Do It Yourself, ¿tengo que hacerlo todo yo en mi negocio?

Vamos a hablar de uno de los grandes mitos sobre el negocio online: el «Do it yourself».

Se dice por ahí que tienes que hacer tú primero todas las cosas en tu negocio antes de pensar en externalizarlas y contratar a colaboradores.

¿Es cierto que tienes que hacer todo tú en tu negocio online? Vamos a verlo.

¿Cuál es el significado del Do It Yourself (DIY)?

El “Do It Yourself” es hacer todo tú, “hazlo tú mismo”, literalmente.

Este es el significado de esta expresión, que da salida a mucho debate.

Cuando eres tú el líder de un proyecto, es muy sano que hayas pasado por todos los procesos que tienes en tu negocio antes de externalizar el trabajo a quien sea.

¿Por qué?

Porque vas a poder entender mejor lo que tiene que hacer esta persona para ti, vas a tener mayor empatía porque lo has sufrido en tu propia pie. Vas a ver que no es tan fácil producir los resultados que exiges porque lo has intentado y no lo has logrado tú.

Con lo cual todo esto es, de alguna forma, cierto. A mí me gusta pensar que un gran emprendedor, un gran líder, ha pasado por todas las facetas de su negocio.

Pero un gran líder es también alguien que tiene conciencia absoluta de su tiempo.

¿Y esto qué significa?

Significa que hay muchas cosas a las que no deberías dedicarles tiempo, porque son tareas de poco valor añadido, ni te gustan porque te lastran a nivel de energía.

Sobre todo, no son las tareas más importantes para tu negocio, no están centradas en tu gran talento, y es ahí donde tenías que centrarte y construir un equipo perfecto.

Muchos dicen que parte del aprendizaje de crear un negocio online es hacerlo uno mismo.

Veamos la secuencia.

Primeros pasos del Do It Yourself

Imagina que quieres vender tus servicios de coaching.

Lees un blog de marketing digital y te das cuenta de que necesitas un blog. ¿Qué haces? Te formas picando un poco de aquí y de allá e instalar un blog en WordPress.

Tu objetivo es hacer coaching y ayudar a la gente a centrarse mejor en su vida pero ahí estás metiendo un montón de horas para lograr instalar WordPress y que funcione.

Entonces, uno empieza por instalar un blog WordPress, cuando lo que quieres es hacer coaching y ayudar a la gente a centrarse mejor con su vida.

Luego, ya que tienes la página montada, pues habrá que añadir funcionalidades.

Un plugin de seguridad, otro para que se suscriban a tu newsletter y otro para comprimir imágenes.

Vale. Tu web ya es funcional.

“Ya, Franck. Pero, igual está un poco fea, ¿no?”

Y, ni corto ni perezoso, buscas el tema más bonito del mercado. Al menos, eso es lo que parecía en la demo.

A continuación, descubres que para atraer gente a tu blog deberías ponerte a escribir. Así que estableces un calendario editorial y te pones a escribir como si no hubiera un mañana.

Estás así 3 o 6 meses. Pero, ¡anda! ¡no he pensado en el SEO!

Así que te pones a seguir los blogs de los SEOs más molones de España y Latinoamérica.

Como ves que el posicionamiento web no es rápido y te gustaría empezar a vender, pues pasas a las redes sociales, ya que necesitas empatizar con tu audiencia y difundir esos posts que tanto te has currado.

las redes sociales a hacer promoción de sus contenidos, y ya ha pasado un año.

Resumen de tu primer año como emprendedor online:

  • WordPress
  • Plugins
  • Temas
  • Escribir
  • SEO
  • Redes sociales

Resultado: 0 ventas.



¿Y ahora qué hago?

En este primer año no has validado tu idea de negocio porque no estás hablando con nadie.

Lo único que has hecho con el «Do it yourself» es aprender un montón de micro tareas tácticas y técnicas completamente irrelevantes para el desarrollo de tu proyecto online.

Es una trampa muy gorda.

Al principio deberías centrarte en tu visión.

Tu visión ha sido de ayudar a las personas en base a algunos conocimientos y una experiencia que tú tienes.

Entonces lo que deberías hacer de forma natural es pasar cuanto más tiempo con preclientes y con clientes: preclientes para transformarlos en clientes y clientes para entregar lo que has vendido.

Este es tu papel y tu obligación como emprendedor a la cabeza de un negocio online.

Cualquier otra cosa es una dispersión y son gentes que te aleja de lo que es el rumbo que tienes que dar a tu proyecto.

Ojo, el «Do it yourself», para mí, me parece sano pensando en líderes, pero para construir rápido un equipo de colaboradores, para tener mayor empatía y entender mejor lo que es el papel de cada uno en un proyecto.

Un gran líder también tiene que ser capaz de hacer un poco de bricolaje digital, sobre todo si quieres operar un negocio digital.

Al mismo tiempo, no tienes que perder el foco de tu misión: desarrollar este negocio, pasar tiempo con tus clientes.

Franck Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: