Qué significa realmente trabajar de forma más inteligente, y no más dura

Uno de los consejos profesionales más comunes es «trabajar duro».

Este consejo es común porque es sensato: pocas veces encontrarás personas de éxito que no trabajen duro o, al menos, que nunca lo hayan hecho.

Pero, por desgracia, trabajar duro no es suficiente.

Si estás atrapado en un trabajo en el que el trabajo duro y las largas horas no te diferencian, o no estás motivado por tu trabajo o trayectoria profesional, o no hay mucha demanda para lo que haces, o no tienes objetivos o un plan hacia dónde te diriges, entonces trabajar duro no te llevará lejos.

Así que, además de trabajar duro, hay que hacerlo con inteligencia.

Trabajar «inteligentemente» significa varias cosas:

  • Hacer tu trabajo actual de forma inteligente, centrándote en lo que más importa a tu jefe y empleador.
  • Trazar objetivos profesionales a largo plazo y planes para el siguiente paso.
  • Abrirse camino hacia un trabajo y una carrera que te motiven y en los que haya mucha demanda de los servicios que te gusta prestar. Es mucho más fácil tener éxito cuando estás realmente motivado para hacer algo, mucha gente lo necesita y a ti te gusta hacerlo.

En un próximo artículo, hablaré más sobre cómo «trabajar de forma inteligente» en tu trabajo actual. Aquí me centraré en tu trayectoria profesional a largo plazo.

(Y, antes de empezar, añadiré que sólo tú puedes definir qué es para ti el «éxito». Si eres feliz en tu trabajo actual y quieres seguir haciéndolo, entonces ya tienes éxito. Y al diablo con lo que los demás piensen que es el «éxito»).

Supongamos que crees que quieres hacer carrera en el negocio de la restauración y el único trabajo que consigues es de friegaplatos.

Bien, en primer lugar, es inteligente aceptar el trabajo de friegaplatos y hacerlo bien. Es mucho más fácil aprender y adquirir experiencia y contactos desde dentro de un sector que desde fuera.

Pero puedes trabajar mucho y muy duro como friegaplatos y, aun así, no tener la carrera que deseas. Así que, al mismo tiempo que eres un gran friegaplatos, deberías desarrollar un plan para el siguiente paso.

Ese paso puede ser otro trabajo en el mismo restaurante o en otro diferente. O una escuela de hostelería. O, si has decidido que el sector de la restauración no es para ti, podría ser en otro sector o profesión.

En cualquier caso, no es inteligente esperar a que el chef recompense tu excelencia como friegaplatos nombrándote, por ejemplo, jefe de pastelería junior. El chef tiene preocupaciones más acuciantes que tu carrera.

En lugar de eso, lo inteligente es hacer un gran trabajo como friegaplatos -ganándote así la confianza y el agradecimiento de tus compañeros y aportando un valor real a tu equipo- y luego, en el momento y lugar adecuados, decirle al chef que tu objetivo es convertirte en chef y que le agradecerías cualquier consejo sobre cómo dar el siguiente paso para conseguirlo.

La respuesta del chef será reveladora.

Si el chef dice: «Nunca le he dado a un lavaplatos un trabajo de cocina, y nunca lo haré», lo más inteligente será agradecerle su franqueza, seguir haciendo un gran trabajo como lavaplatos, y utilizar tus horas libres para encontrar otra ruta hacia el siguiente paso en tu carrera, tal vez un trabajo en otro restaurante con un chef de mente más abierta y flexible.

Si, por el contrario, la respuesta del chef es: «Pasar de lavaplatos a cocinero es difícil, y no hay mucha gente que pueda hacerlo», lo más inteligente sería decirle que estás seguro de que serás una de las personas que pueden hacerlo y pedirle al chef que te tenga en cuenta cuando surja una oportunidad.

Y luego, cuando surja la oportunidad, será inteligente recordarle al chef tus intereses y objetivos y pedirle el trabajo. Con suerte, para entonces, como el chef ha llegado a confiar en ti y está agradecido por tu dedicación y competencia como friegaplatos, te lo dará.

Si es así, acepta el trabajo y hazlo muy bien, al tiempo que desarrollas un plan para conseguir el siguiente empleo que desees. Si no es así, trata de averiguar cuáles son las objeciones del chef —por qué no te da el trabajo— y piensa en cómo resolverlas con el tiempo.

Qué hacer si cambia tu idea de un trabajo de ensueño

Por supuesto, después de trabajar como friegaplatos durante un tiempo, puede que decidas que los restaurantes no son tu profesión.

Puede ser por varias razones, por ejemplo:

  • No te gusta el negocio de la restauración
  • No te gusta hacer —o no tienes especial talento o motivación— ningún trabajo en el sector de la restauración.
  • No te gustan los horarios de la restauración (por ejemplo, la necesidad de trabajar por la noche y los fines de semana).
  • No te atrae la posible evolución de tu remuneración y beneficios en el sector de la restauración, O
  • Has descubierto otros sectores o profesiones que crees que te gustarán MÁS que la restauración.

Si has decidido que quieres cambiar de sector, «trabajar inteligentemente» como friegaplatos no significará desarrollar un plan para conseguir el siguiente trabajo de cocina o restaurante que desees. Significará dar un paso inteligente hacia lo que sí quieres.

Cambiar de sector será probablemente más difícil que conseguir el siguiente trabajo en el sector de la restauración, porque no tendrás la ventaja de contar con compañeros que saben que eres de fiar, competente y con los que es un placer trabajar. Pero, con la práctica, aprenderás a presentar tu experiencia, tus habilidades y a ti mismo de una forma que te ayudará a hacer la transición.

Por supuesto, el coste de cambiar de sector o profesión también puede significar empezar de nuevo desde abajo, el equivalente al «friegaplatos» en el nuevo sector. Pero si el nuevo sector se adapta mejor a ti, puede merecer la pena. Aguantar en una profesión que odias no es una fórmula para la satisfacción o el éxito.

Este es un ejemplo de trabajar «inteligentemente» además de «duramente». Significa no sólo hacer un buen trabajo en el puesto que tienes, sino también tener siempre un ojo puesto en el próximo trabajo que quieres, y desarrollar y poner en práctica un plan para conseguirlo.

Victor Perez Rodriguez

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *