Cómo David y Marisa han aumentado la facturación en 6500€ este último me

Hoy te traigo una historia de entrenadores de entrenadores. 

Voy a hablarte de David y Marisa. 

Digo que son entrenadores de entrenadores porque desde su instituto de psicología forman y entrenan a terapeutas profesionales. 

Cuando los conocí llevaban décadas dedicándose a ello, siempre de forma presencial, porque los intentos de digitalizar su negocio no habían dado los resultados que ellos esperaban. 

Así que aplicaban marketing, sí; pero tradicional. 

Tenían un objetivo claro: querían llegar a más personas interesadas y hacerlo adaptando sus cursos y formaciones al entorno online. 

La gran pregunta era ¿cómo? 

Se sentían perdidos, sin entender realmente los entresijos del marketing digital. Invertían en Facebook Ads y conseguían muchos clics, pero ningún cliente. 

¿Para qué servían esos clics? 

¿Cómo podían convertir los “likes” y los seguidores de redes sociales en verdaderos clientes? 

Según lo cuenta David, “era como navegar en un mar sin rumbo, tirando el dinero mientras intentábamos sin éxito sistematizar la publicidad y haciendo acciones de venta de forma impulsiva, sin estrategia y a salto de mata”

Recapitulemos. 

Problema: dificultad para digitalizar un negocio que lleva años operando de forma offline y convertir las formaciones presenciales en cursos online. 

Solución: David y Marisa decidieron unirse a uno de mis trainings (a Clientes Bajo Demanda, concretamente). 

¿Ha funcionado? 

Yep. Tras aplicar solo el 50% de la metodología propuesta en la formación, han conseguido 15.000€ y 9 clientes nuevos. 

Y hay más. 

Este último mes, con el contexto tan peculiar que estamos viviendo, han reaccionado rápido, han adaptado uno de sus cursos que todavía ofrecían de forma presencial al entorno online y han pasado de tener 5 clientes a 35. 

Y su facturación habitual se ha incrementado en 6500€. 

Mola, ¿verdad? 

Solo en este último mes. 

Déjame contarte algo más sobre David y Marisa.  

Ambos son de esas personas hambrientas de conocimiento. Gente que escucha y lleva a la práctica todo lo que se le aconseja. 

En mis 10 años como mentor de negocios he trabajado con cientos de personas. Y tras estos años puedo decirte que los que consiguen más resultados y más rápido son los que cumplen estas condiciones: 

  1. Están 100% implicados con su actividad. 
  2. Son ambiciosos y están convencidos de que quieren transformar sus vidas. 
  3. Son perseverantes, se esfuerzan y son alérgicos a las quejas y las excusas. Son “hacedores”, no “quejadores”. 
  4. Escuchan, asimilan y pasan a la acción. 

David y Marisa cumplían estas condiciones con creces.



No tenían nada que ver con ese otro grupo de personas de energía negativa, que se caracterizan por ser escépticos, que viven en la duda permanente, que se resisten a cambiar su forma de hacer las cosas, y que en lugar de dejarse ayudar, buscan excusas para permanecer pasivos mientras las oportunidades pasan por delante de sus ojos. 

Desde el primer día, David y Marisa se pusieron a trabajar, a su ritmo, y han llevado a la práctica cada paso de la metodología que les propuse. 

Tenían claro que querían convertir su negocio en un negocio digital y ofrecer formación online ¡vaya si lo han conseguido! 

Adoptaron también los cambios de mentalidad que necesitaban para convertirse en emprendedores imparables, han sabido gestionar de forma óptima su energía y están consiguiendo el objetivo: 15000€, 9 clientes nuevos, una cartera de formaciones digitales y un aumento de su facturación habitual en 6500€ solo en el último mes. 

¿Cuál ha sido el secreto para conseguirlo? 

Mantener el foco en lo que tenían que hacer. 

Implementar mi método SISTEMA paso a paso y poner en práctica el funnel de la llamada de venta. 

El resultado económico ya lo conoces, pero ¿qué más han logrado? 

En sus propias palabras: 

Digitalizar el negocio, además de duplicar o más los contactos en el entorno online, nos está permitiendo construir una vida equilibrada y sostenible en la que para facturar más no necesitamos vender cada hora de nuestra vida”.

En resumen: 

  • 15000€ facturados y 9 clientes nuevos. 
  • 35 nuevos clientes para un curso en el último mes. 
  • Aumento de la facturación en 6500€ en 30 días. 
  • Tener en cada momento una idea clara de lo que están haciendo. 
  • Transformar la estructura del negocio y de sus formaciones. 
  • Mejorar la conexión y la comunicación con los potenciales clientes. 
  • Desarrollar una voz propia con la que hablar de forma sincera, honesta y que permite vender de forma natural y sin sentirse incómodos. 

Y todo esto, habiendo aplicado solo el 50% del contenido y el método del programa formativo. 

Franck “motor de digitalización” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: