Este es tu gran demonio

¿Sabes quién es el demonio que te aleja de tus sueños? 

¿Y que además lo hace sin que te des cuenta? 

Tu cerebro, Jose. 

Tu cerebro y las creencias limitantes heredadas de décadas de educación limitante recibida de tus padres y del sistema educativo nacional. 

Fruto de estas creencias limitantes, tú crees que no logras los resultados que esperas porque te falta una pieza clave, así que cada 6 meses te apuntas a un nuevo training y cambias de mentor.

Sin obtener resultados.

¿Sabes cuál es el único factor en común que veo en este patrón? 

No son los distintos mentores que has probado, si no tú.

Por eso, el día en el que tomas consciencia de tu ignorancia y te haces 100% responsable de lo que tienes hoy en tu vida (lo bueno y lo malo), puedes empezar a cambiar de avatar y de modus operandi.

Y así podrás encaminarte hacia tus metas de forma efectiva. 

El problema es que ahora te marcas objetivos sin pensarlos mucho. 

Intentas cosas sin tener claro el proceso para llegar a tu objetivo. 

No avanzas, te frustras y abandonas. 

Sin embargo, existe otro modo de hacer las cosas. 

Un método infalible para llegar a todas tus metas. 

Consta de estos pasos: 

  1. Diseñarte un avatar que ya tiene lo que deseas.
  2. Copia su modus operandi.
  3. Márcate un objetivo que garantiza el resultado. Dicho de otro modo, un volumen de trabajo cotidiano mínimo. Por ejemplo 1000 palabras al día escritas si deseas publicar un libro a fin de año. 

Así que, lo primero que deberías hacer es crearte un avatar de un emprendedor de éxito. 

¿Qué hacen los emprendedores de éxito?

  • Se cuidan y hacen deportes, Sí
  • Leen, Sí
  • Meditan, Sí
  • Duermen bien, Sí
  • Viajan mucho mezclando trabajo y placer, Sí
  • Llevan un diario, Sí
  • Tienen un equipo A, Sí
  • Inspiran con el ejemplo, Sí
  • Producen contenidos para aumentar su impacto, Sí
  • Son el vendedor nº1 de su empresa, Sí
  • Tienen un mentor, Sí

Y al mismo tiempo:

  • Echan la culpa fuera, No
  • Gritan y critican, No
  • Hacen micro management, No
  • Se quejan de la calidad de sus leads, No
  • Se quejan de la calidad de sus clientes, No
  • Procrastinan, No
  • No aceptan el fracaso y se frustran, No

Empieza por definir la identidad que deseas tener, y empieza a vivir la rutina del avatar en el que deseas transformarte.



Así empieza tu reprogramación mental para dejar de autosabotearte.

Como estas rutinas forman parte de lo que más deseas en el mundo, verás como no necesitarás motivarte para ejecutar estas rutinas porque están 100% alineadas con tu avatar  y con tu gran porqué. 

No te obsesiones con tener un negocio de éxito. 

Tendrás que ser primero un emprendedor de éxito antes de tener un negocio de éxito. 

Así funciona. 

Cuando te crees incapaz de lograr algo, tienes toda la razón del mundo.

Tu yo actual es incapaz de realizar estas cosas.

Pero si te autorizas a cambiar y a reprogramarte, puedes lograr todo lo que te propongas.

Con foco, acciones cotidianas inteligentes, continuidad en el esfuerzo y paciencia.

Solo es cuestión de tiempo…

Date una oportunidad para crecer. No le hagas caso al yo actual miedoso que está destrozando tu autoestima.

¿Estás de acuerdo,? Bien. El momento es ahora

1 fuerte abrazo,

Franck “el gran porqué mueve el mundo” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: