7 estrategias para aumentar tu productividad en la cuarentena

En este artículo encontrarás 7 estrategias para aumentar tu productividad en la cuarentena y puedas aprovechar muchísimo mejor el tiempo.

Estoy completamente de acuerdo con que trabajar desde casa es considerablemente mejor que ir a una oficina. Pero me pone triste que deba hacerse una transición forzada al tele trabajo porque la vida de las personas depende de que desaparezca el coronavirus.

Sin embargo, creo que es mejor concentrarnos en lo que está completamente en nuestro control y poner nuestros esfuerzos ahí. Como por ejemplo, en mejorar nuestra productividad en la cuarentena.

Sé por experiencia que trabajar desde casa parece una bendición, y lo es, pero solo si sigues estas recomendaciones. De lo contrario, ser productivo en esta cuarentena será imposible.

7 estrategias para aumentar tu productividad en la cuarentena.

Haz una lista de tareas.

Hacer una lista de tareas es indispensable si quieres mantener o aumentar tu productividad en la cuarentena. Después de que la hagas, asígnale a cada tarea alguna de las siguientes características:

  • Urgente.
  • Importante.
  • Importe y Urgente.

Esto te ayudará a filtrar qué es lo que debes hacer primero y así le darás relevancia.

También te recomiendo que escribas tareas a largo plazo y las sub tareas necesarias para alcanzar esas tareas a largo plazo. Así tendrás el panorama mucho más claro y podrás organizarte mejor.

Es fundamental que pongas las tareas que en realidad debes cumplir y las organices jerárquicamente; de forma que sepas cuáles tareas y sub tareas son pre requisitos de otras.

Además, tener tus tareas escritas te va a liberar de tener que estar acordándote de todo lo que debes hacer. Y por lo tanto, aumentarás tus probabilidades de cumplir todas tus metas y a la vez tu motivación, ya que irás consiguiendo logros más a menudo.

Ponle fecha límite a todas las tareas.

Para ser productivo en la cuarentena, debes interiorizar este concepto: Trabajar desde casa no significa hacer lo que sea cuando sea. Por el contrario, debes hacer lo posible por poner fechas de entrega. Solo así podrás sacar el máximo provecho de tu tiempo mientras disfrutas de la comodidad de estar en casa.

Por lo tanto, a cada tarea principal y sub tarea, ponles una fecha de entrega. Sé cuidadoso. No te confíes demasiado pero tampoco exageres con fechas muy lejanas. Sé que no es un ejercicio fácil, que incluso puede ser desgastante, pero es necesario si quieres tener productividad en la cuarentena.

En lo personal me gusta trabajar así, porque me genera más responsabilidad saber que si no cumplo con alguna tarea, inevitablemente los tiempos de entrega de las demás se van a dilatar y todo el plan inicial habría fallado.

Organiza tu rutina.

Una vez que tienes claro lo que debes hacer y para cuando debes terminarlo, es hora de adaptar tu vida laborar en tu rutina diaria.

A estas alturas ya conoces el total del tiempo que necesitas para completar tus tareas. Así que puedes tomar la fecha de entrega de la última tarea y dividir el tiempo total entre todos los días a partir de hoy hasta esa última fecha.

Sé que todos tenemos una vida distinta, pero es muy posible que debas cocinar, lavar ropa, platos; etc. Y asumiendo que no debas hacer eso, también necesitas ratos de esparcimiento.

Así que la recomendación es que también programes esas actividades que no son del trabajo. Como hablar con tus amigos, leer, hacer ejercicio, jugar, ver películas para emprendedores…De esta forma tendrás tus días más organizados y podrás cumplir con tus tiempos de entrega.



Establece horarios.

Establece los horarios de las actividades diarias desde que te levantas hasta que te acuestas. Es tu decisión si sacas uno o 2 días a la semana para descansar de todo. Solo depende de ti y de qué tan urgente debas o quieras conseguir tus propósitos.

Además establecer horarios te ayudará a que los días pasen un poco más rápido; como en piloto automático. Y en esta época en la que debemos permanecer en casa, sin saber a ciencia cierta hasta cuándo, es bueno que los días no se hagan eternos.

Pon límites.

Es natural que tus familiares y amigos piensen que por la cuarentena, tú siempre estés desocupado para hablar con ellos. Pese a que tienes más tiempo, sabes muy bien que ya tienes un plan. Y que la única forma de conseguirlo es siendo cuidadoso con tu tiempo.

Por lo tanto, mi recomendación es que les digas a qué hora puedes hablar con ellos. A fin de cuentas, ya lo tienes en tu cronograma de actividades.

Asigna un espacio de trabajo.

Si quieres tener productividad en la cuarentena, es importante que tengas un espacio dedicado de trabajo. Esto con el fin de evitar distracciones.

Si decides trabajar sobre una cama sin tender, con ropa por todos lados y puro desorden; lo más probable es que tu mente esté dispersa y no puedas enfocarte en lo importante.

Además, si asignas un espacio solo para trabajo, tu cerebro se acostumbrará a que es ahí donde debe enfocarse. Intenta que esté aislado de ruido y a una temperatura agradable.

No te sabotees.

Parece ilógico que una persona quiera ser productiva y voluntariamente se ponga trampas que no lo dejen ser productivo…Pero sí pasa. Y más a menudo de lo que piensas.

Un ejemplo típico es pensar que trabajar con el TV prendido no afecta tu rendimiento. Pero es inevitable que te distraiga en algún momento, así sea un poco. Por eso es mejor no empezar con el pie izquierdo.

Otros distractores, diría yo que los peores, son las redes sociales y el Whatsapp. Para la gran mayoría de trabajos en línea, no debes estar viendo Instagram ni Facebook.

En promedio, las personas están en redes sociales 2 horas y 24 minutos al día. Para no prestarle ese tiempo de tu trabajo, a tu ocio, recuerda programar todas tus actividades; laborales y no laborales.

Si es posible, pon tu móvil en silencio o desactiva las notificaciones. No solo para redes sociales, ¡también para YouTube! Esto evitará que caigas en lo que se conoce como residuo de atención. Y en definitiva, puedas alcanzar tus objetivos.

Conclusión.

Esa frase cliché de “ser tu propio jefe”, cobra mucha veracidad cuando no tienes a nadie vigilándote sobre el hombro; pero debes cumplir con tus entregas.

Por eso espero que estas estrategias te sirvan para organizar mejor tu tiempo y hagas un mejor uso de él 

Modo Emprendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: