¿Cuál es el precio de tu trabajo?

Hoy la cosa va de preguntas. 

¿Cuánto vale un coche? 

¿Cuánto vale un bolso? 

¿Cuánto vale un perfume? 

Depende, ¿verdad?

Ahora dime:  

¿Cuánto vale un coche de alta gama? 

¿Cuánto vale un bolso de lujo? 

¿Y un perfume exclusivo? 

De nuevo: depende. 

No sabemos cuánto, pero sí más que los que no son exclusivos. 

¿Por qué? 

Por una sencilla razón: la gente está dispuesta a pagar más por ellos, porque se asocian a una palabra clave: 

“Exclusividad”. 

Exclusividad es calidad, valor, distinción, utilidad, elegancia. 

Lo exclusivo también proporciona una mejor experiencia y aporta la sensación de alcanzar el mayor estatus posible. 

Por tanto, ¿quién no quiere un producto exclusivo? 

Además, precisamente por lo que simboliza, aceptamos que debe tener un precio mayor que un producto de gama media o low cost. 

En definitiva: asociamos un precio alto a una mayor calidad. 

Y esto ocurre tanto en un negocio del lujo como en cualquier otro. 

En el tuyo también. 

Por eso, no es la primera vez que te sugiero revisar tu oferta de soluciones y rediseñarla para pasarte a precios premium.



Fíjate qué diferencia: 

Precios Altos > Menos Clientes > Mayor compromiso de tus clientes > Más ejecución > Más tiempo para cada cliente > Mejores resultados > Mejor Prueba Social > Mayor facilidad para atraer clientes. 

Precios Bajos > Más Clientes > Menor compromiso de tus clientes > Menos ejecución > Menos tiempo para cada cliente > Peores resultados > Menos Prueba Social > Mayor dificultad para conseguir nuevos clientes. 

Ahora la gran pregunta es: ¿cómo posicionarte en tu mercado como alguien exclusivo y poder así subir tu tarifa? 

Lo primero es ser consciente de que vales lo que serás capaz de proyectar al mercado

Así que piensa  en el valor que generas en la vida de tus clientes y aplícate una tarifa justa.

Y no hagas lo que la mayoría de la gente: se infravalora gravemente y regala su tiempo. 

Ahora, voy a contarte las 4 palancas que necesitas activar en tu negocio para subir tus tarifas sin espantar a tus clientes. 

Ahí van:  

  1. La subida de tu tarifa es una consecuencia natural de la especialización de tu oferta (cirujano vs médico de familia). Lo hiperespecializado es más caro.
  2. Tu historia, tus valores y tu personalidad te hacen único. 
  3. Tu método es distinto, cuéntalo. ¿Qué hacen los artesanos? Contar con mucho amor la historia que hay detrás de cada una de sus creaciones. Si posicionas tu método de trabajo como algo único, nadie podrá competir contigo.
  4. Tus creaciones son humanas, cuenta las historias de tus clientes. Tus resultados deben hablar por ti, practica el marketing de resultados. 

Este es el camino. 

La alternativa consiste en seguir trabajando con tarifas bajas y competir por precios. 

No te lo recomiendo, porque esta es la realidad que te espera: 

  • 60 o 70 horas de trabajo a la semana por 1.000€ al mes.
  • Te conviertes en un infraempleado, o si lo prefieres un neoesclavo.
  • Tu negocio se mantiene a flote cargándote las dos cosas más importantes para ti: tu salud y tu familia.
  • Solo te queda una última incógnita: tu fecha de cierre.

Para esto, es mejor volver a trabajar por cuenta ajena.

Pero si esta idea te parece insoportable, entonces deberás trabajar tu marca personal, redefinir tu oferta y posicionarte como un experto premium en tu sector. 

Si no lo haces, asume que o serás un profesional barato o un falso empleado.

Y si te conformas con alguna de estas dos opciones, te invito a darte de baja ahora mismo. 

En serio. 

Si por el contrario, valoras tu trabajo y tu negocio y quieres dar el salto a las soluciones premium y aumentar la facturación sin tener que trabajar más horas, pero tienes dudas de cómo hacerlo…  puedes ver este video.

Es un vídeo en el que además de elegir los precios correctos, te cuento cómo sistematizar tu negocio con el método que yo mismo utilizo en mi empresa. 

Además, te cuento paso a paso cómo adaptarlo en tu caso, así que nada más terminar de verlo podrás empezar a transformar tu negocio.

Franck “cambios transformadores” Scipion

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: