Mi experiencia con los cursos online: ¿útiles o estafa?

Una de las ventajas de Internet es que puedes aprender prácticamente de todo desde tu casa, formarte a tu ritmo y encontrar para ello curso de todo tipo, desde carreras universitarias y másteres, hasta tutoriales prácticos para aprender en minutos algo.

Como persona inquieta, a lo largo de los años he probado dos de ellos: los cursos, de pago o no, y los tutoriales. Sobre todo con los de pago te preguntarás si han sido útiles o una estafa.

De los tutoriales no me ocupo, porque normalmente son de lo más prácticos. Te enseñan en unos minutos a montar un mueble, a cambiar un enchufe o a manejar tal o cual aplicación o programa. Cero problema.

La cuestión viene con los cursos online y academias de todo tipo que suelen inundarte de publicidad allá por donde navegas, casi siempre con la promesa de una vida mejor, un empleo bien pagado o hacerte rico sin apenas esfuerzo.

Es lo que llaman «vendehumos», y de los que se hacen tanto feroces críticas como parodias. ¿Es realmente así siempre, casi siempre o solo son exageraciones y excepciones?

El coste de los cursos online que realicé

Los cursos que he realizado los puedes ver en la imagen. Fundamentalmente, han sido cinco, y de esos cinco, solo uno ha sido gratuito y el resto de pago. De los de pago, dos no llegaron en coste a los 100 euros (aunque era una oferta puntual de primeros apuntados), y los otros oscilaron alrededor de los 500 euros, algo más o algo menos.

Sin embargo, como sabes, hay cursos, sobre todo los que te prometen salir de él ganando ya dinero, o al menos en pocos meses, o convertido en un experto en algo, que casi siempre superan los 1.000 euros, abundado más bien la horquilla entre 1.200 y 3.000 euros. ¿Merece la pena gastar un dinero ya considerable en estos cursos?

He de decir que antes de que juzgue mi experiencia, está basada en el contenido y las posibilidades que tiene, pero aquí hay que ser autocríticos, y esto va en relación de lo que luego explicaré sobre el concepto de «vendehumos».

Podría decir que tal o cual curso no me sirvió de mucho y que, por tanto, podría ser un dinero tirado, pero ¿lo aproveché verdaderamente?, ¿puse toda la carne en el asador  para sacar todo el jugo al contenido y aplicarlo?

Muchas veces tendemos a pensar en ello sin darnos cuenta de que una de las ventajas de estos cursos es que son para todo la vida, al menos la gran mayoría.

No hay un límite de formación y acceso y luego ya te cierran todo. Tienes el contenido, y encima actualizado en muchos casos cada año sin coste adicional, para siempre, con lo que, salvo que fuera algo que se ha desfasado completamente en pocos años, muy improbable, lo tienes ahí para su consulta o bien, si lo dejaste a medias o no pudiste seguirlo bien por circunstancias o desmotivación, lo puedes retomar.

Con algunos lo saqué y saco partido aún hoy y completé el 100% de la formación, y con otros no, bien por falta de tiempo, motivación o interés.

Pero eso no infiere que sea una estafa. Incluso acabando el curso y aplicando, por el ejemplo, en el caso de la monetización, los conocimientos para crear una web y monetizarla, puede que no funcione y no se gane dinero, y los alumnos tenderán a quejarse de que le prometieron vivir de crear webs y monetizarlas, cuando la realidad es que es un trabajo duro y perseverante, e igual tardas 1-2 años en empezar a ver unos euros en tu cuenta.

Pero vamos uno por uno:

Curso Sueldo Pasivo

Creado e impartido por el experto en creación de páginas web y afiliación, Pau Navarro. Es uno de esos cursos que se ha quedado desfasado, y la prueba es que ha ido ofreciéndose de más a menos coste, de los casi 1.000 euros cuando surgió, a los 10 euros actuales.

¿Entonces era una estafa porque ahora vale un 1% de su coste original? Realmente considero que no, simplemente lo que hace pocos años era un boom, ahora no lo es tanto, no se gana tanto con la afiliación y además, justo ha llegado la inteligencia artificial, con lo que no necesitarás aprender cómo crear una o varias webs.

La IA incluso hace bastante bien el trabajo de buscar las palabras clave y todos pasos requeridos, incluso para el contenido de una web de afiliación y monetización. De ahí que lo haya puesto a 10 euros.

No obstante, si quieres un curso completo sobre ello, me parece el mejor, por su practicidad. Va al grano, paso a paso, como hacer todo desde cero, sin conocimiento previo alguno, para acabar lanzando la web e irla optimizando para lograr ese sueldo pasivo con el tiempo.

