De exempresario a emprendedor de éxito en menos de 12 meses

Hoy quiero presentarte a Dani Bezares, un exconsultor, exformador y exempresario con una gran historia de reinvención y emprendimiento. 

Durante años, la vida profesional de Dani estuvo unida a las grandes empresas, de esas con inversores y estructuras enormes. 

Hasta que se dio cuenta de que lo de verdad quería todo lo contrario: anhelaba un negocio sencillo, sin inversores y que pudiera gestionar él solo. Un negocio “Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como”. 

¿Sobre qué temática? 

Sobre su pasión: la formación y el trabajo con familias. 

Y sobre eso creó su negocio digital, en el que ayuda a padres y madres con hijos difíciles (o de espíritu libre, como él los llama) a reducir el nivel de conflicto y aumentar la colaboración en casa. 

Dani conocía bien el mundo empresarial, pero al dar el salto al entorno digital, se encontró con un problema: no tenía una buena oferta definida, ni sabía qué pasos dar exactamente para conseguir su objetivo: 

Quería resultados. Y los quería rápido. 

¿Qué hizo? 

Se unió a uno de mis trainings para aprender cómo diseñar una oferta premium que poder vender 1 a N y sistematizar su negocio para escalar y facturar 6 cifras sin convertirse en esclavo de su trabajo. 

¿Funcionó? 

Yep. Dani diseñó un programa online para su cliente ideal y con tan solo 5 post escritos en el blog logró vender su curso de 3 meses a 15 familias.  

Él creía que tenía que escribir todos los días en el blog. Incluso preparó una lista de 56 posibles artículos que desarrollar en 12 meses. 

Sin embargo, eso era poner el foco en el lugar equivocado. 

Me hizo caso, implementó un sistema en su negocio y además de lanzar un congreso online que tuvo un éxito brutal y conseguir llenar las plazas de su programa premium, logró: 

  • Tener claridad sobre su cliente ideal. 
  • Contar con una estrategia clara y definida. 
  • Descubrir herramientas de visibilidad que no conocía. 
  • Automatizar la atracción, captación y conversión de nuevos clientes. 

Déjame contarte algo más sobre Dani.



Es una de esas personas hambrientas de conocimiento. Alguien que escucha y lleva a la práctica todo lo que se le aconseja. 

En mis 10 años como mentor de negocios he trabajado con cientos de personas. Y tras estos años puedo decirte que los que consiguen más resultados y más rápido son los que cumplen estas condiciones: 

  1. Están 100% implicados con su actividad. 
  2. Son ambiciosos y están convencidos de que quieren transformar sus vidas. 
  3. Son perseverantes, se esfuerzan y son alérgicos a las quejas y las excusas. Son “hacedores”, no “quejadores”. 
  4. Escuchan, asimilan y pasan a la acción. 

Dani cumplía estas condiciones con creces. 

No tenía nada que ver con ese otro grupo de personas que se caracterizan por ser escépticos, que viven en la duda permanente, que se resisten a cambiar su forma de hacer las cosas, y que en lugar de dejarse ayudar, buscan las excusas más insospechadas para permanecer pasivos mientras las oportunidades pasan por delante de sus ojos. 

Desde el primer día, Dani se puso a trabajar como una auténtica máquina y llevó a la práctica cada paso de la metodología que le propuse. 

Tenía claro que quería convertir su experiencia en un programa online de alto impacto y ¡vaya si lo consiguió! 

Adoptó también los cambios de mentalidad que necesitaba para convertirse en un emprendedor de éxito, supo gestionar de forma óptima su energía y consiguió su objetivo: vender su mentoría a las primeras 15 familias que serían sus clientes. 

¿Cuál fue el secreto para conseguirlo? 

Mantener el foco en lo que tenía que hacer. 

Implementó mi método SISTEMA paso a paso y puso en práctica el funnel de la llamada de venta. 

El resultado ya lo conoces, pero ¿qué más logró? 

En sus propias palabras: 

Me ha cambiado la vida. He tenido que currar mucho, pero ahora tengo la vida que quiero, con un negocio rentable y funcional y con grandes planes para los próximos 12 meses”

Bien, Jose, ¿quieres conseguir resultados como estos para tu propio negocio? 

¿Sí? 

Pues…  recuerda que el camino mas largo comienza con el primer paso

Franck “transformador” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: