Verbal, las palabras dejan huella

Suelo decir que lo más importante para comunicar tus ideas ya lo tienes. Me refiero a hablar y escribir, es decir, a utilizar la comunicación verbal.

A pesar de la tecnología que nos invade, al final todo pasa por la palabra, incluso en canales tan visuales como Instagram.

Sin embargo, constantemente me encuentro a personas que, a la hora de utilizar la comunicación verbal, debilitan terriblemente la huella que dejan.

También conozco a muchos otros que son capaces de hacer magia con las palabras y convertir un asunto complicado en algo comprensible o hacer que una idea poco atractiva se convierta en pura emoción.

De todo esto sabe mucho mi amigo Pedro Mari Sanchez, que con su programa Excelencia de la Palabra, es capaz de convertir la palabra en una herramienta potentísima.

Las palabras nos acercan o nos alejan a nuestros objetivos

Creo que algo tan importante como la comunicación verbal debe tener un papel fundamental en una Estrategia Personal. Creación de contenidos, contar historias, mantener una conversación, hacer las preguntas adecuadas, relacionarse con jefes, colegas, amigos, familia,… En todas esas situaciones y en muchas otras, lo que decimos y cómo lo decimos, importa.

La forma de expresarte puede marcar la diferencia

Igual que ocurre con los modales, la comunicación verbal puede pasar inadvertida hasta que se produce un problema. Quizás no le des importancia hasta que te das cuenta de que alguien o incluso tú mismo cometes un error en una conversación.

En una entrevista de trabajo, un tuit, una negociación, un vídeo o una conferencia basta que cometas un error para que alguien considere que no eres la persona apropiada, y si lo cometes en una red social, es posible hasta que te machaquen los trolls.

Elige las palabras adecuadamente

Si, lo sé, yo no soy el mejor ejemplo porque tengo tendencia a hablar demasiado. Pero es importante economizar las palabras, elegir los términos justos y necesarios, transmitir con claridad.

¿No hay algunas películas o libros en las que da gusto ver como expresan lo importante diciendo lo mínimo?

Si, ya sé que hablar y escribir hoy no sólo es “gratis” sino que además parece que se fomenta la verborrea. Así que, si consigues dominar el lenguaje y decir lo imprescindible y de un modo impactante, tendrás unas cuantas papeletas más para que te tengan en cuenta y posteriormente te elijan para lo que quieras (relaciones, trabajo, negocios,…)



Hablar lo justo te hace destacar sobre el ruido

Puede parecer una paradoja, pero creo que hoy, con tanta infoxicación y ruido en todas partes, el silencio o la utilización de las palabras justas pueden llamar la atención.

Cuando hay tanta gente diciendo tantas cosas, aquellos que digan lo imprescindible en el lugar y momento adecuado, pueden destacar. Serán ellos quienes sean buscados cuando alguien necesite la ayuda que aquellos ofrecen. Es el clásico, “este habla poco, pero lo poco que dice, lo clava”. Pues eso.

Así que, hace mucho que decidí que en lugar de estar todo el día subiendo contenidos a Redes Sociales, me limitaría a tuitear, instagramear o facebookear sólo cuando tuviese algo que decir.

Cuando tengas que decir algo, habla alto

No me refiero a que alces la voz. Lo que quiero decir es que cuando tengas que decir algo, hablando o por escrito, no te escondas, no pidas perdón, no te minimices.

Las palabras sirven para cambiar las cosas, para conseguir que algo suceda o que alguien actúe. Así que conviértelas en tu herramienta para influir en tu entorno.

Del mismo modo que no utilizarías un martillo para dar golpecitos, tampoco uses con pudor las palabras con las que quieres influir.

Cuidado con las palabras de otros

El lenguaje define nuestras ideas, por eso, los grandes manipuladores, sectarios y propagandistas son capaces de dominar las palabras.

Desde hace décadas, la corrección política, la imposición o la prohibición de ciertos términos poco a poco va modelando nuestra mente hasta llegar a asumir las ideas que aquellos quieren imponernos.

Ten mucho cuidado a la hora de aceptar cualquier término o artificio del lenguaje que tenga una segunda intención. Primero nos controlan las palabras y más adelante lo harán con los pensamientos.

No minimices el poder del silencio

Alguien dijo que los silencios en la música son tan importantes como las notas que se escuchan. Con la comunicación verbal ocurre lo mismo.

Callarse en un momento adecuado, guardar silencio cuando todo el mundo habla, saber cuando terminar una conversación o dejar que otro tenga la última palabra pueden tener tanta influencia o más como decir algo que en ese momento puedes considerar genial pero de lo que luego te arrepentirás o debilitará tu mensaje.

Como te vengo diciendo desde hace mucho tiempo, dejar una Marca Personal o tener éxito en tu Estrategia Personal no es algo que dependa de un sólo factor sino que es la combinación adecuada de muchos de ellos. Y la palabra, la comunicación verbal es uno de los más importantes y que siempre está ahí aunque parezca que últimamente no se le hace demasiado caso o, algo peor, se le desprecie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: