El ABC para escalar tu negocio

El Everest está de moda. 

Desde hace unos años, cada vez veo y oigo a más gente que desea ir viajar a Nepal y ascender la montaña más alta del mundo. 

No todos pretenden hacer cumbre. 

De hecho, la mayoría se conforma con subir hasta el campamento base (que tiene sus buenos 5364 metros). 

A esa altura, se nota la falta de oxígeno y se corre el riesgo de sufrir el llamado mal de altura. 

En alpinismo, todo es más fácil si subes rápido. 

No puedes quedarte 20 días a más de 5000 metros de altura. 

Hacerlo, comprometería seriamente tu vida. 

Vamos, que te podrías morir. 

Por eso, hay que subir relativamente rápido. 

Y para eso, debes reducir al máximo el peso que llevas contigo y debes prepararte físicamente para mantener un buen rendimiento con una alta intensidad cardiaca y falta de oxígeno. 

Podrías llevar bombonas, pero eso aumentaría drásticamente el peso que cargar y se convertiría en un lastre. 

En la alta montaña, cada gramo cuenta. Cuanto menos, mejor. 

Si vas ligero, puedes subir más rápido. 

Cuanto más tardas, mayor debe ser la infraestructura (es más lento y todo cuesta más -sherpas, logística, comida, etc.-), más te cansas y mayor es el riesgo de que el clima se complique.

En los negocios, ocurre lo mismo. 

¿Por qué tantos emprendedores y negocios digitales se estancan y les cuesta escalar hasta las 6 cifras? 

Por 4 motivos: 

1. Falta de estrategia + Ganas de crear: crear cosas nuevas para vender más, en vez de aprender a vender muchas unidades de lo que han creado inicialmente.

2. Se cargan la mochila de mucho peso inútil: 

  • Complejidad en la comunicación para vender (con lanzamientos agotadores cada mes).
  • Complejidad en arreglar estas soluciones que recién lanzadas funcionan regulín.
  • Complejidad al mantener todas las soluciones creadas. 

3. Falta de recursos humanos y económicos para llevar a cabo las operaciones correctamente. 

4. Estrés, agobio, procrastinación y… fin de la historia.

Si  te das cuenta, los 4 motivos se pueden resumir en una palabra: 

Complejidad. 

Por el contrario, detrás de todas las “gacelas” empresariales (negocios que crecen a buen un ritmo y no se estancan), siempre hay negocios mono-soluciones. 

Es decir: sencillez y simplificación. 

La mono-solución es la única forma de transformarte en el nº1 mundial, haciendo una única cosa mucho mejor que todos los demás competidores de mayor tamaño: dinosaurios, lentos y pesados, pero tremendamente potentes.

Imagino que tú quieres ser una gacela. 

¿Qué necesitas para lograr transformar tu negocio en un negocio escalable?

Para empezar, una sola cosa: 

ser capaz de tomar decisiones, porque necesitas abandonar el 80% de lo que haces hoy. 

Hay que desaprender primero para poder aprender un modelo mejor que te permita llegar hasta la cumbre que quieres conquistar. 

También necesitarás matar el campeón que llevas dentro. 

El que te ha llevado hasta el punto en el que estás hoy.

A este campeón hay que transformarlo en coach. Y hacer que este coach haga aún más historia que el campeón.

Son cambios necesarios para convertirte en un verdadero “escalador de alta montaña de los negocios”. 

Y en una gacela. 

Pero para eso, primero debemos identificar en qué situación te encuentras hoy y conocer los elementos que componen ese «poder de uno»

1. Una visión única y poderosa 

Piensa en Über, Deliveroo,  Air BnB o Bla Bla Car: todas conectan usuarios con dueños. Esa es su visión única. 

Otro ejemplo, mi visión:  el consulting moderno se ejecuta en grupo (sesiones grupales 1 a N y  programas digitales).

En el nuevo paradigma digital, la formación online es el nuevo Consulting de toda la vida en el que el poder de un grupo acelera los aprendizajes y los resultados. 

2. Un único target super cristalino

Jugadores de golf, comerciales autónomos que trabajan en agencias inmobiliarias, dueños de un e-commerce de alimentación (productos pereceros). 

Uno. Esa es la clave. 

3. Un único canal de venta

Solo Facebook Ads, solo LinkedIn, solo blog + emailing, solo prospección digital. 

Elige uno. El más adecuado para tu negocio. Y olvídate del resto. 

Y cuando domines un primer canal (y facturas más de 6 cifras/mes), ya puedes pasar al siguiente, para diversificar. 

Pero no antes. 

4. Una única experiencia de venta, siempre la misma

Hay diversas opciones. 

Taller gratuito > Venta en evento > Programa de coaching. 

Otra opción: 

Optin > Vídeo de valor > Cualificación > Llamada 1 a 1 > Programa de Coaching. 

Son dos ejemplos. Piensa la tuya y pon alma y corazón SOLO en ella.

5. Una única solución CORE

Ser generalista y tener una oferta multiservicio no te hace ningún bien. 

Eres invisible para Google e ineficiente en el boca a oreja. 

¿Qué crees que es más fácil de escalar: una agencia de comunicación tradicional o una agencia especializada en publicidad en Instagram para marcas de moda y belleza? 

Hay más. 

La oferta multiservicios suele llevar de la mano los servicios a medida. 

Tienen ciclos de venta largos, el I+ D no lo facturas, la tasa de reutilización de tu trabajo es nula y acaba siendo poco rentable. 

Los servicios a medida solo cobran sentido si te posicionas como un actor del sector del lujo… pero con tarifas de lujo. 

La mayoría de los consultores, coaches y emprendedores de servicios que conozco afirman orgullosos trabajar a medida con sus clientes, pero en realidad lo cobran al precio/hora de un técnico de limpieza. 

No te conviene, Jose. 

Además, tu tiempo no es escalable. Tiene un techo. 

Cuando vendes todo tu tiempo, facturar más es complicado. O imposible. 

Sin embargo, al transitar hacia soluciones de coaching o consulting, puedes escalar con productos sin tener que hacerlo con recursos humanos y tu tiempo. 

¿Te das cuenta del poder del uno, Jose? 

La clave está en resolver un problema grande o complejo que tiene tu cliente y convertir tu solución en una oferta premium que aporta un alto valor y puedas cobrarlo como tal. 

Esta opción es mejor que convertirte en un negocio de soluciones tiritas (infoproductos baratos, membresía a 10 0 30 €/mes o servicios malpagados). 

Así podrás escalar tus ventas, trabajar menos y aumentar tu rentabilidad. 

También serás más feliz. 

Bien, ahora tienes dos caminos. 

Seguir como hasta ahora, seguir quemándote y convertir el crecimiento de tu negocio en un sufrimiento. 

O…  Implementar el poder del uno y transformarlo para escalar con éxito. 

Un fuerte abrazo

Franck “simplificador de negocios” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: