¿Tu blog es un desierto y aún no vendes nada?; no has llegado a tu audiencia mínima viable

Hace un par de semanas he leído en Copyblogger, el blog de Brian Clark, un término que me ha gustado mucho y que a su vez se inspira en el libro de moda en el mundo de las start-ups que se llama “El método Lean Startup”, de Eric Ries.

Se trata del concepto de la Audiencia Mínima Viable.

Es un concepto  fundamental que todos los que pretendemos arrancar fuerte en el mundo online y tratar de desarrollar un negocio en los canales digitales debemos tener muy claro.

Y hoy te lo voy a explicar.

#1 El tamaño sí importa

En los conceptos que subyacen detrás de esta Audiencia Mínima Viable hay varias ideas. La primera es la idea de que el tamaño de tu audiencia sí importa.

Si básicamente en tu blog ahora tienes 30 o 50 visitas al mes, debes tener muy claro como objetivo a corto plazo aumentar tu tráfico y empezar a tener alrededor de 100 o 150 visitas al día, ya que con esto tendríamos el embrión de una audiencia mínima viable.

Por lo tanto no deberías preocuparte tanto al principio por lanzar ofertas o muchos productos al mercado porque, de todas formas, tu problema actual es que no tienes visibilidad y que muy pocas personas te están visitando.

Está bien estar trabajando en el desarrollo de tu cartera de servicios  y tu cartera de productos, pero no es el tema más prioritario AHORA.

Deberías enfocarte en reforzar tu networking online, tanto comentando en blogs como a través de redes sociales, para tratar de atraer visitas frescas hacia tu blog. Este sería tu objetivo a corto plazo.

#2 El tráfico no lo es todo

Es importante que las visitas que te lleguen al blog sean muy cualificadas, es decir que sean personas que realmente tenga una necesidad y que en el blog trates de responder a esta necesidad.

Aquí, si no quieres matar moscas a cañonazos, lo que tienes que hacer es entender muy bien cuál es el perfil del lector ideal que quieres atraer a tu blog y machacar con la línea editorialde tu blog en estos temas.

¿Por qué?

Porque atraes para quien escribes, seas consciente o no de ello.

Cuanto más enfocada y centrada sea tu línea editorial, de mayor calidad llegarán a ser estas visitas. Y esto te va a ayudar a lograr rápidamente esta Audiencia Mínima Viable.

#3 ¿Pueden comprar tu producto o tu servicio?

Dentro  de las cosas importantes a la hora de construir una Audiencia Mínima Viable con la idea de vender (vender productos, servicios o algo más que publicidad) debes tener muy claro que la capacidad adquisitiva del colectivo al que te diriges sí importa.

El otro día una alumna me contaba la idea que tenía su madre, que en estos momentos está en paro y se está haciendo experta en técnicas y formas de encontrar trabajo, y le comenté dos cosas al respecto:

  1. Congruencia: la experiencia de su madre sería interesante a partir del momento que haya encontrado trabajo en este entorno tan complicado que estamos viviendo ahora mismo en España. En este caso sería importante que lo lograse, para que su  ejemplo sirva de modelo replicable para otros.
  2. Capacidad adquisitiva: más allá de esto, es muy probable que la gente en paro tenga una capacidad adquisitiva muy baja y que no tengan dinero para pagar un ebook, producto digital o taller donde se les ayude a mejorar sus posibilidades en el mercado, con lo cual la capacidad adquisitiva de tu audiencia también tiene un impacto directo sobre las ventas.

#4 No construyes la casa por el techo

Detrás del concepto de la audiencia mínima viable, lo que más me gusta es la recomendación que hace Brian: antes de tener esta Audiencia Mínima Viable no deberías siquiera pensar en lanzar tus primeras ofertas en el mercado, porque la idea no es de arrancar con productos y con servicios y luego tratar de venderlos.

Todo lo contrario. Se trata de construir una audiencia primero y luego lanzar los productos y servicios que esta audiencia espera de ti.

Desarrolla el producto que tus lectores esperan, no el que tienes en mente

La idea es identificar un colectivo al cual queremos ayudar, entender mejor que nadie las necesidades de este colectivo, publicar en el blog una serie de artículos de gran calidad y desarrollar, con el tiempo, una relación de confianza con esta audiencia.

Esto presupone seguir haciendo este trabajo de publicación de contenidos interesantes y útiles durante un tiempo suficiente y, a partir de ahí, hacer encuestas, preguntar a esta audiencia que has construido qué es lo que esperan de ti y ponerte a producir no el producto o el servicio que tú tienes en mente, sino el producto o el servicio que tienen en mente tus clientes en el blog.

Este pequeño detalle en el proceso de creación lo cambia absolutamente todo.

Anticipa la fase de promoción de tu producto/servicio

Si tienes  la buena idea de compartir en tu blog el making of de este producto, para que te sirva como pre lanzamiento del producto, el día que lo lances y pongas el botón de compra es probable que consigas un volumen de ventas interesante, con lo cual ya vas a rentabilizar el tiempo invertido en este producto.

Estos conceptos, de escuchar primero el mercado antes de lanzar lo que sea, de estar pegado al mercado y de tratar, con el feedback del propio mercado, de afinar el producto son fundamentales, son lo que encontramos en el Método Lean de Eric Ries.

Audiencia Mínima Viable o montar un negocio es un proceso lento

Si quieres montar un negocio online es importante que tengas clara esta idea.

Hay un tiempo obligatorio que puede ir, en función de lo bien que lo estés haciendo, de 3 a 12 meses donde tu única preocupación debería de construir una audiencia.

Anticipar las ventas durante este proceso inicial es asumir riesgo innecesarios para un potencial de venta casi nulo, y correr el riesgo de espantar a tus pocos lectores antes de haber consolidado una relación naciente con un audiencia.

No abandones demasiado rápido

Una vez que has empezado a construir tu audiencia, ten muy claro que esté es un trabajo que nunca acaba.

Con el efecto bola de nieve que suele proporcionar buenos rankings en Google, este esfuerzo inicial ya te será compensado con creces más adelante. Siempre y cuando superes este umbral de tiempo y no abandones demasiado rápido.

Céntrate en el mercado, en tus lectores y deja de pensar en ti. Este es el mensaje central del concepto de la audiencia mínima viable.

Eso sí, tendrás que aprender a escuchar tus lectores. No te creas que sea tan fácil…

Así que, ¿por qué no empiezas hoy y compruebas tú mismo todo lo que puedes conseguir?

Escrito por 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.