¿Cómo impulsar tu marca personal en redes sociales?

¿Sabías que la marca personal está más presente de lo que crees? Muchas personas utilizan la suya a diario, y es posible que algunas veces ni se den cuenta. ¿Por qué ocurre esto? 

Las redes sociales han dado la oportunidad a las personas para impulsar proyectos a título individual, y para darse a conocer el marketing y la comunicación es fundamental. Y es que hoy en día, ¿quién no comparte una fotografía de su último viaje? ¿O del último evento en el que estuvo? A veces incluso nos excedemos, sobre todo si centramos nuestra atención sólo a la cantidad de seguidores o likes que recibimos. El éxito es mucho más que eso. Y la vida también. 

Una de las cosas que más deberías cuidar es la imagen que transmites. La marca personal ayuda a diferenciar la característica individual más valiosa para colaborar. El mensaje es el vehículo que lo conecta con los demás. Piénsalo bien. Si no fuera por Instagram, no sabrías cuándo es el próximo concierto de tu cantante favorito. Si no fuera por Twitter, no conocerías la opinión de ese líder político con respecto a aquella noticia. Y si no fuera por LinkedIn, no habrían contactado contigo para ese puesto de trabajo en el que te contrataron.

Hace tiempo os hablaba en este artículo de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías a la búsqueda de empleo y los headhuntersLas redes sociales nos ayudan a construir una marca personal y a ser accesibles a las oportunidades profesionales. Es importante que sepas jugar bien tus cartas, especialmente, como decíamos antes, en el mensaje, las palabras clave que escoges y el tono que usas. Porque marcan la diferencia. Una diferencia que puede que exista, pero si los demás no la perciben, nadie la valorará.

¿Quién dijo que todas las redes sociales eran iguales?

Antes de empezar a compartir contenido, tienes que conocer las plataformas indicadas para hacerlo, la forma de utilizarlas, el tono adecuado y la audiencia a quién te diriges. Ser consciente de dónde encaja aquello que quieres contar. Al igual que los exploradores antes de una expedición se preparan, tú también has de analizar el terreno en el que te moverás. 

Por ejemplo, si tu objetivo profesional es dar a conocer tu talento y conectar con otros colegas de tu campo, te recomiendo LinkedIn. Es para impulsar carrera y negocios, porque también sirve para la consultoría. LinkedIn ha resultado ser una herramienta de networking realmente útil para muchos profesionales, donde las oportunidades para encontrar empleo o formar alianzas profesionales están al alcance de cualquiera. ¡Elimina barreras! En mi caso, se ha convertido en mi red por excelencia. No sólo por el tema, sino también por el contenido y el perfil de usuario más afín a mi actividad. Mi perfil de LinkedIn es un lugar donde compartir mis frases y eventos sobre talento, interactuar y dar consejo a todo tipo de profesionales y promover los artículos que voy subiendo a mi blog.

Por otro lado, Twitter ofrece un ambiente un poco más distendido que LinkedIn, y sobre todo se caracteriza por ser una red de actualidad. Lo que pasa se cuenta sobre la marcha. Por eso gusta tanto a periodistas y políticos. También a fans de los deportes o teleadictos, que interactúan con sus programas favoritos en directo. Es más ácida y acepta comentarios políticamente incorrectos. La gente publica memes o se queja de su rutina, pero también sigue tendencias, comparte noticias o stalkea (revisa los contenidos que publica otro usuario en redes sociales) a sus líderes de opinión. Yo misma sigo publicando frases y eventos en mi Twitter, y juego con un tono más cercano. Twitter es un foro de opinión y un altavoz gigante. 

Finalmente, Instagram consigue ofrecer algo completamente distinto a las dos anteriores. Instagram nació como un medio más visual y creativo a nivel de imagen, y un contenido más enfocado en el ocio, el entretenimiento y lo que se conoce como “estilo de vida”. Es fresco, actual, y permite probar distintas aplicaciones muy espontáneas y de participación con tu audiencia, como encuestas, preguntas y respuestas, directos, etc. Recomiendo utilizarlo como una herramienta más personal, fresca y espontánea donde tu audiencia podrá conocer tu parte más humana. Reconozco que fui algo reticente a usar Instagram en un inicio, entre otras cosas porque soy más de palabra que de imagen. Sin embargo, ahora soy muy fan porque me permite construir una relación más fresca y dinámica con mi audiencia. En mi perfil de Instagram podrás encontrar diseños de todos los colores con frases sobre talento, fotografías de eventos y acceso a los Q&A.



Al igual que el talento encuentra su sitio, la marca personal encuentra su red

Una vez identificada la red en la que vas a comunicar y el contenido que seleccionas para cada una, has de personalizar tu perfil. Encontrar tu diferenciación y hacérsela llegar a los usuarios. Para lograrlo, reflexiona sobre tu propuesta de valor. ¿Cuál es tu talento? ¿En qué te has especializado? ¿De qué sabes más? ¿Qué cargo ocupas o quieres ocupar? ¿En qué sector? ¿Por qué? No te olvides de remarcar todas y cada una de tus palabras clave, porque ellas serán las que te permitirán a conectar con otros profesionales. De tu mismo ámbito, estudios o categoría. Sé claro y conciso. Evita la indefinición y abraza las etiquetas. Así conseguirás evitar malentendidos.

Después de eso, lo único que te queda es ser persistente y coherente. Practica tu comunicación diariamente. ¿Cómo? Repitiendo tu mensaje. Y repitiendo. Y repitiendo. Y repitiendo. Tienes que ser activo, compartir contenido que sea adecuado, interactuar con otros usuarios, seguir remarcando y concretando tu propuesta de valor para que llegue al mayor número de gente posible. Pide feedback y ofrécelo a los demás. Solo así conseguirás que te conozcan. Solo así se hará visible tu marca personal en las redes sociales, y en consecuencia, construirás una reputación, que es cómo te ven los demás y qué valor le dan a tus capacidades.

La marca personal es un activo del talento. Eso significa que la marca personal sirve para que cada profesional pueda encontrar el sitio más adecuado para su talento. Por eso es tan importante que persistas. La constancia es esencial cuando se trata de construir marca personal en redes sociales. Repite una y otra vez. No abandones. Muchos lo hacen, pero tú no desistas. Aunque al principio no consigas conectar con tanta gente, poco a poco, si te mantienes, los demás lo sabrán. Y confiarán en ti para colaborar. 

Y sobre todo, utiliza las redes sociales con sentido común. Haz un uso consciente de ellas. Sin abusar, sin dejar de lado el networking presencial, sin sustituir tu vida personal por la cantidad de likes o seguidores que tienes. Si no, te pasará lo mismo que cuenta Gary Turk en este vídeo, donde habla de cómo su novia le hizo ver la cantidad de horas que pasaba mirando la pantalla de su móvil, en vez de invertir tiempo en desconectar y pasar tiempo con los suyos:

Construir marca personal en redes sociales está en tus manos. Utiliza la plataforma adecuada para lo que quieres contar. Construye tu mensaje y repítelo hasta conectar con la red de aliados que necesitas. Mantente activo. Siéntete cómodo y hazte visible. Y después, levanta la mirada de la pantalla. Vive.

Arancha Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: