Los moderadores de TikTok son menos estrictos con determinadas cuentas

La situación de TikTok en la actualidad —al menos en apariencia— es envidiable.

La plataforma se ha convertido en la primera aplicación para móviles que, sin ser un videojuego, genera 10.000 millones de dólares en gasto de los consumidores.

Se trata de un logro que solo había sido alcanzado por colosos de la talla de Candy Crush Saga (la app con más ingresos de todos los tiempos, con más de 12.000 millones) o Clash of Clans (10.200 millones), y que sitúa a TikTok a una distancia considerable de sus principales competidores, con Tinder y YouTube a una distancia de entre 2.000 y 3.000 millones.

Si la red social ha conseguido alcanzar ese hito ha sido gracias a sus monedas virtuales, una divisa que solo existe dentro de TikTok y que sirve para que los usuarios puedan comprar regalos para los creadores de contenido de la plataforma. En cambio, los moderadores de contenido de TikTok también han jugado un papel fundamental en el éxito de la red social.

Los moderadores son un colectivo que suele pasar desapercibido, pero cuyo trabajo es vital para el correcto funcionamiento de las redes sociales. Estos profesionales han denunciado que están sometidos a situaciones de estrés constante, puesto que —en ocasiones— se ven obligados a visualizar horas y horas de contenidos dañinos y perjudiciales que deben ser eliminados de las plataformas.

Sin embargo, en el caso de TikTok parece que existen distintas varas de medir en función de la persona que esté publicando esos contenidos. Así lo ha recogido The Guardian, en un reportaje en el que cita a varias fuentes internas de la red social que aseguran que, en Europa, se anima a los moderadores a ser más indulgentes con determinadas cuentas de alto standing.

Los documentos a los que ha tenido acceso el medio de comunicación británico sugieren que la plantilla de la aplicación de vídeos virales ha creado una jerarquía de usuarios, asignando a determinadas personas o colectivos etiquetas internas que les permiten tener una mayor libertad de acción.

De ese modo, ciertas cuentas —aparentemente importantes— han recibido etiquetas internas que no parecen utilizarse en otras cuentas. Según The Guardian, estas etiquetas de estatus serían: «Supercuenta», «Supercuenta supercuenta», «Top PGC» y «Creador top».

«Nadie entiende lo que es una supercuenta, pero nos dicen que seamos muy cautelosos«, ha afirmado un miembro del personal de TikTok al medio británico. La plataforma propiedad del gigante tecnológico chino ByteDance ha declarado que no se trata de una política de empresa y que es inexacto decir que se ha pedido al personal que sea menos estricto con ciertas cuentas.

Aun así, The Guardian ha tenido acceso a un mensaje enviado por un asesor de TikTok a un grupo de más de 70 moderadores, bajo un epígrafe que incluía las palabras «creadores top», en el que se recomendaba que había que ser «más indulgentes» en lo que se describía como «casos extremos».

«Entiendo que significa que si consideras que un vídeo es un caso extremo, entonces se te pide que no apliques las políticas si se trata de un creador top», ha explicado un miembro del personal de la red social.

Según informa el medio de comunicación británico, entre las cuentas con designaciones especiales aparecen la del club de fútbol Manchester United o la de la estrella del pop Sam Smith, junto a las de otros influencers especialmente reconocidos en el Reino Unido, como la del youtuber Ethan Payne o la del cómico Russell Brand.

Ramón Armero

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *