La nueva ley del Gobierno que no gustará nada a los influencers españoles

Los influencers, como cualquier autónomo, están asistiendo a varios cambios en la fiscalidad y la forma de trabajar, con las nuevas leyes del Gobierno. En este caso, el Ministerio de Economía y Transformación Digital de España ha presentado un Proyecto de Real Decreto que promete cambiar las reglas del juego para los grandes influencers, youtubers y creadores de contenido en las plataformas digitales y redes sociales, y no parece que vaya a gustar mucho. Esto es lo que necesitas saber sobre esta nueva ley y cómo influirá en el contenido.

Recientemente, se ha anunciado una regulación urgente que apunta a los influencers que ganan más de 500.000 euros al año o que tienen más de dos millones de seguidores. La ley, según publicaciones de El Economista, busca que estos influencers cumplan con ciertas obligaciones similares a las impuestas a los prestadores de servicio de comunicación audiovisual.

Nuevas regulaciones en la publicidad

Uno de los cambios más significativos es la manera en que se manejará la publicidad. La ley exige que las comunicaciones comerciales sean claramente distinguibles del contenido editorial. Esto significa que los influencers a los que se dirigen deben usar métodos ópticos, acústicos o espaciales para diferenciar claramente entre lo que es publicidad y lo que no lo es. Además, el volumen de los anuncios no podrá ser más alto que el del contenido regular.

Prohibiciones específicas en contenido comercial

Los influencers se enfrentarán a restricciones estrictas en cuanto al tipo de productos que pueden promocionar. Por ejemplo, la publicidad de tabaco, cigarrillos electrónicos, ciertos medicamentos y productos relacionados con la salud que no cumplan con la normativa estarán prohibidos.

Además, no podrán promocionar bebidas alcohólicas de forma que se dirijan a menores de edad o que asocien el consumo de alcohol con el éxito social. La publicidad relacionada con apuestas o juegos de azar también estará restringida a ciertas horas.

Protección de los menores

Un aspecto crucial de esta ley es la protección de los menores de edad. Los contenidos comerciales no podrán incitar a los menores a comprar productos aprovechando su inexperiencia o credulidad. Además, se prohíbe la publicidad que promueva el culto al cuerpo o el rechazo a la autoimagen, como los anuncios de productos adelgazantes o tratamientos estéticos.

Códigos de conducta y sanciones

La ley también impulsa la adopción de códigos de conducta para evitar la publicidad de alimentos no saludables dirigidos a menores. Las sanciones por no cumplir con estas nuevas regulaciones pueden ser severas, oscilando entre 10.000 y 1,5 millones de euros, dependiendo de los ingresos del infractor y la gravedad de la conducta.

Este cambio normativo es un paso significativo en la regulación de los contenidos digitales y la publicidad online. Al establecer estas nuevas reglas, el Gobierno busca proteger a los usuarios, especialmente a los menores de edad, de los efectos potencialmente dañinos de ciertos tipos de publicidad y contenidos promocionales.

Para los influencers, esto significa una mayor responsabilidad y la necesidad de adaptarse a un entorno digital más regulado. Para el público, especialmente los padres y tutores de menores, es una garantía de que los contenidos a los que sus hijos están expuestos estarán más controlados y serán más seguros. Todo apunta a que será el comienzo de una era en la que la regulación de los contenidos digitales, con una influencia cada vez mayor y con la televisión perdiendo apoyo poco a poco.

Félix Esteban

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *