Mentores y mentiras

Para recibir buenos consejos, es esencial tener un buen consejero. 

Y este es el problema que hay ahora mismo en internet. 

Pululan supuestos mentores de negocios que se creen capaces de guiar a los demás. Pero no lo son. 

Para mí, hay 3 categorías. 

Por un lado, tenemos a los que creen tener soluciones mágicas. 

Se dedican a copiar sistemas ajenos, pero no saben aplicarlos (y menos ayudar a otros a implementarlos en sus proyectos). 

Por otro lado están los que afirman tener fórmulas para hacerse rico de la noche a la mañana sin necesidad de esfuerzo. 

Son 100% humo. 100% sacacuartos sin resultados. 

Poco más que decir de estos. 

También están los que quieren…, pero no pueden. 

Porque no saben. 

No tienen experiencia, no tienen formación, no tienen recorrido. 

A duras penas sobreviven de su negocio online, pero se venden como auténticos gurús. 

Pura fachada y postureo. 

Ojo, que de esto hay mucho. Y cada vez más incautos caen en sus redes. 

¿Cuál es el problema de caer en las manos de alguno de estos “mentores”? 

Pues que acabas viviendo una mentira. 

Y por mucho que lo intentes, por muchas horas que eches a tu negocio, por mucho esfuerzo y empeño que pongas, los resultados ni llegan ni van a llegar.



Conclusión:

Haz caso de tu mentor y sigue sus consejos, pero… 

Vigila a quién le concedes credibilidad. 

Y a quién eliges como mentor.  

Te dejo aquí algunas pistas: 

Un mentor no se preocupa del postureo. 

Un mentor tiene autoridad. 

También tiene experiencia, conocimiento y formación. 

Y puede enumerar cientos de clientes, resultados y vidas transformadas.

¿Prefieres mentores o mentiras? 

Un fuerte abrazo,

Franck “consejos de los buenos” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: