Microsoft dejaría de incluir Teams en Office para evitar un juicio antimonopolio

Microsoft accedería a no forzar la instalación de Teams dentro de Office con el fin de evitar una investigación antimonopolio en Europa. La tecnológica habría tomado la decisión tras una queja presentada por Slack en donde se le acusaba de prácticas monopólicas. Al vincular Teams a la suite ofimática, Microsoft volvería a las acciones que la llevaron a juicio durante la década de los noventa.

De acuerdo con Financial Times, el gigante de Redmond ofrecería la opción de comprar Office sin Teams. La información proviene de dos fuentes con conocimiento directo de la decisión, quienes mencionaron que la medida está sobre la mesa mientras las conversaciones continúan. Por el momento no existen detalles sobre cómo se implementaría o si se aplicará, aunque es muy posible que esto ocurra.

Teams forma parte de Microsoft 365, la suite de aplicaciones que sustituyó a Office a finales de 2022. Aunque el paquete incluye las aplicaciones clásicas, la tecnológica decidió cambiar el nombre en un intento por posicionar su nueva plataforma basada en la nube. En ella se ofrecen apps adicionales, como Clipchamp o el mismo Teams, que hace unas semanas se rediseñó por completo.

Aunque la oferta parece atractiva para el usuario final, no lo es para empresas como Slack o Zoom. Al integrar Teams a la suite de productividad, Microsoft la instala por defecto en millones de ordenadores. Slack argumenta que esta acción viola la ley de competencia de la Unión Europea, puesto que Office tiene una posición dominante.

«Slack simplemente quiere competencia leal e igualdad de condiciones», dijo David Schellhase, asesor general de la empresa. Por su parte, Jonathan Prince, vicepresidente de comunicaciones y políticas de Slack, menciona que no pueden ignorar el comportamiento ilegal que priva a los clientes del acceso a las herramientas y soluciones que desean.

Microsoft, obligado a desvincular Teams en Europa

La decisión de desvincular Teams de la suite de Office es una estrategia necesaria para apaciguar las preocupaciones de los reguladores. Actualmente, Microsoft está al centro de los reflectores por la oferta de compra de Activision Blizzard, un acuerdo que presuntamente afectaría a Sony y otras empresas. Por otro lado, la tecnológica enfrenta una posible investigación en Reino Unido por posibles prácticas monopólicas en el segmento de cómputo en la nube.

Hace unas semanas, la Oficina de Comunicaciones de Reino Unido (Ofcom) propuso que se iniciara una investigación contra Microsoft y Amazon. La Ofcom manifestó que estaba particularmente preocupada por las prácticas de ambas empresas, quienes impiden la interoperabilidad de servicios con otros proveedores o dificultan el proceso de cancelación a sus clientes.

Según la Ofcom, si no se establece un control, el mercado de cómputo en la nube quedaría en manos de un puñado de empresas. Esto derivaría en precios más altos para el consumidor y la salida de compañías más pequeñas debido a que no existe igualdad de condiciones para competir. Aunque todavía no existe una investigación formal por parte de la CMA, la decisión de la Ofcom provocó que Amazon y Microsoft tomaran medidas para evitarla.

La disputa con Slack es parecida y a pesar de que no existe un anuncio formal, es posible que Teams se desvincule de Office en Europa. Microsoft declaró hace un tiempo que están conscientes de sus responsabilidades en la Unión Europea y que trabajarán con la comisión en la investigación. «Estamos abiertos a soluciones pragmáticas que aborden sus preocupaciones y sirvan bien a los clientes», declaró el gigante tecnológico.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *