Profesora de inglés, empresaria y creadora de contenido en TikTok con más de 300.000 seguidores: cómo afrontar los comentarios negativos y enseñar con humor

El inglés es uno de los idiomas más importantes para el mundo globalizado actual, tanto como motor de inclusión en adultos como factor que allana el acceso al mercado laboral. Y su relevancia se refleja en la cantidad de angloparlantes a nivel mundial: 2.500 millones de personas.

A pesar de ello, en España aún quedan algunas cuestiones que mejorar ya que, según el informe EF EPI 2021, que evalúa 112 países, los españoles ocupan el puesto número 33 del conjunto, con un nivel de inglés moderado, seguidos de Líbano e Italia.

En cuanto al nivel europeo, España aún sigue a la cola. Así, se sitúa en el puesto número 25 de 35 (se incluyen países como Rusia, Armenia, Turquía o Azerbaiyán). En definitiva, la nota media de España es la justa para reuniones, la redacción de correos electrónicos o la comprensión de la letra de las canciones.

Aunque existen academias por todo el país, han aparecido nuevas herramientas para la formación, como las diferentes plataformas sociales. Una de ellas es TikTok, de formato corto y entretenido, y por la que diferentes profesores han apostado.



Es el caso de Caroline, nombre real tras la cuenta de TikTok @speakenglishnow. Como cuenta a Business Insider España, ella empezó en la plataforma durante el verano de 2020 gracias a las recomendaciones de un compañero.

Es profesora de inglés desde hace 16 años, tiene una empresa de clases de inglés desde hace 15 y su determinación la ha llevado a contar con más de 300.000 seguidores en TikTok.

De la escuela física a la escuela digital de TikTok

Caroline pasó 8 años en Inglaterra estudiando 2 carreras. Sin embargo, el destino la llevaría hasta Barcelona hace 16 años y, casi al momento de comenzar a dar clases, decidió montar su propia escuela para enseñar inglés.

Ahora, Caroline reparte su vida entre su negocio y su comunidad en TikTok. Según detalla, alrededor del 30% de su trabajo es online, gracias al público numeroso que tiene en América Latina y, en parte, por los confinamientos por COVID-19 —que impulsaron la educación a distancia—.

«Lo que yo quería es que la gente se lo pasara bien aprendiendo inglés», relata. «Notaba que a la gente en España le costaba mucho aprender el inglés hablado. Cuando yo empecé, todo eran las típicas academias, gramática…».

Según ella, ese procedimiento con el que se encontró a su llegada a España es el mismo que provoca que, cuando alguien viaja a Inglaterra, no sea capaz de poder pedir un café con leche o una cerveza. Ella quería acabar con esto.

Así, un elemento crucial de sus clases y sus contenidos es la confianza. Sin la confianza del estudiante para hablar inglés, el camino será la vergüenza para hablar en público, algo que pasa factura a muchas personas.

«Mucha gente tiene esa falta de confianza al hablar inglés y sienten que van a hacer el ridículo. No pasa nada», tranquiliza Caroline. «Para eso estamos los profesores: para ayudarles, para que se sientan cómodos, para animarles y motivarles».

Además, Caroline confiesa que todos los empresarios deberían estar en TikTok para tener «visibilidad». Ella cree que hay que mantener la constancia en la plataforma y que, una vez que empiezas, es como «tirarte a la piscina».

Cómo afrontar los comentarios negativos siendo creadora

El acoso online puede llegar a ser un problema serio para los usuarios y creadores de contenido en redes sociales. Según el informe (In)Seguras Online de Plan International, durante 2020 el 59% de las niñas y las jóvenes en España sufrieron alguna forma de acoso en internet.

El 77% de las encuestadas aseguraron que la forma más común es el lenguaje ofensivo y abusivo en plataformas, seguido de un 64% que fueron avergonzadas públicamente o humilladas por el físico, un 61% intimidadas y un 58% acosadas sexualmente.

De 42 años y madre de 2 niños, Caroline reconoce que ella siente fascinación por su comunidad en TikTok, ya que recibe pocos comentarios negativos. Y es cierto que, al analizarlos, se puede ver que la audiencia valora sus publicaciones.

«Me alucina que en TikTok tenga tantos seguidores y tanta visibilidad y que, a pesar de ello, me pongan pocos comentarios negativos», celebra.

El único comentario negativo que recibe Caroline es el de «señora», según explica con una sonrisa, o aquellos que corrigen sus explicaciones. En el segundo caso, ella coge directamente un enlace de confianza y lo comparte con su audiencia.

«Viene alguien y te dice que no es así. Entonces tengo que ir a diccionarios como Wordreference o algún sitio con reputación, copio el link, lo pego y después ya no vuelvo a saber de ellos. No sé por qué», ironiza Caroline.

Al final, va a ser cierto aquel pensamiento colectivo de gran parte de la gente: «La comunidad es el fiel reflejo del creador». Y en la de Caroline aparecen como en un espejo los valores relacionados con el humor, el pensamiento crítico y el respeto.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.