Cómo ser feliz: La ciencia nos entrega 18 claves para ser feliz y las 3 C’s para sentirse mejor todos los días del año

Ser feliz es una meta a la que todos queremos llegar, pero tenemos diferentes ideas sobre cómo alcanzarla. Es fácil pensar en la felicidad como un resultado, pero aprender a sentirnos bien a pesar de las circunstancias es clave para mantener un estilo de vida saludable.

Es verdad que a veces las circunstancias pueden no ser las más favorables para sentirte bien, sin embargo, hay ciertas acciones que sí podemos poner en práctica para mejorar nuestra actitud ante la vida.

En este artículo vas a descubrir 18 pequeñas acciones que te ayudarán a ser más feliz y sentirte bien todos los días. ¡Empieza hoy a remodelar tu interior y exterior!

¿Qué es ser feliz?

La felicidad es una palabra compleja y difícil de definir, sobre todo porque el camino a la felicidad es diferente para cada uno de nosotros.

Según el diccionario de la Real Academia, la felicidad es un “estado de grata satisfacción espiritual y física”. 

Y estarás de acuerdo conmigo en que ese estado varía en función de cada persona. 

Lo que necesito para ser feliz y sentirme bien es dedicar mi vida a desarrollar un trabajo que me encanta y que ayuda a otras personas a transformar su vida. 

Otros, encuentran la felicidad en vivir aislados en mitad de un bosque. 

Otros, en vivir viajando. 

Como ves, qué es ser feliz es una pregunta que tiene infinitas respuestas.  

Además, la felicidad depende de muchos factores. 

Y precisamente por eso, la felicidad no es una meta, sino un recorrido. Y es el propio camino el que cada día te hace sentir bien y ser feliz.  

Es decir: 

La felicidad consiste en ir tomando día a día pequeñas decisiones, que se traducen en acciones para vivir más feliz.

O dicho de otro modo: la felicidad es un viaje sin destino. 

Ser feliz: El gran mito de la Felicidad y el Éxito 

Aunque el concepto de éxito puede llegar a ser tan subjetivo como el de felicidad, vamos a partir de la base de que entendemos éxito por reconocimiento profesional y una cuenta bancaria nutrida. 

Dicho esto: ¿eres de los que piensa que tu felicidad depende de tu éxito? 

¿Que el dinero da la felicidad? 

Si lo crees, siento decirte que es mentira. Un mito. 

De hecho, en muchos casos, el éxito no solo no conduce a la felicidad, sino que hace todo lo contrario. 

No es que el dinero no sea importante. Lo es, desde luego. En el mundo en el que vivimos es imprescindible. 

Pero eso no quiere decir que sea lo que necesitas para ser más feliz. Te hará feliz hasta cierto punto: el punto en el que te da la seguridad que necesitas. 

Por tanto, el dinero da tranquilidad psicológica pero no felicidad. 

Fíjate que pasados los 100k€/año, el dinero tan solo soluciona problemas (no está mal), pero no contribuye de forma significativa a la felicidad de las personas. 

Piensa en esas imágenes de niños sin un duro que juegan felices en las favelas. O en esos otros, en África, a los que no se les borra la sonrisa cuando ni siquiera tienen agua corriente. 

Por el contrario, piensa en esos otros casos de famosos millonarios que acaban con sus vidas (o lo intentan) porque se sienten vacíos y solos. 

El actor Robin Williams y Marilyn Monroe se suicidaron. Angelina Jolie, Tina Turner y Lady Di lo intentaron. Seguro que conoces muchos más ejemplos. 

¿A alguno de ellos les faltaba dinero? En absoluto. 

¿Carecían de éxito? Nop. Todo lo contrario. 

Eran iconos con reconocimiento universal, admirados por millones de personas. 

Entonces, ¿por qué no consiguieron ser felices mientras que niños sin recursos sí lo son? 

¿Por qué hay que gente que teniendo mucho no consigue sentirse bien y ser feliz, mientras que otras personas con vidas austeras experimentan la plenitud? 

 Veamos qué dice la ciencia al respecto.



Quiero ser feliz – ¡Oído! He aquí las conclusiones del mayor estudio de la historia sobre la felicidad

Te invito a ver la charla TED de Robert Waldinger, el director de esta investigación de más de 75 años sobre lo que hace la gente feliz, realizada en Harvard, durante múltiples generaciones de personas, muy distintas a nivel socioeconómico-demográfico, en el área de Boston, Massachussets.

Te resumo las conclusiones: 

#1. – El estudio revela que las relaciones personales cercanas, más que el dinero, la fama y el éxito, son lo que hacen sentir feliz a la gente a lo largo de su vida. Los lazos con los seres queridos (familia, pareja o amigos) protegen a la gente de la insatisfacción, retrasan el deterioro mental y físico y favorecen una vida más larga y feliz, mucho más que pertenecer a una clase social alta, tener un coeficiente intelectual elevado o incluso contar con una buena genética. 

#2 – La felicidad se extiende cuando activas las 3 C’s en tu vida. 

  1. Contribuir: ayudar a los demás, compartir y colaborar.
  2. Crecer: a nivel personal y profesional. 
  3. Cuidar: a ti primero, a tus seres queridos, a tus relaciones importantes.

¿Cómo aprender a ser feliz?

Si alguna vez te has preguntado cómo ser más feliz cada día, sigue leyendo, porque vas a descubrir que ser feliz es fácil. 

Porque solo depende de una cosa: de ti mismo. 

LA FELICIDAD ES UNA DECISIÓN, UN HÁBITO. NO UNA META

Te lo comenté al principio: la felicidad no es un destino. 

El proceso es lo importante. 

El viaje, si quieres.

La felicidad es también una decisión.

Un estado de ser, estar y ver la vida.

La felicidad no se compone de momentos épicos, sino que la construye la posibilidad de vivir sencillos momentos con los tuyos.

La vida cotidiana, los detalles, los matices. 

La felicidad se esconde detrás de un gesto, una mirada, un abrazo, una sonrisa. 

Es ayudar cuando puedes. 

Ser amable.

No juzgar.

Escuchar y comprender a los demás. 

Hacer el bien. 

En definitiva, ser feliz depende de cómo afrontes la vida cada día y de cómo decidas relacionarte contigo y con el mundo. 

No busques cosas para ser feliz: toma la decisión y determinación de serlo.  

ELIGE SER FELIZ, Y LUEGO PLANTÉATE CÓMO SER FELIZ  

Si cada uno tenemos una definición distinta de la felicidad, es lógico concluir que existen diferentes maneras de ser feliz. 

Por eso, para volver a ser feliz, sentirte bien mentalmente y estar alegre debes encontrar tu propio camino.  

Trata, por tanto, de diseñarte primero una vida feliz.

¿Alguna vez te has preguntado qué es para ti realmente la felicidad? 

Piénsalo un momento. 

Imagina tu vida ideal. La vida perfecta. 

¿Cómo es? 

Concrétala en tu mente de la forma más detallada posible. 

¿Dónde vives? 

¿Cómo es tu estilo de vida? 

¿En qué trabajas?

¿Cómo es tu día a día desde que te levantas hasta que te acuestas? 

Si no haces este ejercicio de visualización y no te detienes a reflexionar sobre qué es la felicidad para ti… difícilmente podrás ser feliz en la vida. 

Sin embargo, con diseñar tu vida de felicidad no es suficiente. 

Hay que construir esa visión que has tenido de tu vida perfecta. 

Y para ello, necesitas superar tus miedos. 

La felicidad es también un camino de superación personal, de inconformismo y de deseo de crecimiento interno. 

Recuerda: la felicidad no es un destino. 

Puedes construir todo lo que desees, siempre que lo construyas con tu esfuerzo, poco a poco.

No tengas prisa. Disfruta del camino. Evita la impaciencia. 

Puede que necesites toda la vida para lograr construir esta visión. 

Piensa en la Torre Eiffel o en una catedral. ¿Cómo la realizaron? 

Piedra a piedra. Paso a paso. 

Así que trata de ser feliz antes de terminar tu particular Sagrada Familia. 😀

Ten en cuenta también que la felicidad es también un equilibrio.

Es la armonía entre el plano personal y el profesional. 

¿Qué quiere decir esto? Pues que sin ser feliz a nivel profesional, no lograrás serlo del todo en la vida.

Así que sentirte bien con tu oficio contribuye bastante (o mucho) a tu estado de felicidad global. 

Un trabajo que te frustra, te agobia y te limita llega a ser tan tóxico para la felicidad como una vida personal gris en la que se ha instalado la insatisfacción. 

Recuerda: dos planos; personal y profesional. Ambos en armonía. Es decir, las dosis justas de cada uno de ellos para que se complementen y se fusionen a la perfección en tu idea de lo que es la felicidad. 

Así que para ser feliz no basta con trabajar en algo que te gusta, o incluso que te encanta. Es más: si te pasas con lo profesional, es probable que lo personal te lo haga pagar muy caro.

Este es, de hecho, uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchos emprendedores digitales. 

Vale, sabemos que existen diferentes ideas de cómo vivir feliz, y que cada uno debe encontrar la felicidad a su modo. 

Pero ¿existe alguna receta que ayude a sentirse bien en la vida y vivir feliz? 

De nuevo, dejemos que hable la ciencia y que sea ella la que te diga los ingredientes para cocinar un buen plato de felicidad. 

Porque sí, hay trucos para ser feliz que puedes aplicar en tu vida desde hoy mismo.

He aquí los 18 mejores tips para ser feliz

¿Te acuerdas de las conclusiones del estudio sobre la felicidad? 

¿Recuerdas que hemos comentado las 3 C´s? 

Veamos con detalle qué dice la ciencia sobre la importancia de contribuir, crecer y cuidar para saber qué hacer para ser feliz. 

C DE CONTRIBUIR #1 – DECIDE SER ACTOR, NO VÍCTIMA

Pasa a la acción. 

Responsabilízate de tu vida, deja de lamerte las heridas y para de quejarte. 

Cuando ante una adversidad o un problema te escudas en excusas, buscas culpables y encuentras responsables externos a ti mismo, caes en la autocomplacencia y te alejas de la felicidad. 

La felicidad es actitud. Así que vigila cada día tus acciones y tus reacciones ante preocupaciones, retos o problemas. 

C DE CONTRIBUIR #2 – ACOMPAÑA Y AYUDA A LOS DEMÁS

¿Quieres ser más feliz? 

Empatiza, comparte y colabora de forma altruista.  

Aparca tu ego y ponte al servicio del sueño de los demás. 

Está comprobado que implicarte con otras personas y ayudarlas a conseguir sus propósitos hará que te sientas mejor contigo mismo y seas más feliz. 

C DE CONTRIBUIR #3 – HAZ ALGO BUENO POR ALGUIEN

Muy relacionado con el consejo anterior. 

Hacer el bien y tener buenas acciones con los demás tiene un doble efecto positivo en ti: te genera bienestar y, esa buena sensación contigo mismo, hace que tu cerebro libere endorfinas, las hormonas del placer. 

Además, cuando actúas correctamente tu conciencia está tranquila y, entre otras cosas, dormirás mejor (algo esencial para sentirte bien y ser feliz, como luego verás). 

C DE CONTRIBUIR #4 – SALVA EL PLANETA

¿Podrías ser feliz en un mundo contaminado, apestoso, sucio y destruido? 

No lo creo posible. 

Piensa en los océanos llenos de plásticos, en las ciudades con atmósferas irrespirables, en los incendios… 

¿Qué emociones te despierta? 

Negativas, ¿verdad? 

La felicidad necesita un hábitat saludable para desarrollarse. Por eso, proteger el medioambiente te ayuda a ser más feliz. 

Además, cuidar el planeta es cuidar de animales y plantas. Y también garantizar un buen lugar para las generaciones futuras. Es pensar en algo más que en ti. Es hacer algo bueno. Y recuerda qué ocurre cuando hacemos el bien. 

C DE CONTRIBUIR #5 – DAR SIN ESPERAR RECIBIR

Givers get, dicen los americanos. 

Da por placer, da sin medir, da porque salga de ti, da porque así eres tú y así lo sientes. 

Cuando das de corazón y sin esperar nada a cambio evitas la decepción y la frustración. ¿Resultado? Es más fácil ser feliz. 😉

C DE CRECER #6 – IDENTIFICA TU SAGRADA FAMILIA

¿Por qué es importante y útil definir tu vida ideal de futuro para ser más feliz? 

Para trabajar 365 días al año sin prisas ni agobio. 

Es una brújula cuando atraviesas periodos de dudas. 

Para relativizar mejor tus resultados a corto plazo, que seguramente no serán tan buenos como esperabas. 

Para construir tu legado en vez de vivir arrastrado por la vorágine de la vida. 

Para mantener el foco. 

Venga, vamos a crear tu Sagrada Familia. 

Para ello, haz lo siguiente: 

Visualízate dentro de 25 años y describe un día corriente en tu vida. Cuanto más detallado lo hagas, mejor, porque lo que no se escribe, se pierde. Eso sí, no busques tantos detalles como tu visión a 10 años. Pero intenta definir un marco claro. 

C DE CRECER #7 – PLANIFICA TUS METAS PARA REALIZARLAS 

Si quieres construir algo grande en tu vida, no tienes más opciones que aprender a coger una tarea grande e inasumible y aprender a cortarla en trozos pequeños para ir avanzando hacia el objetivo.

Divide y vencerás. 

Pero ¿cómo podemos hacer para crear cosas muy grandes sin riesgo de agobiarnos o preocuparnos por llegar a la cima?

Planificando. 

Cuando quieres crear una cosa enorme, es fundamental que tengas la capacidad de entender cuál es la secuencia de acciones que tienes que realizar.

La idea principal es trocear y crear una secuencia.

Una vez que tenemos el gran trozo, los demás trozos son completamente irrelevantes.

Tienes que poner el foco y toda tu energía en cumplir con cada uno de los elementos de ese trozo.

Y así podrás ir completando todo los trozos.

C DE CRECER #8 – APRENDE O PRUEBA ALGO NUEVO

Ya hemos visto que entre los consejos para ser más feliz en la vida hay que ser actor y no víctima. 

“Actor” procede de “acción”.  Y eso es precisamente lo que debes hacer: actuar. 

Prueba, experimenta, aprende, muéstrate inquieto, curioso. No te conformes. Sé ambicioso. 

C DE CRECER #9 – CULTIVA RELACIONES Y RODÉATE DE PERSONAS POSITIVAS Y FELICES

“Eres la media de las 5 personas de las que te rodeas”. 

Frase del empresario, autor y orador Jim Rohn con la que no puedo estar más de acuerdo. 

Veamos. 

Si te rodeas de personas negativas, resignadas, conformistas… ¿crees que alimentarán tus ganas de mejorar y ser mejor? 

En absoluto. 

Si quieres perder peso y estar en forma y te rodeas de personas que practican deporte a diario y tienen buenos hábitos, acabarás adoptando buenos hábitos y te resultará más fácil conseguir tu objetivo. 

Del mismo modo: si quieres ser feliz, rodéate de personas positivas, optimistas y felices. Acabarás contagiándote de su energía. 

¿Crees en los gafes? 

Existen. Y ahora ya sabes por qué. 😉 

C DE CRECER #10 – CONÓCETE MEJOR Y DOMINA TUS PENSAMIENTOS Y EMOCIONES

Conocerte mejor te ayudará a aceptarte mejor, a no exigirte demasiado, a no ser demasiado crítico contigo mismo… 

No elevar el listón hasta el infinito. 

Conocerte mejor te ayuda a conocer tus procesos internos, mentales y emocionales. A detectar por qué piensas lo que piensas o sientes lo que sientes. Y eso alimenta el autocontrol, el equilibrio interno, la serenidad y… la felicidad. 

C DE CUIDAR #11 – DUERME MEJOR

Estudios a raudales existen al respecto. 

La falta de descanso incide directamente en el estado anímico, mental y emocional.

Eres más propenso a contraer enfermedades y a la depresión. 

Afecta directamente en tu capacidad de concentración, productividad y rendimiento.  

¿Sigo? 

Como estás imaginando, dormir a pierna suelta y descansar es esencial para tu felicidad. 

Para ello, te recomiendo: 

  • No hacer ejercicio por la tarde-noche.
  • Sustituir las bebidas estimulantes durante la tarde por otras no excitantes. 
  • Evitar las pantallas dos horas antes de irte a dormir. 
  • Mantener tu dormitorio ventilado y a una temperatura fresca. 
  • Procura no cenar tarde ni de forma copiosa. Y, a ser posible, evita los hidratos de carbono por la noche. 

C DE CUIDAR #12 – CUIDA TU CUERPO HACIENDO EJERCICIO

“Están locos estos romanos”, decía Obélix. 

Se equivocaba. Al menos en esto. Sabes a qué archiconocida frase me refiero, ¿verdad? 

Exacto: Mens sana in corpore sano

La ciencia lo ha demostrado millones de veces. 

Bueno, igual millones no, pero muchas sí. 

Lo importante: practicar deporte oxigena el organismo, favorece el sistema inmunitario, despeja la mente y… libera endorfinas. Otra vez aquí nuestras amigas hormonas responsables del placer (y de la felicidad). 

Ya podría haber hecho un poco de caso a los romanos Obélix en lugar de comer tanto jabalí y pegar tanto mamporro 😀 

C DE CUIDAR #13 – COME DE FORMA MÁS CONSCIENTE Y SANA

Igual de importante es hacer deporte que cuidar la alimentación para sentirse bien con uno mismo y ser feliz. 

Sin el combustible adecuado, ni tu mente ni tu cuerpo funcionarán a pleno rendimiento. Eso limitará tus facultades y será un impedimento para vivir feliz. 

C DE CUIDAR #14 – CONVERSA MÁS CON TUS SERES QUERIDOS

¿Sabías que uno de los mayores arrepentimientos antes de morir es precisamente no haber pasado más tiempo con los seres queridos? 

Aunque busques la forma de cómo ser feliz solo, lo cierto es que sentirte arropado por las personas importantes en tu vida te ayudará a estar feliz. 

C DE CUIDAR #15 – AGRADECE LAS PEQUEÑAS COSAS

Un guiño, una mirada, una sonrisa… 

Despertar al lado de quien quieres. 

Acostarte sano. 

Dormir en una cama. 

Disfrutar de un plato de comida cada día. 

Una ducha de agua caliente. 

Sentir el sol en tu cara. La brisa. La lluvia. 

La vida. 

¿Puede haber mayor motivo para sentirse feliz que estar vivo? 

C DE CUIDAR #16 – VALORA LO QUE TIENES

Si lo piensas detenidamente, te darás cuenta de que tienes muchos motivos cada día para sentirte agradecido. 

¿Sabes cómo empiezo yo el día? Buscando 3 cosas por las que dar las gracias. 

Siempre las encuentro. Me sobran los motivos. 

Unas veces son hitos importantes. Otras, pequeños detalles. En cualquier caso, me enriquecen y me hacen sentir afortunado. 

C DE CUIDAR #17 – CONÉCTATE CON LA NATURALEZA

Tu organismo entero forma parte de la naturaleza. Aunque vivas en una ciudad… ¡no reniegues de ella! 

Intégrate en la montaña, pasea por bosques, respira aire puro, disfruta de paisajes naturales… Sumergirte en la naturaleza y sentirte parte de ella te hará darte cuenta de que puedes ser feliz con poco.  

C DE CUIDAR #18 – VIVE EN EL PRESENTE

Del pasado, aprende. 

El futuro… ya vendrá. 

Y el presente… ¡VÍVELO!

El presente es lo único que puedes controlar. Aprovéchalo, exprímelo y disfrútalo. 

Si pretendes atrapar el futuro, se te escapa el presente. 

Y cuando te des cuenta… el presente será pasado. 

No habrá un mejor momento que AHORA. Ni un mejor día que HOY. 

Nunca serás más joven que ahora. 

Sé consciente de ello y ¡aprovéchalo y sé feliz! 

Sentirse bien por defecto

Llegados a este punto, si alguien me pregunta cómo ser feliz y sentirse bien, le resumiría la respuesta en estos 4 consejos para ser feliz: 

  • Conócete.
  • Escúchate.
  • Alinea tus pensamientos con tus actos.
  • Disfruta y agradece.

Todo se puede ir muuuy rápido. Sé consciente de ello.

Después de esta profunda reflexión sobre la felicidad, si buscas ser feliz profesionalmente como paso previo para sentirte bien contigo mismo y disfrutar de tu vida perfecta, te animo a apuntarte a un training gratuito en el que vas a descubrir cómo convertir tu talento en un negocio rentable que te permita conseguir tus primeros clientes en menos de 60 días y tus primeros 10.000€ en 12 meses. 

Ha llegado la hora de la verdad. De tomar una decisión. 

¿Quieres ser feliz y vivir tu vida según tus reglas? 

Franck Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: