Este fin de semana se ha celebrado el encuentro de youtubers por excelencia, el Tubecon, un evento que aterriza en España para reivindicar el fenómeno influencer y la nueva forma de comunicación que han establecido en el ámbito digital.

La popularidad de estos anónimos junto con el cercano vínculo y la conexión emocional que establecen con sus seguidores los ha puesto en el objetivo de las marcas que han visto en ellos una potente arma marketera, aunque eso sí, a juzgar por los últimos acontecimientos, de doble filo.

Dentro del evento se han celebrado diferentes ponencias y mesas redondas que han ahondado en las claves de la monetización de YouTube a través de la publicidad, una tendencia no exenta de polémica pero a la que ya se apuntan la mayoría de estos influencers.

También el branded content ha sido materia de debate así como la relación entre youtubers y marcas que se enfoca no tanto en el número de seguidores sino en el engagement que generan en el público.

Así, varios youtubers han querido dar su perspectiva sobre las colaboraciones con las marcas, un trabajo que aseguran conlleva una gran responsabilidad tanto a la hora de elegir las marcas como de crear el contenido publicitario.

Este formato se encuentra en dando sus primeros pasos en la plataforma y su evolución ha llevado a que muchos influencers hayan sido, según ellos mismos “conejillos de indias de las marcas”, algo que a pesar de todo consideran normal pues “hay relaciones que funcionan mejor y otras peor”.

Sin embargo, destacan que lo importante es ser coherente y fiel a uno mismo.

Desde el punto de vista de las agencias, los youtubers aconsejan buscar una representación que sea capaz de encontrar aquellas marcas que encajen mejor con la esencial del canal y del youtuber para lo que es esencial conocer muy bien al influencer.

“No puedes pretender hacer un branded content y no tener un proceso de revisión como cualquier campaña publicitaria tradicional. Hemos trabajado mucho en este sentido para mejorar la relación youtubers-marcas”.

Una de las críticas de los youtubers hacia las marcas es su acercamiento a ellos como si fuesen números o un catálogo sino que opten por interesarse por revisar a fondo su contenido y saber con quién quieren trabajar.

Con respecto a la polémica que se ha generado a raíz de la ocultación de este branded content, los influencers apuestan por la honestidad con el público, por eliminar ese tabú de decirle a la gente que es un contenido patrocinado.

¿Cómo utilizar YouTube para crear una carrera profesional?

Para Álvaro, nadie empieza en la plataforma pensando en ganar dinero con ello pero, en dos años y al conseguir 250.000 suscriptores, se decidió a emprender con una marca propia cuyo éxito le debe a YouTube y al apoyo que recibe en su canal.

Alba Vidal, por su parte, también ha querido aprovechar su popularidad en YouTube para profesionalizar su oficio de creadora y abrir su propio estudio audiovisual, Koalak, con el que da vida a los contenidos con los que nutre su canal y que enganchan a las marcas por su calidad.

Aunque ambos reconocen que emprender es una aventura de riesgo, cumplir sus objetivos personales trabajando en lo que les gusta y con sus propias normas es una gran recompensa.

“Hay que encontrar el equilibrio a través de la prueba y error. El camino hacia la profesionalización es complicado y hay que saber muy bien quién eres y qué quieres mostrar”, añade Vidal.

El canal de magia de Borja Montón, Domina la Magia, se ha convertido en el número 1 en nuestro país y, a diferencia de sus compañeros, él sí veía la plataforma como una manera de crear un negocio, como una lanzadera en la que el secreto, asegura, “es ser muy constante”.

Sin embargo, él no vive de YouTube, sino del negocio que ha sabido crear a raíz de su canal.

“No hace falta que tengas muchos seguidores. Con que tengas 10 pero a esos les guste lo que haces y mimes el contenido, las marcas vendrán”, afirma.

Por su parte, el youtuber del canal Omglobalnews, ha comenzado un nuevo proyecto que nace de Youtube pero también enfocada a la plataforma. Se trata de una agencia de publicidad que crea contenidos comerciales para las marcas y youtubers en la plataforma.

“Hemos creado el producto pensando en cómo nos gustaría a nosotros que funcionasen las agencias. Conocemos internet y sabemos lo que nos gusta y lo que no”, asegura.

De esta manera, existe un elemento común en los negocios de todos estos emprendedores y es que puentean a los intermediarios, una mala noticia para agencias o proveedores que está cambiando las reglas del mercado. Una tendencia que ha llegado para quedarse.

“Las grandes marcas están empezando a confiar cada vez más en el mundo online, incluso en agencias pequeñas que llevan menos de un año pero que conocen muy bien el mercado digital y a la audiencia”, sentencian dejando claro que están dispuestos a ganarles el terreno a las más grandes agencias del país.

Un artículo publicado en Marketing Directo