Qué es un post y cómo publicar uno

En este artículo te voy a explicar, precisamente, qué es un post y cómo se debe redactar uno.

Tu post es el canal que te acercará a tu público y debes esmerarte en que resulte atractivo, para conseguir atrapar e interesar a tus lectores.

Pero, además, un post es un reflejo de tu marca, un contenido que te permite demostrar cómo puedes ayudar a tu público, solucionar un problema concreto, demostrar tu posicionamiento en tu actividad. Casi nada, ¿verdad?

Cada post es una oportunidad. Una oportunidad de aportar, de demostrar cuál es tu propuesta de valor. Cada artículo en blanco es una excusa para que inicies una conversación con tu mercado.

Te explico más exhaustivamente qué es y cómo hacer un buen post

Qué es un post

Un post es un artículo publicado en el blog de un sitio web y que se muestra cronológicamente junto al resto de artículos.

Los post o artículos también se denominan entradas, siguiendo la nomenclatura que utiliza WordPress, pero en la práctica son todos sinónimos.

Como te explico a continuación, los post de un blog tienen una estructura y forma concretos.

Para qué sirve un post

Un post es un contenido y, como tal, sirve para transmitir una idea. Su principal objetivo es ofrecer información.

Esta información va dirigida a dos receptores: los usuarios, las personas que leerán ese contenido; y los buscadores de internet, para que ese contenido sea posicionado en los primeros puestos de los buscadores.

Por eso, los post tienen que seguir una estructura y contener una serie de elementos que los identifican.

Antes de empezar un post

Los post de un sitio web se diferencian de las páginas en que los primeros se publican y actualizan de forma cronológica (como si fuera un diario) y las páginas, en cambio, son contenidos estáticos.

Como ya te he dicho, los post buscan satisfacer el interés del lector sobre un tema concreto y también ser posicionados por los buscadores de internet.

Para conseguirlo, antes de empezar a redactar hay que trabajar sobre tres factores.

TEMÁTICA

Todo artículo o contenido encaja en una temática concreta. 

El primer paso, antes de empezar a redactar el contenido que completará el post, es tener claro de qué tratará el mismo, su tema principal.

Eso te ayudará a centrar bien lo que quieres explicar y no desviarte. Te recuerdo que el objetivo es captar el interés.

Te pongo un ejemplo para que lo entiendas rápido.

Este blog tiene como objetivo ayudarte a montar un negocio online. Y los artículos del blog, los post, tratan temas relacionados. La temática de este post que estás leyendo es precisamente explicar qué es un post, cómo se estructura y cómo se redacta. 

MENSAJE

Cuando tengas clara la temática de tu post te recomiendo realizar un listado del mensaje clave y los mensajes secundarios que quieres lanzar en él.

Primero define esos mensajes, así te será más fácil darle forma en la redacción.

Te recomiendo que seas concreto y no confundas al lector con muchos mensajes en el mismo post. Si al hacer esa lista compruebas que te salen demasiados, quizá sea preferible dividirlos en diferentes artículos.

No se trata de sacar una lista más o menos larga, no es un problema de extensión. Es más bien un asunto de concreción.

KEYWORDS

Las keywords son las palabras clave que aparecerán en el contenido. Los términos sobre los que trata el post y que pretendes que Google y otros buscadores te posicionen.

En una web o blog se pueden trabajar contenidos sobre diferentes palabras clave. Pero cada post de ese blog debe dedicarse a una única palabra clave.

Es importante que tengas claro este concepto.

De nuevo apelo al ejemplo de este blog. Las palabras clave del mismo son negocio online, emprendimiento digital, reinvención profesional, freelance, plataforma online

Pero la palabra clave de esta entrada es post.

Por lo tanto, antes de empezar a redactar el post elige esa palabra clave sobre la que tratará el artículo.

Partes de un post

Cada post debe seguir una estructura. La estructura cumple dos funciones:

  • Por una parte, respecto al contenido, ayudará a que se lea y comprenda mejor.
  • Por otra, se refiere también a los aspectos técnicos que le dan forma y con los que se compone el contenido.

Analicemos cómo se estructura un post.

TÍTULO

El título del post describe en una frase lo que se va a contar en el artículo. En este caso lo ves muy claro: Qué es un post y cómo publicar uno.

Es lo primero que leen los usuarios, por lo que tiene que ser un gancho para que hagan clic y entren al artículo completo.

Debe estar muy bien pensado, que resulte atractivo, llame la atención y a su vez cumpla con las expectativas respecto al contenido que desgrana el propio post.

SLUG

El slug es la estructura de la url, el nombre que añades detrás del nombre de tu dominio en cada una de tus páginas o entradas de tu web.

Lo que va detrás del dominio precedido de un / es el slug de la URL del artículo. Está formado por caracteres.

Aunque te podría hablar largo y tendido de los slugs, son dos cuestiones las que tienen más importancia y te recalco aquí:

  • La palabra clave del post debe aparecer en este slug.
  • No debe ser demasiado largo y debe ser construido con palabras. Descarta otro tipo de fórmulas, como añadir la fecha, la numeración correlativa automática, etc.

IMAGEN DESTACADA

La imagen destacada es lo que la palabra indica, la imagen principal del artículo.

Un post puede contener tantas imágenes como se desee, pero podemos seleccionar una de ellas como destacada.

No es obligatorio utilizar imágenes en los post, ni siquiera destacar una, pero ayudan a hacer más comprensible y atractivo el post en sí.

Dependiendo de cómo esté configurado el blog, las imágenes destacadas pueden componer un mosaico en la portada del blog y también abrir dicho artículo y quedar fijadas en la cabecera.

INTRODUCCIÓN

La introducción es un breve texto que precede al primer subtítulo y ayuda a situar el tema. Describe lo que se va a tratar en el artículo.

En este párrafo debes exponer de forma breve y concisa el problema y la solución que aporta tu artículo.

CUERPO

Este es el espacio en el que desgranarás el contenido de tu entrada o artículo.

Está compuesto por una serie de recursos que darán forma al post y conformarán el contenido completo.

Texto

El post se compone de texto, que forma el contenido del mismo. En ese texto puedes intercalar enlaces o hipervínculos.

Conviene que no conformes párrafos de texto demasiado largos, que dificulten la lectura del post.

Ni que decir tiene que debes esmerarte en una buena redacción y en no cometer faltas gramaticales y de ortografía.

Titulares

Los titulares ayudan a estructurar mejor el contenido y facilitar la lectura y comprensión. 

Cuando las frases formen párrafos y estos traten aspectos diferentes dentro del contenido que forma la historia, es aconsejable que dividas esas partes con titulares y su contenido correspondiente.

Ayudará a que el usuario siga mejor el contenido y también, en el aspecto SEO, a que los buscadores valoren positivamente ese contenido.

En lenguaje técnico de internet se estructuran como H2, H3, H4 etc, siguiendo una jerarquía por importancia.

Imágenes

Como ya te he dicho, en un post puedes incluir tantas imágenes como quieras.

Además de la imagen destacada, puedes añadir otras a lo largo del contenido. O no. A tu elección.

Las imágenes son un recurso que ayuda a comprender el contenido e, incluso, pueden suponer contenido en sí mismo, como el caso de gráficos, infografías, etc.

También puede tratarse de imágenes conceptuales que completen la identidad y estilo de tu blog.

El tema de las imágenes es cada vez más importante y lo debes tener en cuenta. 

Cierre

El cierre de un post es importante porque sirve de conclusión. Es el apartado donde asentar los conceptos planteados a lo largo del post, la puntilla final.

Puedes incluso ser creativo en esta parte.

El objetivo es que el lector tenga una última buena impresión.



Cómo hacer un post 

Aunque redactar un post, como ves, es una tarea sencilla y que se puede convertir en mecánica en cuanto a forma, la clave está en hacer que ese artículo resulte interesante y, así, que atraiga a las visitas, a los lectores.

La finalidad última del post es que genere visitas al blog. Y, para conseguirlo, tienes que cumplir una serie de requisitos.

A continuación te ofrezco una serie de indicaciones para hacer un post de calidad.

#1 PRESTA ATENCIÓN A TU PÚBLICO, A TU AUDIENCIA

Si quieres resultar interesante al nicho de público a quien te quieres dirigir, es imprescindible que conozcas a estas personas: qué hacen, qué quieren, qué desean…

Parece lógico, ¿verdad? Pues debes saber que en los blogs a menudo el ego vence y se olvida que no se escribe para hablar sobre sí mismo y sobre las proezas particulares.

#2 PIENSA EN PARA QUIÉN ESCRIBES

Relacionado con lo anterior, piensa en las necesidades de tu lector y ofrécele lo que pide. 

Ponte en su lugar y escríbelo tal y como te gustaría a ti leerlo.

#3 CREA TU PROPIO ESTILO

Busca tu propio estilo y crea una guía propia. Puedes conseguir diferenciarte del resto también en este aspecto.

#4 NO TE DESVÍES DEL TEMA

Define bien el tema que vas a tratar en cada post. No te líes ni confundas al usuario que te lea. Si percibes que el tema va a adquirir una dimensión más amplia de lo que esperabas, busca la forma de dividirlo en diferentes post. Puedes tratar un artículo en cada uno y hacer una serie, por ejemplo.

#5 HAZLO ÚNICO, MEMORABLE

Es tu blog y es tu post, y tiene que notarse que lo has hecho tú. Marca tu estilo y cuenta tus propias historias.

#6 SIMPLICIDAD ANTE TODO

Cuanto más simple, mejor. Eso no quiere decir que tienes que tratar los contenidos por encima; al contrario. Debes ser capaz de explicar lo que quieres decir de una forma que resulte fácil, comprensible y amena.

No utilices un lenguaje complicado ni palabras rebuscadas intentando demostrar que eres todo un erudito en la materia.

Tu dominio se demostrará si eres capaz de aportar tu propio punto de vista, explicar el contenido de manera que sea comprensible y dotándolo de valor, con experiencias propias, aportaciones, etc.

#7 DALE FORMA Y ESTRUCTURA

Como ya te he dicho anteriormente, estructura el contenido de forma que de un vistazo se pueda apreciar el mismo.

Seguro que te ha ocurrido alguna vez: llegar a un post, entrar, ver que está redactado párrafo tras párrafo, todo texto, sin una imagen, ni nada destacado, ni descanso para la vista… y entrarte una inmensa pereza de leerlo. Cierras la ventana. ¿A que sí?

Pues se trata de evitar precisamente esto.

Divide los párrafos con titulares, utiliza imágenes, añade elementos como citas y menciones y da formato al estilo en el artículo: negritas, cursivas…

Todo es válido para que el recorrido visual por el contenido ayude en la comprensión y no provoque rechazo.

#8 PIENSA EN EL TIEMPO Y FORMA DE LECTURA

Tu lector posiblemente no dedique muchos minutos a tu post. Y hasta seguramente lo leerá en un móvil o una tablet.

Tiene que resultarle una lectura fluida, que no le canse, ni aburra, independientemente del tema concreto.

Y no me refiero a que no hables de física cuántica. Los lectores de este tipo de contenidos seguro que disfrutan con las temáticas afines.

Se trata de que tengas presente que cada vez más, somos multi-actividad. Estamos leyendo post de un blog a la vez que está la televisión puesta, vamos en metro, hay gente alrededor conversando…

La mayoría de las veces, desgraciadamente, no prestamos atención plena en lo que estamos haciendo.

Esto influye en la comprensión y por eso te debes esmerar.

#9 LEE, REVISA Y EDITA

Antes de pulsar el botón de publicar, lee y revisa el post. Relee tantas veces como sea necesario y edita; cambia, corrige, corta. 

Si es necesario, deja reposar el post y retómalo en otro momento. A veces, una lectura espaciada en el tiempo ayuda a desatascar ideas y ver los conceptos que se quieren explicar más claros.

#10 LA CLAVE PARA HACER UN BUEN POST, UN POST ÉPICO

Como ves, todo está enfocado a satisfacer a tu lector y que lo que escribes le aporte, le enseñe y cumpla una necesidad.

Y también que en forma y técnica te haga avanzar posiciones en los buscadores.

En resumen, hacer un post épicoNo te pierdas este artículo en el que te explico cómo conseguir impactar a tus lectores con tus posts.

Los mejores post sobre negocios online

Vamos con una temática concreta. 

Te relaciono en esta lista los mejores post que puedes encontrar en este blog sobre negocios online.

Bueno, pues hemos llegado al final de esta entrada sobre cómo escribir un post. Es tu turno. Recoge lo que te he explicado y ponte manos a la obra para comenzar con la redacción de tu siguiente artículo.

Trabájalo de forma que consigas completar un post único y memorable. ¡Ánimo!

Franck Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: