Estrategias efectivas para mejorar la reputación personal

Todas las personas tienen unas características propias que le ayudan a diferenciarse del resto. En el mercado laboral pasa exactamente lo mismo. Las experiencias y conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera profesional de una persona son imprescindibles para destacar.

Es muy importante cuidar la imagen y la reputación personal de una persona. Hoy en día existen conferenciantes que realizan charlas en las que dan una serie de consejos que pueden ser de gran ayuda para mejorar la reputación personal.

Estas ayudas se pueden reflejar rápidamente aplicando estrategias sencillas y efectivas. TY, además, sus resultados también aparecen en poco tiempo.

10 técnicas para mejorar la reputación personal

Aunque existen varias maneras de mejorar la reputación profesional de una persona lo mejor es que se tenga en cuenta el perfil profesional de cada uno y el sector empresarial al que se quiere enfocar dicho perfil.

1. Conocimiento

La especialización es muy importante, pero a veces no es suficiente saber mucho sobre un único tema. Algo que hará mejorar la reputación personal es tener un amplio conocimiento sobre una gran variedad de temas.

Sin embargo, hay que puntualizar. Es necesario establecer un límite de conocimientos. Formarse siempre es positivo, pero hay que tener en cuenta que temas son relevantes para cada sector y cuáles se deben dejar fuera.

2. Experiencia

Es algo que cada vez se requiere más. Los profesionales más reconocidos son personas que cuentan con una trayectoria llena de experiencias que enriquecen su perfil laboral.

De este modo se puede obtener la capacitación que requiere una buena reputación personal a nivel profesional.

3. Credenciales

Para destacar y llamar la atención entre una gran variedad de perfiles profesionales es muy importante que estén a la vista todas las titulaciones, posiciones destacadas, así como otros méritos profesionales a destacar.

De esta manera, la reputación personal de una persona será reconocida por que se respalda en una formación válida y profesional.

4. Recomendaciones

Contar con el respaldo de los buenos comentarios de clientes, proveedores o incluso anteriores jefes o compañeros de trabajo es muy importante. Muchas personas se guían por las opiniones de otros, por lo que tener unas buenas críticas ensalza la reputación personal enormemente.



5. Contribuyentes

Se trata de personas reconocidas en un ámbito profesional en concreto que encaja con el propio perfil. Contar con la mentorización de una persona de este tipo hará que se gane visibilidad.

Además, estas personas suelen contar con una agenda muy amplia por lo que nuestra reputación se visibiliza a aquellas personas que se mueven y se relacionan en el mismo ámbito empresarial lo que amplía también las posibles oportunidades profesionales.

6. Integridad

Es muy importante saber de qué cosas se es capaz y de que no. Dar por hecho que se pueden hacer determinadas cosas de las que no se tienen las habilidades para hacerlo es algo que puede perjudicar mucho la reputación personal.

7. Redes sociales

Para tener una buena reputación personal hay que cuidar muy bien todo lo que se publica en internet bajo dichos perfiles. Lo más conveniente es que una misma persona separe sus perfiles personales de los profesionales.

Algunos contenidos pueden dañar la propia imagen profesional o mostrar una faceta que en el mundo laboral no señala seriedad y compromiso.

8.   Biografía

Crear una breve descripción sobre quiénes somos y a qué nos dedicamos nos servirá de filtro. Hay que tener en cuenta que la biografía debe coincidir en todas las redes profesionales.

9.   Búscate

Todos los individuos, o la gran mayoría, si pusieran su nombre en Google obtendrían varios resultados. Para conseguir una reputación personal impecable hay que echar un vistazo a dichos resultados.

Esto servirá para poder crear contenidos que favorezcan la reputación personal y eliminar aquellos que la degraden.

10. Valores

Cada mercado y cada sector se basan en unos determinados valores. Si se investigan cuáles son los valores del espacio laboral que se pretende ocupar y se explotan adecuadamente la imagen profesional mejorará.

Conseguir una buena reputación personal como profesional puede ser una tarea complicado si no se sabe por dónde empezar. Aunque hoy en día existen profesionales que se dedican a organizar eventos y conferencias de coaching sobre cómo mejorar la imagen profesional y la reputación personal.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: