Youtuber, influencer y community manager se cuelan entre las nuevas profesiones favoritas de los niños españoles

Debido al entorno digital en el que vivimos, las profesiones del futuro demandan una mayor especialización, por ejemplo, abogados con conocimientos de cloudcomputing o arquitectos especializados en Big Data, que implica que los alumnos tengan que aprender competencias “básicas” desde el colegio

Casi el 40% de los jóvenes españoles todavía no ha descubierto su vocación profesional. Así lo desvelan los resultados del estudio Future Lab1, elaborado por la Fundación CINNED en colaboración con People Excellence que han sido presentados hoy en el colegio Brains International School de La Moraleja. Los jóvenes españoles se decantan en su mayoría por profesiones de ‘toda la vida’ y con un impacto directo en la sociedad. De hecho, parece que las profesiones más modernas y recientes cuentan cada vez más con mayor popularidad, dado que el 12% de los encuestados ya afirma querer ser Youtuber, Influencer o Community Manager. El 21% de los jóvenes españoles, en cambio sigue apuntando a las profesiones tradicionales como médico, abogado, ingeniero o profesor.

“Es responsabilidad de la comunidad educativa, junto con los padres y los profesores, ayudar a los jóvenes a descubrir su vocación profesional”, ha señalado Gianluca Balocco, Chief Executive Officer de People Excellence durante la presentación de los resultados del estudio. “Si ayudamos a los jóvenes a descubrir su vocación profesional, podremos plantear las herramientas educativas adecuadas o crearlas en el caso de que no existan para orientar mejor su carrera académica y profesional”, ha añadido Balocco.

En el estudio, los alumnos también han respondido sobre las principales características en las que se fijan a la hora de elegir una profesión. El 58% confiesa que desea profesiones que impliquen relacionarse de forma activa con los demás. Buscan, además, profesiones que les permitan tener una elevada capacidad económica, un buen nivel de vida y vivir nuevas experiencias.

¿En qué empresas quieren trabajar los jóvenes españoles?
Según los datos del estudio promovido por la Fundación CINNED y realizado por People Excellence, el 35% de los jóvenes desea ocupar posiciones laborales en empresas ubicadas en ciudades cosmopolitas, como Madrid o Barcelona. Es más, éstos señalan como un factor a tener en cuenta la ubicación de las oficinas en las ciudades y se declinan por aquellas empresas que cuentan con instalaciones en el centro de la ciudad. Solo uno de cada 10 jóvenes apuesta por el teletrabajo y confiesa que le gustaría trabajar desde su casa conectado a los demás mediante redes sociales.

Otra característica a destacar es que más de la mitad de los jóvenes (55%) cree importante que las empresas sean responsables e innovadoras. Pero, sobre todo, señalan que el factor más importante es el respeto por el medioambiente (68%).

En relación a los factores determinantes para aumentar el compromiso con la empresa señalan realizar actividades atractivas y retadoras (54%), y tener un buen ambiente laboral (50%).

“La educación actual de los jóvenes no solo les prepara para tener más conocimientos y estar preparados para enfrentarse a nuevos retos, sino que también busca una formación en valores, como el respeto, la solidaridad o la integridad entre otros” señala María Hita, presidenta de la Fundación CINNED. “Es por ello que los jóvenes valoran positivamente las empresas comprometidas con ciertos aspectos sociales. Al final, serán estas empresas comprometidas con la sociedad quienes consigan captar a los profesionales con más talento”, añade Hita.

El jefe ideal para los jóvenes españoles
La mayoría de los jóvenes (65%) buscan líderes emocionalmente inteligentes con los que puedan entablar una relación más personal. En este sentido, el 40% valoraría ampliamente tener una relación cercana y de confianza con sus superiores. Otro aspecto fundamental para estos (40%), es poder aprender cada día cosas nuevas de su jefe. No obstante, el 57% considera que sentir su esfuerzo reconocido es lo que más gratificación y orgullo les generaría en su puesto de trabajo.

Un dato revelador es que el 54% de los jóvenes españoles cree que en 10 años ocupará posiciones de alta responsabilidad o trabajará en su propia empresa, por lo que cabe pensar que más que describir a su jefe ideal, estos jóvenes hacen alusión a cómo se comportarán el día de mañana cuando ocupen posiciones relacionadas con el liderazgo.

Las profesiones del futuro
Durante la presentación de los resultados del estudio, se ha prestado especial atención a las profesiones del futuro. Es decir, aquellos puestos de trabajo en los que todavía no hay muchos profesionales formados y que cada vez son más demandados por los departamentos de recursos humanos.

“Las profesiones del futuro plantean un reto social. No solo en materia laboral, sino también en materia de educación”, señala María Hita. “Las instituciones académicas tendrán que adaptarse a las necesidades educativas de los nuevos profesionales, ofreciéndoles formación específica sobre aquellas materias que hoy se consideran como parte de la educación universitaria”, añade Hita.

También, se ha hecho hincapié en la profunda transformación del entorno laboral que va a tener lugar en un futuro cercano, y que afectará a la forma de entender todas las profesiones, incluso a aquellos puestos de trabajo clásicos o de toda la vida.

“La transformación digital durará un tiempo y se demandarán profesionales especializados en informática con otras ramas de conocimiento como, por ejemplo, programadores con conocimiento en Finanzas, Economía, Derecho, Medicina, Bioquímica o Diseñadores Digitales con conocimiento en Física o Arquitectura”, comenta Luis Manuel Tolmos, abogado y secretario general de esta fundación. “España tiene la peor tasa de natalidad desde los últimos 40 años. En cinco años habrá menos niños en las escuelas y universidades por lo que deberíamos diseñar una estrategia internacional común en Educación, especializada en los puestos de trabajo que se demandarán en el futuro. Así, podremos tratar de invertir la tasa de desempleo, aprovechando nuestro potencial turístico, reteniendo el talento internacional, reduciendo el número de aulas vacías y creando nuevos puestos de trabajo más cualificados. Los colegios serán los que cambien el mundo”, concluye Tolmos.

Vía: Puro Marketing

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.