Sufres anorexia… de contenidos

Doctor: siento decírselo, pero desde el punto de vista médico está usted desnutrido.

Paciente: ¿por qué, doctor? Me miro en el espejo y me veo bien; me siento bien conmigo mismo.

Doctor: esto es pura matemática. Su índice de masa corporal nos dice que es incuestionable que usted se halla, desgraciadamente, en esa situación. Padece usted de anorexia.

Paciente: ¿qué puede ocurrirme?

Doctor: si no sigue el tratamiento adecuado, su estado de salud se debilitará, será más propenso a contraer otras enfermedades y su vida estará en peligro.

Y tú, Jose Manuel, que ya estás pensando en cómo vas a quemar todo el turrón que comerás esta Navidad, te preguntarás… ¿esto que tiene que ver conmigo?

Mostrando todo el respeto y solidaridad a las personas que padecen esa terrible enfermedad (la anorexia), me gustaría que trasladaras la esencia de la ficticia conversación entre el doctor y el paciente al contexto de un negocio digital en ciernes.

De ese modo tendríamos dos nuevos personajes: mentor (doctor) y knowmada digital (paciente).

Reproduzcamos la conversación en ese nuevo contexto:

Mentor: necesitas que sea sincero contigo y, por tanto, no tengo más remedio que decirte que tu audiencia en la red está bajo mínimos y esto es muy peligroso para tu negocio.

Knowmada: ¿por qué me ocurre eso?; soy muy cuidadoso con el SEO y he he recurrido a un  auténtico experto en la materia.

Mentor: muy sencillo, tu blog adolece de falta de contenidos. El SEO es importante, pero no te dará resultados a corto plazo por sí mismo. Tu negocio padece de anorexia de contenidos.

Knowmada: ¿qué puede ocurrirme?

Mentor: si no realizas las acciones adecuadas, tu negocio digital puede morir por inanición.

Así es, Jose Manuel, la anorexia de contenidos es una de las patologías letales que pueden afectar a tu negocio digital; un auténtico asesino silencioso.

Focalizar la atención únicamente en el SEO para ganar visibilidad e incrementar el número de visitas es el caldo de cultivo ideal para que aparezca la anorexia de contenidos.

Al descuidar los contenidos del blog… 

El asesino ya está al acecho.

Y hay que detenerlo antes de que actúe.

¿Cómo?

Destinando más recursos a escribir y compartir gratuitamente contenidos.

Mejorando las ideas para los artículos.

Estableciendo un calendario editorial inteligente.

Escribiendo posts épicos.

Mejorando la redacción de los títulos y las introducciones de cada contenido que publiques. 

Pero al ser la anorexia de contenidos una patología que se basa en el autoengaño, el knowmada digital aquejado de esta enfermedad no suele admitir que la padece, por lo que no es sencillo que asuma el tener que someterse al tratamiento.

¿Qué hacer entonces?

Terapia de choque: sí o sí ha de escribir su primera entrada bajo estos parámetros:

Debe tener un título funcional que enganche.

La introducción debe llamar la atención al lector de forma breve, corta y directa.

Utilizar listados, viñetas, formatos de lista, negritas, subrayado, cursivas…

Introducir imágenes.

Terminar el post con una llamada a la acción para compartir en redes sociales, dejar un comentario, suscribirse, etc.

Y sobre todo, sobre todo, pensar en tu cliente ideal. 

Y ahora, pregúntate…

¿No estoy consiguiendo visitas ni visibilidad?

¿Será que mi blog está famélico de contenidos de calidad, interesantes para tu audiencia y alineados con sus intereses, problemas y objetivos?

Franck “nutricionista de negocios de éxito” Scipion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: