Entrevista sobre marca personal por Fabián González

Hace unas semanas tuve el placer de ser entrevistada por mi querido colega Fabián González, que, con su canal de Youtube, está expandiendo el concepto de marca personal por las redes y poniéndolo en boca de todos. ¡Quién diría que la marca personal puede llegar tan lejos a través de una plataforma tan mediática como Youtube! 

Fabián lleva muchos años dedicándose a la marca personal y hemos coincidido en diversas ocasiones. Por eso, cuando me propuso colaborar en sus “Marca Profesional Podcast”, un ciclo de entrevistas con expertos de la marca personal, me sentí muy halagada y contenta de colaborar.

Fue muy divertida, Fabián se “curró” mucho las preguntas y por eso os recomiendo que la veáis.

Temas que tocamos

Para los que no podáis ver el video, os dejo un pequeño resumen de las principales temáticas:

  • Mi relación con el Headhunting

Fabián: ¿Cómo acabaste hablando de temas como Headhunting y talento?

Arancha: Hay una parte de vocación y otra de casualidad. A mi siempre me han interesado mucho la educación, las personas, el talento, la comunicación y el marketing. Recuerdo que con 14 años, llegó a mis manos un libro sobre publicidad subliminal, y yo sentía curiosidad por ver cómo era esa comunicación más implícita y más explícita. Supongo que mi curiosidad temprana por muchos temas me ha influido. Y también la casualidad. 

El mundo del headhunter y la marca personal es bastante joven, no era algo accesible ni comprensible cuando tuve que elegir mi camino profesional. Yo había ido más hacia el derecho y la empresa, y en un momento determinado empecé a estar convencida de que la marca personal y la gestión del talento iba a ser clave para navegar en este incierto mundo profesional y cambiante. Digamos que entonces se unieron todos esos conocimientos, inquietudes y preparación de mi pasado para afrontar lo que yo quería hacer. Empecé buscando marca personal en internet y en ese momento no encontraba nada. Entonces me di cuenta que la oportunidad estaba en crear lo que faltaba. 

“Hay veces que uno encuentra su camino fijándose en lo que hay, y otras intuyendo una oportunidad en lo que no hay”

  • La conexión entre marca personal, empleado y empresa

Fabián: Hace años se decía que los Recursos Humanos no querían a personas con marca, parecía que en las empresas no estaba bien visto. ¿Cómo crees que ha ido evolucionando esto?

Arancha: La marca personal incomoda, porque una persona con marca personal tiene mucho más poder de negociación. Y en determinadas ocasiones te interesa más que el otro se adhiera, que no tenga esas herramientas. 

“La marca personal incomoda.

Una persona con marca personal tiene más poder de negociación. 

Una persona con marca personal es más difícil de someter y controlar.”

Además, antes las organizaciones eran más homogéneas por ser más eficientes que las organizaciones heterogéneas (muy de moda por el estilo de Jack Welch, el CEO de General Electric). Se promovía que todos los empleados fueran cortados por el mismo patrón y los mismos ideales, que casi no existiera la diferencia. La marca personal surge de un cambio social en el que se premia la cualidad individual y única, de constatar la importancia de esa heterogeneidad para que haya creatividad dentro de las organizaciones. 

Es indudable que una organización heterogénea, con perfiles tan diversos y personas que tengan mucha marca personal, es más difícil de gestionar. La marca personal incomoda en la organización porque al dar más poder a las personas, le supone a la empresa un mayor esfuerzo en el alineamiento que lamentablemente muchos hacían a base de someter y controlar. Ahora bien, para el profesional hay un momento muy difícil, casi diría que “peligroso”, que es desde que no tiene ninguna marca personal hasta que por fin la tiene y le protege. 

La gente duda porque construir una marca personal lleva mucho tiempo, y cree que cuando empiece a construirla va a molestar, se va a exponer a una crítica. Uno tiene que ser consciente de que tiene que superar ese primer proceso difícil, esa barrera, porque una vez tenga esa marca personal, será un activo del talento, la carrera y el negocio. La gente no debería temer la marca personal, pero tienen que ser conscientes de que habrá gente a la que no le guste, que suelen ser más los enemigos que los amigos.

Como en este clip de la iguana huyendo de las serpientes, si es capaz de llegar a lo más alto de la roca, crecerá y nunca más la podrán atacar, pero ha de ser suficientemente rápida para no morir en el intento.

Fabián: ¿Cómo crees que se puede conciliar esa marca personal con la empresa? ¿Habría que hablar con Recursos Humanos o ir haciendo?

Arancha: Me gustaría hacer un apunte importante: hay empresas o unidades de la empresa donde un grupo homogéneo es mejor para reaccionar rápido y en la misma dirección. Sin embargo, no sirve para todos. Hay otras unidades o empresas que precisamente lo que necesitan es un grupo heterogéneo que genere debate. No se puede tener la misma estrategia de adquisición de talento para todos. 

Dicho esto, la marca personal es un activo del talento, como la inteligencia o la sociabilidad. Porque es la capacidad de que los demás perciban nítidamente ese talento. Es como el que tiene un dispositivo electrónico super avanzado sin la conectividad que le conecte al resto. ¿De qué serviría si no puede compartir su capacidad? 

“La conectividad que da la marca personal es fundamental. 

Por eso yo soy más de pedir perdón que de pedir permiso.”

Una empresa que no potencie que una persona sepa cuál es su mejor talento, ubicación y que sepa comunicarlo, ¿qué tipo de organización es? ¿Qué tipo de aprecio tiene hacia ese talento? ¿Cómo muestra su interés en conectarlo con sus clientes y otros empleados?

Mi objetivo es que cada persona encuentre el mejor lugar para su talento, porque todo el mundo tiene un talento, y cuando lo pones en un sitio donde no se puede desarrollar o no es apreciado, parece que no lo tiene. Y entonces es una pérdida terrible y una fuente de frustración devastadora. La marca personal debe servir para que ese talento encuentre ese lugar y esas personas que lo aprecien. No sólo hablamos de marca personal para encontrar trabajo, sino también para crecer, para moverse transversalmente, para conseguir clientes… para que toda la gente a la que le intereses te encuentre y confíe en ti.



Una organización que no quiere que seas visible es una organización que teme algo. ¿Qué teme? ¿Que esa persona sea buena? ¿Que se conecte con otras? ¿Que crezca? ¿Es una organización temerosa la más apta para las personas? 

“Necesitamos organizaciones valientes que no teman el talento, sino que lo aprecien.”

La cultura de la modestia es una herencia que hace mucho daño al talento. No digo que nos volvamos unos engreídos y ególatras, sino que cultivemos la humildad. La humildad es decir “yo acepto que tengo un talento, que hago algo bien”. La cultura nos ha promovido que para ser virtuoso hay que negar, no aceptar. No hace falta irse a un punto ególatra, pero sí aceptar con naturalidad que se tiene un don que compartir con los demás. 

La persona de Recursos Humanos, el jefe, el líder o quien ocupe esa figura de poder dentro de la organización puede estar siendo influenciada por las enseñanzas de esa modestia tóxica y temer que las personas bajo su ala sean demasiado visibles. Ellos también pueden cambiar, es más, deberían ser los líderes que entiendan que la visibilidad es un activo para colaborar y promuevan entre sus equipos, sin miedo, la marca personal. 

Retener capando habilidades no es una muestra de amor, sino de miedo. Y al final las personas huimos de los entornos que nos aprisionan, quedándonos en los que nos ayudan a realizarnos. 

  • Los retos y claves de mi carrera profesional

Fabián: ¿Cuál ha sido el reto profesional más importante que se te ha presentado y cómo pudiste resolver esta situación?

Arancha: Yo creo que el reto más importante ha sido no abandonar. Yo soy una consultora del talento, y siempre quise darle a mi trabajo una dimensión más allá de la divulgación, hacer consultoría para llevarlo a la práctica. Ha sido difícil alcanzar una metodología, un diseño de servicio, convencer de los beneficios… muchos años de duda y de predicar en el desierto. Muchas noches sin dormir. Pero finalmente hemos madurado el modelo, y la necesidad que veíamos de ayudar al profesional a encontrar su mejor ubicación y promover la marca personal, ha demostrado ser la mejor herramienta para el talento. Ahora disfruto de una gran satisfacción y de recoger los frutos. Poder demostrar que realmente sirve. Imagínate la emoción al recibir un email inesperado de un cliente individual o de una organización que te escribe y te dice lo que ha logrado después de trabajar su marca personal. Y son muchos casos con estas historias de éxito. Esto es lo más satisfactorio de los 12 años de duro trabajo.

Fabián: ¿Qué haces para no abandonar?

Arancha: Mis mayores apoyos han sido tres: mis seres queridos (mi marido), mis amigos más cercanos y mis clientes. En esos momentos de bajón donde dudaba de si seguir o no, eran ellos los que me hacían ver que la marca personal interesa e importa. También son importantes para mí mis colegas en la marca personal. Estoy muy agradecida de la labor de Andrés Pérez Ortega, Eva Collado, Guillem Recolons, Celia Gil y muchísimos más, que bien conoces por estar tú entre ellos… porque con trabajo, esfuerzo y búsqueda de mejora continua, hemos abierto un camino. Vosotros mis colegas habéis sido para mí inspiración. (Para los que quieran saber quiénes son, un lugar de encuentro fundamental es el Personal Branding Lab Day. Aquí tenéis su canal de Youtube).

Fabián: ¿Cuáles crees que han sido las tres claves que te han hecho posicionarte como experta en talento y marca personal?

Arancha: Son tres: 

  1. La primera es el equipo. Yo sola no puedo, y a lo largo de este viaje me he apoyado en mucha gente, algunos han estado muchos años y otros han sido personas que han estado poco tiempo, pero todas me han ayudado a subir un escalón. Para mí, el equipo de colaboradores es clave. Es muy importante la gente que te ayuda, que te da feedback y que te reta.
  2. La segunda es diseñar procesos. Yo soy una persona que me disperso mucho, soy muy creativa, y para mí tener un proceso ha sido una obsesión, porque me permitía contener mi dispersión. Que los procesos fueran muy rigurosos, claros, con timings, con finalidades y un tema de aprendizaje continuo en cada proceso. A cada cliente le preguntamos, hacemos un seguimiento…Hay mucho análisis y mucha profundidad detrás.
  3. La tercera sería ser muy constante en la comunicación y a la vez aceptar la imperfección. Soy muy constante. Cada semana publico un artículo en el blog que intento que aporte mucho valor, intento compartir mis aprendizajes en mis redes sociales… pero si un día no llego, no pasa nada. No se puede llegar a todo. Quiero aplicar la misma estrategia que con mis clientes de marca personal, ser rigurosa pero también desde una perspectiva humana. Al final, soy una persona. Tienes que mantener un equilibrio entre lo de fuera y lo de dentro, y ser consciente de que a veces no llegas. Y tengo el consuelo de que donde yo me quedo, continúan mis compañeros. Yo de lo que sé mucho es de talento, y el resto de colegas tiene una especialidad donde son mejores que yo. Es muy importante asumir donde tú eres bueno y que te complementes con los demás. ¡Para eso existe todo un sector!
  • Mis recomendaciones sobre la marca personal

Fabián: ¿Además del blog, qué tipo de herramientas de comunicación recomiendas para la gente que quiera empezar a darle visibilidad a su marca personal?

Arancha: A mí gusta el blog porque soy más de palabras, de captar frases en momentos determinados y compartirlas como hago en LinkedIn. Hay gente que es más de imágenes. El blog sólo lo recomiendo para la gente a la que le guste escribir, porque sino se puede convertir en una condena. La alternativa es utilizar plataformas de microblogging como Twitter o LinkedIn para compartir pequeñas ideas. En cuanto a Instagram, yo entré más tarde. Instagram nos permite ser más espontáneos, hablar de talento de una forma menos seria, jugar de una manera que LinkedIn o Twitter no me permite por tener una audiencia más formal, interactuar con la gente en tiempo real con mis Q&A… Instagram me gusta por la flexibilidad y porque es un campo de pruebas. Y en LinkedIn sigo manteniendo un discurso más formal. Facebook lo uso como una extensión de Instagram porque sigue habiendo un público que lo prefiere, y el código ed comunicación y contenidos es muy similar. Y por último está Youtube, al que también le estoy dedicando más tiempo últimamente, grabando píldoras prácticas concretas sobre talento y marca personal que están gustando mucho. Les dedico mucho tiempo y además creo contenido específico para cada una de ellas. Creo que la personalización y el cariño es clave para conectar con tu comunidad en cada red en la que estás. 

Mi recomendación es: encuentra tu voz y la plataforma que te ayude a comunicar mejor tu voz. Que te resulte fácil, si no es fácil lo vas a abandonar. La persistencia es clave en la marca personal. Si tú quieres construir una marca personal, tienes que repetir hasta la saciedad, así que es importante que esa comunicación te resulte fácil y cómoda, que sea como un click, como las frases inspiracionales que comparto. Se me enciende una bombilla y ¡zas! la comparto al momento!

Fabián: ¿Qué recomiendas a las personas que ahora mismo están pasando un mal momento a nivel profesional?

Arancha: Este momento hay que verlo como una oportunidad. Lo peor que te puede pasar en la vida no es que te despidan, es que te arrinconen. Ahora va a salir mucha gente de las empresas porque algunas industrias tendrán que reestructurarse, pero observando la historia de la economía y del empleo, cuando una empresa está en peligro o se reinventa o desaparece dando paso a otras. Así que pase el tiempo que pase, estos empleados van a volver a encontrar un empleo si se forman para mantenerse actualizados. No quedarse en casa lamentándose, sino ser consciente de en qué eres bueno y saber qué herramientas te hacen falta. 

Si eras de las personas que estaba en el sitio perfecto, sigue preparándote para que cuando tu sitio perfecto se vuelva a crear, seas el primero. Y si eras de las personas que estaba arrinconada en un sitio, es tu oportunidad para irte a otro lugar donde te aprecien más, donde te ayuden a crecer, así que aprovéchala. Hay que estar preparado y hay que ir a buscarlo. El error es no invertir en marca personal ni en seguir formándote.

Fabián: Si tuvieras que quedarte con un mensaje final para cerrar la entrevista, ¿cuál sería?

Arancha: Que todo el mundo tiene un talento. Y que la marca personal es una herramienta que te va ayudar a entender mucho mejor qué quieres hacer y qué quieres proyectar, y que te ayuda a colaborar. 

Hoy más que nunca, nos damos cuenta de que las personas necesitamos a las personas, y el talento nace cuando lo puedes poner al servicio de las necesidades de otras personas. Interesaros en la marca personal, confiad en vuestro talento e intentad ser optimistas. Hay una frase que últimamente digo mucho, que es la siguiente: “Lo que no crees sobre ti mismo se convierte en realidad y lo que crees también”, así que cree en ti y los demás te creerán.

Desde aquí muchas gracias de nuevo por el cariño y por invitarme a participar, Fabián

Arancha Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: