Transforma tu propósito en un servicio monetizable

Internet ha resultado ser una herramienta única para explorar, aprender, encontrar y dar lo mejor de nosotros mismos, especialmente en esta etapa en la cual el mundo posa sus ojos en la red.

Hoy en día la distancia es una barrera que no existe, lo comprobamos en el período de cuarentena por la pandemia. Y es ahora, justamente, cuando se abren paso las virtudes de los servicios digitales.

Además, cabe destacar la ventaja en el mundo online de tener la potestad de elegir con qué moneda comenzar a comercializar nuestros conocimientos, ¡simplemente espectacular!

Pero hay vida más allá de un blog, cursos digitales o los famosos e-commerce.

Es una alternativa que muchos parecen olvidar o dejar en la oscuridad, me refiero a los servicios digitales.

Los servicios digitales permiten dar facilidad y versatilidad a los clientes, quienes pueden contar con un experto sin importar donde se encuentre.

Seguro que ahora te estás preguntando: ¿Servicios digitales? ¿Qué son exactamente? ¿Cómo se crean?

Pues tengo que decirte que un servicio digital es un servicio que le ofreces a un cliente de forma online. Te dan la posibilidad de ofrecer tus conocimientos y cobrar por hora o resultado. Es decir, toda esa información o habilidad que hoy ya tienes puede ser monetizable.

¡Hola! Soy Mariangel Vitos y en este artículo te voy a contar cómo vender un servicio digital a partir de tu propósito de vida.

Cómo vender un servicio digital

El primer paso necesario para monetizar tu negocio online es definir el tipo de servicio que vas a vender.

Pero antes deberás hacer una fusión entre tu propósito de vida o pasión y el arte del saber (tus conocimientos).

Identifica aquello que realmente amas y te hace feliz.

Quizás ahora te preguntes cuál será tu pasión; comienza preguntándote:

  • ¿Cuál es tu hobbie?
  • ¿Cuál es esa actividad que amas realizar?
  • ¿Qué harías una y otra vez aun sin recibir dinero a cambio?

Una vez respondas a estas preguntas, habrás identificado tu pasión.

Cómo vender servicios digitales: el propósito y la pasión

Ahora bien, si aun así no puedes definir aquello que amas hacer, entonces debes preguntarte: ¿cuál es la actividad que otros te piden realizar debido a la facilidad con la que la haces?

Es posible que sea organizar, planificar, decorar, realizar artesanías, planes de negocio, contabilidad o finanzas familiares, crianza amorosa…

Lo importante en la selección de tu pasión es no limitarse pensando si será o no rentable, no es momento para preguntarse si existen o no personas que están interesadas en tu servicio.

Ahora es el momento de volar con creatividad y comenzar a realizar un listado de aquellas cosas que realmente amas.

Pasión + Conocimiento = Servicio

Conocer tu pasión es un maravilloso punto de partida, pero es la mitad del camino.

Necesitas, además, identificar cuál es tu nivel de conocimiento respecto a la misma.

Vamos a ver un ejemplo.

Supongamos que tu pasión es la repostería y la realizas de manera empírica, es decir, siguiendo recetas. Sin embargo, tus resultados siempre terminan con elogios y catalogados como obras maestras por los comensales.

En este caso, tu nivel de conocimiento sería intermedio, ya que sabes sobre la materia, pero no tienes formación profesional.

Ahora, si tu pasión es cocinar postres, pero solo tienes la capacidad de realizar unas pocas recetas y no dominas el tema… Déjame decirte que tu nivel de conocimiento sería básico.

Cómo vender servicios digitales: la importancia del nivel de conocimiento

Las personas con niveles intermedios y expertos están en posición de comenzar a monetizar prestando servicios digitales.

No obstante, para las personas con niveles básicos es necesario que se capaciten antes de lanzarse a esta aventura.

Ventajas de los servicios digitales

Comenzar tu negocio online mediante un servicio digital monetizable tiene muchas ventajas:

  • Puedes comenzar a promocionar tus servicios de manera inmediata, a diferencia de los productos digitales, en los cuales deberías invertir más tiempo para su construcción y realización de pruebas.
  • Te permitirá conectar con tu audiencia de manera directa entendiendo de primera mano cuales son sus deseos o necesidades.
    La conexión con tu cliente te dará la clave (el Santo Grial) para escalar tu negocio, ya que podrás crear soluciones que realmente tu público necesite y, en consecuencia, podrás monetizarlo con rapidez.
  • Puedes generar múltiples testimonios que servirán de base en el momento de querer incrementar tu negocio. De esa forma, podrás posicionarte progresivamente como un referente en el mercado. Nada habla mejor de ti que los resultados logrados por el trabajo prestado a otras personas.
  • Te permite desarrollar confianza en tu nivel de conocimiento. Considera el inicio de este proceso como un entrenamiento para el momento en el que debas dar el siguiente paso, me refiero a ponencias en vivo con públicos masivos, webinars, talleres, vivos en las redes sociales, y más.

Cómo verás, iniciarte con este tipo de servicio es un puntapié para crear un negocio y generar ingresos de manera progresiva.

Lo mejor de todo, no es necesario abandonar hoy tu fuente primaria de ganancias.

Aunque, si ese es tu objetivo, en este artículo Tania te cuenta cómo puedes dejar tu trabajo y dedicarte a lo que sueñas.

Como puedes ver, los servicios digitales son una inversión completamente segura y con el menor riesgo, nada mal, ¿no crees?



Tipos de servicios digitales

Los servicios digitales pueden ser ofrecidos al público de diferentes formas.

Estas, básicamente, dependen del tipo de cliente y de la versatilidad de tu servicio. No te preocupes, te lo explico detalladamente.

A continuación te cito 3 tipos de servicios digitales que puedes desarrollar en el mercado online.

1. Consultoría personalizada 1:1 

Una consultoría personalizada es un espacio de tiempo que dispones para realizar una sesión exclusiva con tu cliente.

En este caso, el propósito será determinar el camino a seguir ante la problemática existente del cliente.

Generalmente, las sesiones tienen una duración de una hora.

Cómo vender servicios digitales: consultoría personalizada

Vamos a unos ejemplos para que puedas entenderlo.

Supongamos que tu pasión es el marketing digital, entonces puedes prestar un servicio a tu audiencia sobre creación de estrategias efectivas para su red social. Esa sería la finalidad de tu consultoría.

Ahora mencionemos un servicio diferente, imaginemos que desarrollaste tu pasión basada en la organización y planificación. Entonces, podrías proporcionar una consultoría para emprendedores, pequeñas empresas o, incluso, amas de casa sobre ese tema.

Puedes identificar las necesidades principales de tu día a día y aplicarlas a ellos.

En consecuencia, proporcionas un paso a paso o las principales estrategias que tu cliente puede implementar.

La finalidad principal es incluir la organización y planificación en sus vidas según tu experiencia y conocimiento.

Otro ejemplo. Tal vez tu pasión sea el yoga, por lo que puedes crear consultorías con tus clientes para mostrarles herramientas y ejercicios básicos. Actividades que pueden implementar en su día a día para obtener el equilibrio en sus vidas.

Las posibilidades son infinitas y te aseguro que se puede aplicar a cualquier mercado o nicho.

Identifica aquello que para ti es fácil, apasionante y que otras personas necesitan y están buscando.

2. Consultorías grupales

Una estrategia maravillosa son las consultorías grupales.

Consiste en sesiones normalmente de 1 o 2 horas. Y, personalmente, te recomiendo un máximo de 6 personas.

Cómo vender servicios digitales: consultorías grupales

Este modelo puede resultar enriquecedor, ya que pueden surgir soluciones entre los mismos participantes así como una dinámica más activa.

No obstante, para ello debes prestar especial atención en cada uno de los participantes y controlar los temas a tratar.

No lo olvides, debes garantizar que se aproveche al máximo el tiempo así como evitar el control de la consultoría por parte de los integrantes.

Por ejemplo, si eres un experto en diseño digital, y quieres realizar consultorías para ayudar a emprendedores con su identidad de marca, este tipo de sesiones pueden resultar de alto valor para todos.

Otro ejemplo. Si la escritura fuera tu pasión y tuvieras la intención de crear un servicio mediante sesiones grupales, en las mismas podrías mostrar cómo utilizar un modelo de escritura.

En ellas, podrías realizar correcciones sobre los textos de tus clientes. Al estar en grupo, tus clientes obtendrán un valor añadido obteniendo información útil en las correcciones de otros asistentes. 

3. Mentorías

Las mentorías son una modalidad de servicio a implementar durante un largo plazo de tiempo, ya que podrás requerir varias sesiones con tu cliente para encontrar el cambio o resultado que busca

Cómo vender servicios digitales: mentoría

Por ejemplo, podrías realizar mentorías dos horas por semana durante 3 meses. El tiempo y las sesiones dependen de ti.

Lo aconsejable es realizar las mismas en un horario fijo, por ejemplo, cada jueves a las 18h. De esta manera evitarás confusiones y podrás organizar mejor tu tiempo.

Si realizas sesiones para enseñar un tema determinado, por ejemplo astrología, en cada sesión estratégica deberías planificar diversos puntos que tus clientes puedan desarrollar.

O puede que tu pasión sea la repostería, en cuyo caso podrías crear mentorías en las que enseñas a realizar recetas fáciles de postres. Y en cada encuentro puedes ayudar a tus clientes a implementar nuevos recursos, ingredientes y mejorar su nivel.

Otro ejemplo claro es un especialista en comida vegana, en cada sesión puede tratar una temática distinta.

La finalidad principal sería encaminar a los clientes a desarrollar un modelo de vida más saludable y equilibrado.

Por último, las mentorías pueden ser realizadas de manera individual o grupal, como hemos visto antes, eso dependerá de cuán cómodo te sientas con un modelo u otro.

Niveles de servicios digitales

Dentro de los tipos de servicio también tenemos los niveles de servicio.

El objetivo de los niveles de servicio es poder proporcionar a tus clientes un abanico de opciones y, de esa forma, mantenerlos a tu lado evitando estar continuamente tras un nuevo cliente.

Estas son un ejemplo de las opciones con las que cuentas.

1. Servicio base o rápido

Será un servicio digital de bajo valor en el que, además, resolverás exclusivamente un problema concreto, aunque tu cliente tenga diversas necesidades. 

Imagina un experto en redes sociales, sería como realizar una consultoría a un cliente.

Como resultado generarías un diagnóstico de su perfil en Instagram, donde identificarías los principales puntos que debe modificar para mejorar su audiencia.

2. Servicio estrella

Será aquel con el cual destaques. Diseñado y creado con un sistema robusto.

En este caso tus clientes tendrán de ti la mejor información y acompañamiento.

Este tipo de servicio suele, además, ser el de mayor valor y donde requerimos establecer con el cliente una relación más directa.

Es decir, ellos deberán confiar en ti, y eso lo lograrás mediante el contenido que compartes o los servicios de menor categoría que hemos visto en el punto anterior.

Siguiendo con el ejemplo de experto en redes sociales, con el servicio estrella le podrás indicar a tu cliente cómo:

  • Diseñar un plan de publicaciones.
  • Reportar las estadísticas de sus redes.
  • Crear contenido de valor para las mismas, es decir, un plan completo.

Lo has pillado, ¿verdad?

3. Servicio VIP

Por último, pero no menos importante, el servicio VIP, el cual supera a los dos anteriores.

Continuando con nuestro experto en redes, el servicio podría consistir en que tú manejes las redes sociales mes a mes.

Prestar estos servicios de precios diferentes te permitirá llegar a clientes dispuestos a invertir un dinero u otro, pero sobre todo te permitirá proporcionar a tus clientes un nivel de escalamiento. Es decir, subir escalón a escalón para que lleguen al servicio que te interesa, el VIP.

En conclusión, los tres modelos te permiten prestar un abanico de soluciones adaptadas al nivel de conocimiento y posibilidad económica de tu cliente.

Creación de tu servicio digital

Ahora puede comenzar el rock and roll.

Es el momento de crear tu primer servicio digital y comenzar a monetizar tu pasión.

El primer paso es identificar la necesidad real de tu audiencia.

Es decir, su punto de dolor, aquello que realmente necesitan solucionar.

No basta con solo imaginarlo, debes conocerlo de primera mano y para ello tienes diversas maneras de hacerlo:

  1. Pregunta en redes sociales a tus seguidores.
  2. Crea encuestas para que tu audiencia las complete a cambio de un contenido de valor.
  3. Haz uso de herramientas como Answer the public.

Answer the public es un buscador en el que introduces una palabra clave y te muestra todas las búsquedas que actualmente las personas realizan en Google de la misma. 

Decirte que en su versión gratuita solo tendrás dos búsquedas por día.

Imagina lo potente que es saber exactamente qué busca hoy el público en internet.

Ahora bien, una vez entiendas cuál es la necesidad de tu público, podrás comenzar a crear una solución para él.

Piensa en:

  • Cómo puedes ayudarle.
  • Qué información necesita para solucionar su problema.
  • Cuál es el paso a paso que requiere seguir para resolver ese problema.

Basado en esta información, puedes construir una estructura con la cual definir tu servicio digital.

Define el objetivo que deseas alcanzar y, basado en ello, crea el título de tu servicio. Por ejemplo:

  • Pasión: la escritura.
  • Objetivo: impartir conocimientos básicos de modelos de escritura para escritores principiantes.
  • Servicio: Te enseño cómo iniciar tu pasión por la escritura como un profesional, desarrollado para principiantes.

Comienza tu investigación de mercado y evalúa qué están ofreciendo los referentes de tu nicho. De esa manera puedes saber qué tan completo o no es tu servicio.

¡Pero cuidado! La idea NO es realizar una copia, para nada, el objetivo de esto es entender cómo puedes mejorar su propuesta.

Precio del servicio digital

Existen varias técnicas para fijar el precio de tus servicios.

El modelo deberás elegirlo tú de acuerdo a lo que te haga sentir más cómodo.

Los diferentes tipos de precios los irás creando conforme tus servicios comiencen a interactuar con tu público. No es necesario aplicarlos todos antes de empezar.

1. Según el coste de tu hora de trabajo

El precio de tu servicio puedes fijarlo según el coste de tu hora, una fórmula sencilla de seguir: le das un valor a tu hora de trabajo y la multiplicas por el número de horas invertidas en el servicio.

2. Basado en la competencia y resultado de tu cliente

También puedes tomar como referencia a la competencia y validarlo comparándolo con el valor que puede proporcionar tu solución al cliente. 

Por ejemplo, existen consultorías que rentabilizan o ahorran X euros al cliente tras los cambios sugeridos por tu servicio.

Este tipo de precio se brinda al público en aquellos casos en los cuales tienes un paso a paso o estrategia desarrollada y probada. Es decir, en los que conoces claramente los resultados que obtendrá.

3. Porcentaje sobre el resultado de tu cliente

En cambio, si no puedes cuantificar el beneficio de tu cliente, aplica un porcentaje (generalmente el 10%) sobre el valor del mismo al finalizar el servicio.

Estrategias para comercializar tu servicio digital

Existen ciertas técnicas que puedes poner en marcha para comenzar a desarrollar y comercializar tu servicio online con buen pie.

1. Estrategias para comenzar a darse a conocer

Lee con atención, porque en cada una de ellas encontrarás el Santo Grial para empezar a rentabilizar tu emprendimiento.

  • Realiza una masterclass que puedas ofrecer a tu público, una en la que le darás a conocer contenido de alto valor. A cambio solicita el email y el nombre de los participantes, de esta manera comenzarás a crear tu base de datos.
  • Únete a grupos de Facebook en los que se muestren temas de tu mercado, en los que tú puedas aportar comentarios de valor y nombrar tu sitio web. De esta forma las personas te irán conociendo.
  • Crea un excelente lead magnet. Esto significa un producto de valor que puedas dar a tu audiencia a cambio de su email.
    Lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Puedes hacer una masterclass, vídeo tutorial, plantilla o ebook. Será como darle una “cucharita” a tu audiencia de todo lo que tienes para darle.

Te dejo un ejemplo de cómo puedes crear un lead magnet.

Supongamos que tu especialidad es la nutrición para celíacos. Puedes crear un checklist de las 20 comidas o ingredientes que un celíaco debe eliminar de su dieta. Y tus servicios podrían estar basados en construir planes de alimentación.

Deberá existir una relación directa entre el recurso gratuito y tu servicio, por lo que, en el ejemplo mencionado de nutrición, ambos temas tienen relación directa, pero no son iguales.

2. Estrategias para captar clientes

A. Invertir en publicidad

Invertir en anuncios de Facebook también es una excelente idea. Claro está, esto dependerá de tu bolsillo y la inversión que quieras realizar.

La principal ventaja que obtendrás de invertir en Facebook es acelerar el proceso de captación de clientes, puesto que en menor tiempo podrás llegar a mayor gente, sin embargo, ten presente que no es la única forma de hacerlo.

B. Bonos de descuento

Puedes preparar un bono de descuento para los usuarios que comiencen a solicitar tus servicios.

Podrías, por ejemplo, aplicar un precio simbólico a cambio de testimonios.

O cobrar el valor, pero agregando un extra el cual puede ser acceso a un contenido exclusivo, por ejemplo: una clase grabada, un informe que hayas generado de esa sesión, etc. 

C. El poder de las redes sociales

Usa las redes sociales cuando construyas tu propio servicio digital.

Puedes hacer uso de tu círculo de amigos o seguidores para comenzar a promocionarte. Además, puedes subir videos o posts; promoción gratis.

D. Colaboraciones con referentes

Y por último, ten en cuenta a referentes del mercado de tu servicio. Personas que llevan más trayectoria y mayor cantidad de seguidores.

Puedes pedirles colaboraciones, escribir en sus blogs, entrevistas directas o algún intercambio de valor para ellos.

Te aseguro que de esa manera podrás potenciar tu rango de audiencia.

Herramientas para desarrollar un servicio profesional

Déjame que te aconseje una serie de herramientas para que la gestión de tu negocio digital te sea más fácil.

1. Calendly

Calendly te permite programar citas y reuniones.

Con esta herramienta tu calendario quedará disponible para que las personas que autorices puedan verlo.

Pero entre sus atributos destaca la funcionalidad de selección de espacios de tiempo y duración de los mismos visibles al resto de personas.

Es decir, tus clientes conocerán tu disponibilidad y podrán elegir la hora y día que más les interese para contactar contigo. De esta manera podrás organizarte acorde a las necesidades del día.

2. Skype

Skype es una herramienta más que eficiente para realizar videollamadas.

Tiene la posibilidad de agregar a varias personas a las mismas.

Cuenta con una versión web, aun así, los usuarios también pueden instalarse la aplicación en sus ordenadores o teléfonos móviles para poder conectar contigo.

3. Zoom

Zoom es una herramienta formidable para conectar con una o más personas.

Su versión gratuita solo permite una conexión hasta 40 minutos, así que tenlo en consideración, si no se cerrará la sesión de manera automática.

Por otro lado, la versión de pago tiene la versatilidad de permitir una conexión constante de hasta 24 horas.

4. Drive

Drive es, sin duda, una de mis favoritas.

Puedes tener toda la información de tu empresa debidamente almacenada, y compartir con otras personas solo las carpetas y documentos que requieras.

Debes comenzar a pensar como un emprendedor digital, tu negocio debe estar alojado en la nube, así podrás acceder a él desde cualquier lugar y dispositivo, ¡libertad absoluta!

Además, puedes crear encuestas en cuestión de minutos con los formularios de Google.

Desde Drive es posible e ideal solicitar información a tu cliente o, incluso, testimonios a través de estos formularios.

5. Crello y Canva

Crello Canva son herramientas de diseño con las que podrás crear todo lo relacionado con tus redes sociales, ebooks y demás contenido de valor, hasta tu logo.

Dispone de una versión de pago y una gratuita, no obstante, esta última es muy completa y contiene plantillas que puedes utilizar de guía para la creación de tus diseños.

Aun cuando no tengas conocimientos previos, tu resultado será muy profesional.

Plataformas de Pago

Y por último, las plataformas de pago.

Cómo vender servicios digitales: plataformas de pago. Imagen de ©Shutterstock por William Potter

Esto no son más que plataformas con las cuales, de manera sencilla, puedes realizar el cobro a tus clientes. Entre las principales destacan:

1. Paypal

Paypal funciona a nivel mundial, con lo cual te permite expandir tu negocio a cualquier parte del mundo.

Adicionalmente, los usuarios pueden asociar sus tarjetas de débito o crédito con la finalidad de hacer el pago desde sus cuentas corrientes.

Eso sí, cobra una comisión por pagos realizados que dependerá de la moneda así como del momento en el cual se realice.

De igual forma, no te preocupes porque te avisará oportunamente antes de realizar cualquier débito.

2. Google wallet

Google Wallet proporciona un mecanismo de pago para tus clientes.

La ventaja es que se puede seleccionar desde donde realizar el pago, bien sea desde el sitio web o la aplicación móvil.

También permite la asociación de las tarjetas para la realización de los pagos.

Lo mejor de todo: no cobra comisión por enviar o recibir dinero; básicamente su funcionamiento es realizar una solicitud de pago que estará relacionada con un email.

De ese modo, una vez finalizado un servicio, es una excelente manera de realizar el pago del mismo por parte del cliente.

3. Stripe

Stripe es una plataforma pensada en la versatilidad y comodidad de los usuarios, pudiendo estar integrada en tu sitio web.

Pero tiene una limitación de países; presta su servicio fundamentalmente en: Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hong Kong, India, Irlanda, Italia, Japón, Lituania, Malasia, México, Nueva Zelanda, Portugal, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos.

4. Codeeta

Codeeta te permite realizar procesos de pago de manera intuitiva, sin necesidad de lidiar con códigos o programadores. Incluso puedes conectarlo directamente a Facebook.

Además, tienes la opción de vender suscripciones a la herramienta como afiliado.

Su comisión actual es de 2,5 € + IVA y tiene un pago básico de 10 €.

5. Recurly

Recurly tiene un plan gratuito.

Manejo de facturación, cupones, descuentos, soporte en línea… Multitud de funcionalidades te esperan en esta herramienta y, además, acepta una variedad de métodos de pago.

Consejos

Si después de esta información aún sientes inseguridad sobre cómo monetizar tu servicio digital, tienes dos opciones:

  1. Comenzar a realizar una investigación en la web sobre tu competencia para tener referencia de cómo funciona el mercado hoy en día.
  2. O la segunda, buscar un mentor; es decir, una persona con mayor conocimiento que pueda mostrarte el paso a paso para triunfar con tu servicio. 

Déjame decirte que hasta los grandes referentes tienen mentores para ayudarlos a subir cada vez más alto.

Ahora cuéntame, ¿ya tienes en la cabeza algún servicio digital que quieras que vea la luz? Te leo abajo en los comentarios.

Publicado por Mariangel Vitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: