Una influencer española con más de 250.000 seguidores en TikTok comparte la otra cara de la red social: ‘haters’, restricciones demasiado automatizadas y un algoritmo «absolutamente incomprensible»

A pesar de que TikTok ha tenido un crecimiento exponencial y ha supuesto un cambio de paradigma en el mundo de las redes sociales más tradicionales, la plataforma aún tiene que hacer frente a algunos problemas derivados de su propio funcionamiento.

En este sentido, durante el evento Villanueva Showing Festival, Cecilia Dengra (@cecidengra), creadora de contenido en la plataforma de vídeo con más de 250.000 seguidores, ha enumerado algunos problemas que ella enfrenta en su día a día.

Aunque algunos no están relacionados directamente con la forma de ser de TikTok, hacen referencia al uso que hacen de esta los usuarios, a través de las interacciones dentro de las publicaciones. Un claro ejemplo podría ser la proliferación de haters –usuarios que comentan negativamente, sin motivo alguno–, una característica que no es propia únicamente de la plataforma de vídeo.

De esta forma, la reconocida tiktoker de comedia ha asegurado que los mayores problemas hacen referencia a estos, a los haters, junto a las restricciones propias de TikTok, además de un algoritmo «complicado y absolutamente incomprensible».

«Cualquier tontería le puede molestar a alguien»

Los haters no son nada nuevo en la sociedad, sino que es una consecuencia del acoso que puede darse en diferentes ámbitos, aunque trasladado a la esfera de las redes sociales.

Además, el ciberacoso es desigual, dependiendo del sexo al que se refiera, teniendo su mayor incidencia en mujeres, como recoge un estudio de Save the Children. Por ello, Cecidengra ha hecho especial hincapié en este apartado, ejemplificando su situación.



«Por ejemplo, si hablo de que no puedo más en algún vídeo, aparece alguien que me dice que no me puedo quejar, sin necesidad alguna», ha confesado. «Cualquier tontería le puede molestar a alguien; hay que afrontarlo y es parte del proceso».

Aun así, hay que reconocer que no es un problema originario de TikTok, aunque la plataforma podría perseguir este tipo de conductas con un mayor control sobre las cuentas y los comentarios de los usuarios, algo que sí ocurre en el lenguaje utilizado por los creadores de contenido, como ya le ocurrió a Cecidengra, con un término que hacía referencia a la vagina.

Restricciones de TikTok que solucionan los humanos

Aunque TikTok ha tenido algunos problemas relacionados con la privacidad de los menores en su plataforma, la compañía siempre ha apostado por sacar adelante nuevas restricciones del uso que hacen los menores de ella.

Ante esto, TikTok avanzó rápido, prohibiendo a los menores de 13 años publicar vídeos o comentar y seleccionando contenido apropiado para ellos, además de incluir otras funcionalidades como la gestión del tiempo en pantalla, el modo restringido o la sincronización familiar.

Aun así, la inteligencia artificial que domina TikTok restringe, en ocasiones, un contenido si utiliza palabras que hacen referencia a contenido sexual, aunque no tengan que ver directamente con este ámbito.

Es lo que le ha ocurrido alguna vez a Cecidengra, quien utilizó en uno de sus vídeos una palabra para referirse a la vagina, en un contexto totalmente ajeno a cualquier comentario relacionado con la sexualidad. Si bien es verdad que TikTok avisó a la influencer por «contenido sexual», inmediatamente, un humano la atendió.

Es decir, que la IA restringe automáticamente contenido que identifica como sexual, aunque un término no esté utilizado en ese contexto, algo que la plataforma soluciona con atención personalizada por empleados humanos para los creadores de contenido.

«Un algoritmo complicado y absolutamente incomprensible»

El algoritmo de TikTok es una de las herramientas más codiciadas de la plataforma, cuyo funcionamiento no deja de sorprender a los creadores de contenido. Aunque, en ocasiones, puede ser un arma de doble filo para ellos.

«El algoritmo de TikTok es complicado y absolutamente incomprensible, porque no sé qué vídeos serán virales y cuáles no, así que subo vídeos sin parar y me enfrento a ello», ha lamentado Cecidengra. 

Además, para mostrar su frustración respecto a la IA que domina la plataforma, ha mostrado el ejemplo de 2 de sus publicaciones. Una de ellas consistía en un recorrido, a través de outfits del grupo musical Queen, para el cual invirtió mucho tiempo; el algoritmo no lo consideró un contenido que posicionar y solo acumula 43.500 visualizaciones hasta el momento.

Por el contrario, la influencer de comedia ha reconocido que otro de sus vídeos, el cual grabó casi recién levantada, tomando una cerveza, obtuvo 226.000 visualizaciones, es decir, que «se hizo viral sin hacer nada». 

«Mi consejo es subir todos los vídeos posibles para ver qué encaja con tu público y a qué da visibilidad el algoritmo de TikTok», ha recomendado Cecidengra.

Abraham Andreu
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: