecta a la comunicación y correo es importante ver si trabajar en casa fuera de horas puede afectar a dicha comunicación. Muchas veces podemos aprovechar las primeras horas del día o las últimas para realizar estas tareas pendientes. Puede que no sea necesariamente en un horario de oficina de 9 a 6 y esto podría suponer un problema con algunos clientes.

El objetivo es tener un dibujo claro de qué ganamos y qué perdemos trabajando desde casa

Una vez que tenemos claras las ventajas y los inconvenientes de trabajar desde casa, cómo medir la productividad de estos teletrabajadores, podemos comenzar a implementar medidas que faciliten la conciliación, como podría ser una tarde a la semana en la que se puede trabajar desde casa, posibilidad de hacerlo si surge cualquier inconveniente, etc.

O simplemente saber que tenemos una serie de tareas por delante que acabaremos antes si hoy llegamos a la oficina a las 12 de la mañana pero hemos empezado a trabajar a las 8 en casa sin interrupciones. Al final tiene que salir ganando tanto la empresa como el trabajador.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

You May Also Like

One thought on “Trabajar desde casa en verano, así puede mejorar nuestra productividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.