La otra cuestión a tener en cuenta, filtro principal sobre los «vendehumos», es que el experto que te ofrece el curso sea no ya un especialista en la materia que imparte, sino que haya vivido o viva de eso.

Seguro que tiendes a pensar que si vende un curso de una disciplina es que no es capaz de ganar dinero de verdad con esa disciplina y, por tanto, opta por prometer eso que no consiguió a los alumnos.

Parece un negocio redondo, con curso donde además no se imparten materias en plan, ver al formador explicar, es algo remoto y ni siquiera le ves la cara, puede ser hasta que el contenido se lo hayan hecho otros. Por eso investiga bien quién ofrece el curso y su curriculum.

De todas formas, y aquí viene el factor autocrítico que debes de aplicar, no hay que obsesionarse con eso. ¿El contenido es de calidad y te sirve, y el precio se ajusta a tus posibilidades? Pues adelante.

Al final eres tú el que lo tienes que sacar partido y «navegar» luego solo para sacar el provecho laboral o monetario, si es que ese es el objetivo, que no tiene por qué ser el único.

Curso de trading

Si hay un sector donde lo de «vendehumos» es casi una denominación común, es en el trading.

No hay uno solo que se libre de esa etiqueta, salvo alguna academia de trading considerada «seria» pero coincide con ser las más caras, donde convertirte en un auténtico bróker te puede suponer un coste equivalente al de un buen máster (de hecho muchos se venden como tal): entre 5.000 y hasta más de 10.000 euros. No está al alcance de la mayoría.

Aquí, salvo que estés familiarizado, es complicado si quieres partir de cero y mi recomendación es que aprendas por ti mismo en los miles de cursos y tutoriales gratis que hay en la red, sobre todo en YouTube, de mucho valor y calidad.

No obstante, este curso que imparte Lorenzo Gianninoni considero si no el mejor, de los mejores por calidad-precio, con un método sencillo y realmente aplicable que, si le hechas horas de trabajo, como todo en la vida, y sigues sus pautas sin desviarte, funciona.

Curso de piano

De un sector complejo y polémico para decidir pagar o no por un curso, a uno mucho más amable, donde es complicado que surja la palabra «vendehumos», más aún si el que lo imparte es un pianista reputado, aunque los que no lo conozcan y le ven con su canal de YouTube pueden pensar que sea simplemente un streamer que toca algo el piano.

Si te gustaría aprender a tocar el piano sin saber solfeo con un método sencillo y práctico, esta es una gran opción. Jaime Altozano es el creador de Musihacks, donde por menos de 100 euros tienes para comprar el curso de iniciación y el intermedio.

Recientemente, ha sacado otro más avanzado, para completar la formación. Tocar el piano requiere años y años de práctica cada día, pero este curso no te vende eso, sino que con esfuerzo puedes tocar tus canciones favoritas y acompañamientos sin que tengas que ser un pianista de formación. Es divertido y práctico.

Curso de inteligencia artificial

No podía faltar en la lista y obviamente es el más reciente. Y es que la inteligencia artificial apenas ha asomado, pero de qué manera. Hace un año apenas nadie hablaba de ella ni había surgido. Unos meses más tardes, se convirtió en un tsunami que ni el de Internet en su momento, mucho más lento.

2024 será su año de consolidación y nadie sabe dónde llegará, pero lo más inquietante o apasionante, según se mire, es que en pocos años sus capacidades e influencia en nuestras vidas será de ciencia ficción.

Una vez más, puedes formarte en mil tutoriales que hay en Internet, gracias a esta explosión. El único consejo es hazlo, fórmate ya, porque como dicen los expertos, la IA no te va a quitar el trabajo, sino las personas que la manejen y dominen.

Este curso de un fotógrafo profesional llamado Jon Hernández es perfecto porque va al grano, con tutoriales prácticos para los programas. Hay ya cientos, así que se centra primero en los más importantes: ChatGPT, Stable Diffusion, DALL-E, Midjourney… Luego irá incorporando más.

Lo siguiente positivo es su precio, que va subiendo, pero si lo coges aún a tiempo es de poco más de 100 euros (yo lo compré de los primeros cuando estaba en 79 euros). Ten en cuenta que el contenido es infinito, se irá ampliando con lo que viene y es un pago único, ya no tendrás que pagar más, disfrutando de lo anterior y de lo nuevo.

Pero, si hay tantos tutoriales, ¿por qué pagar por algo que es también de usuario, no un curso especializado tipo desarrollador?

Cierto, es un curso que te interesa si quieres estar muy al día e informado, ya que aparte de lo formativo, te incluyen tutoriales, prompts, recursos, descuentos especiales y un seguimiento escrupuloso de toda la actualidad de la realidad virtual, recomendándote qué herramienta  pagar, qué no, cuál es gratis y él mismo mostrándote cómo saca partido en su trabajo a la IA.

Curso de YouTube

Termino con un curso gratuito, como ejemplo de que si quieres aprender no hay excusas, porque tienes cursos como este gratis e impartidos por conocidos youtubers con miles de seguidores, es decir, que saben cómo crear un canal y que funcione y te lo explican y muestran.

La iniciativa se llama DigitalizArte y es perfecta para que abras tu primer canal o bien que quieras dedicarte a editor de vídeos en la plataforma, un trabajo muy bien remunerado y demandado.

El curso es completamente gratis y se van añadiendo conocimientos. Tienes tutoriales, entrevistas y charlas con los youtubers colaboradores y recursos para descargar. Muy recomendable porque es buen contenido para rodar, sin tener un nivel experto, si no hay excusa de que te cobren o de que quien está detrás ni siquiera tiene muchos seguidores en YouTube.

Conclusiones de los cursos

Primero de los que he hecho, y en general fueron muy positivas. Insisto, hay que juzgarlo por su contenido y la credibilidad del creador y de los formadores.

Por ejemplo, tras mucha búsqueda escogí estos cursos por su calidad-precio y porque la cara visible que está detrás es experto y vive de lo que enseña, y te lo muestra durante el curso. Pau Navarro te muestra sus propias webs monetizadas con las ganancias; Lorenzo tradea contigo en directo con cuenta real; Jaime es el que toca el piano y crea todas las clases; y Jon Hernández aplica él mismo en su vida y en su trabajo la IA, y te lo muestra.

Por tanto, no se trata de que parezca que promociono cursos. Son simplemente los que he hecho, en mayor o menor grado y atendiendo al contenido. El de Sueldo Pasivo no lo aproveché tanto, y no por ello hay que decir que como no gané dinero creando webs no sirve para nada. Siemplemente no eché horas para lograrlo, otros alumnos igual sí lo lograron.

Y aquí viene el otro factor a tener en cuenta a la hora de comprar o no un curso: cómo te lo venden. Si te promenten hacerte millonario o hacerte experto en algo sin esfuerzo y encontrar trabajo rápido, huye. Estos cursos te avisan de la realidad y del esfuerzo, sin prometerte resultados, a no ser que te lo curres y tengas perseverancia, y no es de unos meses.

¿Útiles o estafa?

Si huyes de los «vendehumos», comparas, buscas bien y sigues los criterios expuestos, la mayoría son útiles e incluso te pueden dar una trabajo remunerado, ingresos extras o una profesión freelance desde casa. Hay que ver el lado positivo y aprovecharlo: con Internet llegó una revolución de conocimento desde tu ordenador infinito.

Ya no tienes que ir a una academia, que además eran más caras que ahora enseñando lo mismo online, ni tienes que desplazarte o conseguir un buen empleo realizando un máster de 20.000 euros.

Tienes millones de curso y tutoriales gratis de lo más prácticos y completos, muchos de ellos grabados desinteresadamente por auténticos expertos en informática, derecho, comunicación, arquitectura o cualquier profesión y oficio que se te ocurra. Aprovéchalo, eso sí, cribando bien y estando seguro de que lo vas a sacar provecho y no vas a dejarlo a la semana.

Eso sí, exige siempre, si es de pago, el justificante del mismo, que tenga la garantía de devolución estipulada por ley para que te devuelvan el dinero si no estás satisfecho o no quieres seguir simplemente, que esté claro que no haya exigencia de futuros o pagos, y de que no tenga un límite de acceso al contenido.

¿Vale la pena pagar por un curso o todo gratuito?

Depende de tus objetivos y del tipo de contenido y tu forma de ser. Me explico. A veces hay cursos gratis tan completos como uno de pago, pero el de pago igual te obliga a llevar un ritmo, hay controles o puedes comparar tu evolución con los compañeros, motivándote a seguir, por no hablar de que te ha costado dinero y tienes que sacarlo partido. Si eres inconstante, igual es mejor pagar, si se ajusta a tu presupuesto. Si encuentras lo mismo gratis y lo vas a sacar provecho, para qué.

No obstante, ni pagar siginfica que sea el mejor curso ni que, por pagar, cuando hay otros cursos más baratos o gratis, te estén estafando. Todo depende del provecho que lo saques y de que no lo dejes cuando acabes la formación y sigas implementándolo para lo profesional. Si no es así, mejor no pagues, puesto que no va habar retorno de inversión, ni lo habrás intentado al menos.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *