Trabajo menos de 25 horas a la semana y gano más de 100.000 euros: así he mejorado mi productividad al máximo

Llevo más de seis años como autónomo, y durante este tiempo he tenido unos cuantos trabajos a tiempo completo y he puesto en marcha algunas startups. Pero siempre acabo volviendo al trabajo como freelance.

Tenía 16 años y estaba a punto de empezar un curso de preparación para la carrera de medicina con dos años de antelación cuando lancé Draw Science, un blog de ciencia en forma de infografías. Era el verano de 2014.

El blog se hizo popular, y los científicos empezaron a ponerse en contacto conmigo para diseñar infografías para sus artículos. Quería convertir el blog en una plataforma de ciencia e ingeniería de acceso abierto en la que el público pudiera examinar los resultados «recién salidos del laboratorio».

A través del blog, colaboré en infografías con American Scientist, Wiley Elsevier, entre otras publicaciones. Ese fue mi primer contacto con el trabajo autónomo.

A mediados de mi primer año de universidad, los empresarios del sector tecnológico empezaron a pedirme que les asesorara en el diseño y la presentación de datos. Todavía trabajo con varios de ellos.

Al principio de mi carrera, no me dediqué mucho a hacer marketing: la mayor parte de mi trabajo se basaba, y aún se basa, en las recomendaciones.

Durante este tiempo, mi trabajo me llevó al mundo de las startups. Tras graduarme en la universidad dos años antes de lo previsto, a los 18 años, recaudé 1,8 millones de dólares en fondos para Explica, una startup de contenidos visuales que fundé mientras estudiaba.

Se convirtió en un gran éxito, acumulando más de 10 millones de lectores mensuales en su mejor momento.

Retomé la consultoría freelance cuando dejé Explica en 2018 a los 20 años. La mayor parte de mi trabajo ahora abarca la creación y el asesoramiento de propuestas para inversores y el diseño de productos e interfaces de usuario para aplicaciones móviles y sitios web.

Probé a trabajar como consultor a tiempo completo durante cinco meses en 2020. Trabajé como asesor de negocios en una empresa de Nueva York, pero sentarme en una oficina y fingir ser productivo nunca me pareció bien.

Tener más de una salida creativa ha tenido efectos positivos en mi versatilidad e ingenio. Llevo más de seis años trabajando por cuenta propia.

Valoro un horario flexible que me permita hacer descansos y trabajar en otros proyectos. Mi hermana es música, así que disfruto colaborando con ella. Si quiero salir a correr o pasar tiempo con mi perro, puedo hacerlo.

Soy obsesivo a la hora de monitorizar mi productividad. Utilizo principalmente Toggl Track y una herramienta de gestión de clientes que he creado para controlar mi ritmo de trabajo e identificar las pérdidas de tiempo.

Entre semana, registro entre nueve y diez horas de trabajo al día, de las cuales hasta la mitad se dedican al trabajo autónomo. El resto se destina a otros proyectos y empresas que tengo en marcha.

Estos son mis consejos para mantener la productividad.



Utiliza la «hora del miedo» para priorizar el trabajo con eficacia

Crear una hora de máximo rendimiento significa reservar una hora del día en la que la energía y la concentración estén al máximo para abordar las tareas más difíciles.

Antes de empezar a trabajar, reservo una hora, entre las 9 y las 10 de la mañana, para centrarme en mi tarea más prioritaria, que elijo la noche anterior.

El trabajo con los clientes puede abrumarte y alejarte de tareas como la actualización de las páginas de ventas y los portafolios en tu sitio web, que son fundamentales para llevar un negocio autónomo.

Reservar una hora a primera hora para hacer cosas como la actualización de tu web significa que estas importantes tareas aparentemente menos urgentes no se acumulan a medida que te inundan las peticiones de los clientes.

Si te aseguras de hacer estas tareas administrativas antes de que lleguen los clientes podrás seguir siendo productivo mientras mantienes actualizado el negocio.

Evita el exceso de comunicación con los clientes

Trabajo 100% a distancia con unos 100 clientes al año de todo el mundo. Por lo tanto, necesito un método muy eficaz para colaborar en los proyectos e incorporar nuevos clientes.

Me baso en la comunicación asíncrona, por lo que uso tableros de mensajes: Loom para recibir el feedbackAirtable para formularios y Google Drive para comentarios adicionales. Estas herramientas eliminan la necesidad de reuniones, llamadas rápidas o debates largos.

He intentado además adoptar una política de bloqueo del correo electrónico como la que menciona Tim Ferris en La semana laboral de 4 horas, por lo que agrupo todas mis actividades relacionadas con el correo electrónico en dos franjas de 30 minutos o una hora a lo largo del día.

Es muy difícil de hacer como autónomo, ya que el primer impulso es responder rápidamente a los clientes, pero estoy intentando reducir la cantidad de correos electrónicos.

Haz una lista de cosas que no debes hacer y no la olvides

Una lista de cosas que no hay que hacer, un concepto que adapté de Katelyn Bourgoin, va de la mano de la reducción de la sobrecarga de comunicación.

Tengo una lista de cosas que no hago: proyectos que no acepto o comportamientos inaceptables de los clientes. Por ejemplo, dejé de ofrecer productos específicos, como infografías, porque no eran lo suficientemente rentables.

Trabajar en proyectos con nuevos clientes me retrasa porque no conozco su flujo de trabajo. Tengo la norma de no empezar simultáneamente dos proyectos con nuevos clientes.

Mi lista de cosas por hacer es larga, y la he ido ampliando a medida que descubría lo que se ajustaba a mis objetivos. Hacer esto ha duplicado mi tarifa por hora de trabajo de consultoría, porque esa hora es más productiva y hace que mis días sean más agradables.

Parte del placer puede desaparecer cuando se monetiza la actividad creativa. El proceso creativo es menos orgánico cuando se trata de optimizar el tiempo y las tarifas por hora.

La lista de cosas que no hay que hacer me ha ayudado a contrarrestar esto. Dedico más tiempo a los productos y proyectos que me apasionan, lo que me permite obtener resultados de los que me siento más orgulloso.

Brina Patel
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: