La forma más sencilla de evitar el bucle de la procrastinación

La procrastinación es el tercer miembro de la banda que te ayudará a no triunfar con tu negocio online.

Y es el tercero porque siempre va unido de la mano con la perfección y el agobio, que sería el dúo principal, y que por supuesto tampoco te van a dejar triunfar.

Déjame explicarte por qué y cómo puedes eliminar la procrastinación para siempre.

Cuando arrancas algo, empiezas con ganas de perfección y te agobias enseguida porque gracias a eso tu lista de tareas no deja de crecer, ya que siempre hay algo que mejorar.

Luego, por culpa de este agobio, te das cuenta que no puedes atender todo lo que te has marcado en el planning, y empiezas a procrastinar.

Curiosamente, muchas veces, cuanto más tenemos que hacer, menos acabamos haciendo al final por lo agobiados que nos sentimos.

Como que nos bloqueamos.

Por tanto, consecuencia directa de todo lo anterior es que la motivación baja y, a partir de ahí, entramos en un círculo vicioso negativo descendente que te conduce, normalmente, directo al abandono de tu proyecto online a los pocos meses.

Pues este, Jose Manuel, es el círculo vicioso que hay que romper:

perfección-agobio, agobio-procrastinación.

La motivación es fundamental en un proyecto que se está lanzando, y tienes que poder nutrirte de las pequeñas victorias.

Y ahora te preguntarás:

¿cómo puedo conseguir estas pequeñas victorias?

Pues muy fácil:

UNO, rechaza la perfección. Recuerda: hecho es mejor que perfecto.

DOS, apaga el agobio superfluo.

TRES, trabaja a una escala temporal muy muy corta.

Esto presupone reducir lo que te exiges realizar cada día.

Márcate una cosa que terminar por día y ponla en tu calendario.

Idealmente, empieza con esta cosa por la mañana, y si llega la tarde y no has terminado, pues di adiós a la televisión y al sofá y enciérrate para terminar tu cosa del día.

Se trata de hacer tareas menos ambiciosas, pero terminarlas.

Sí o sí, y sin aceptar excusas ni retrasos.

Si trabajas de forma muy intensa pero corta, después tendrás toda la razón del mundo para descansar. Porque podrás disfrutar de la victoria del día.

¿Y qué tareas podrían ser esas ahora que estás empezando?

Te digo:

  • Identificar 20 ideas increíbles de posts para tu calendario editorial.
  • Terminar de editar un artículo.
  • Hacer networking con 10 personas de tu mercado.
  • Contactar con 10 potenciales clientes.
  • Promocionar tu último post para aumentar tu audiencia.
  • Conseguir 10 suscriptores en un día.
  • Etc.

Quiero que multipliques las pequeñas victorias y que vayas celebrando estos mini hitos como lo que son: victorias.

Victorias pequeñas de hoy que anuncian victorias más grandes para mañana.

La guerra no se gana ni se pierde con una sola batalla.

Crea un ritual. El que tú quieras. Pero celebra tus victorias.

Y cuando veas que después de unas semanas llegas a completar siempre el 100% de las tareas que te habías propuesto, podrás pensar en incrementar el número de tareas al día de 1 a 2.

Pero de momento con una tarea hecha al día conseguirás auténticos milagros.

Enhorabuena.

Ya sabes cómo vencer la procrastinación para siempre.

Así que te animo a que te planifiques una tarea para mañana y la cumplas. Quiero que empieces desde ya a celebrar esas pequeñas victorias.

Just Do It! ¿Con cuál vas a empezar?

Un fuerte abrazo,

Franck “los pequeños hitos llevan a la victoria” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: