Copywriting y copywriters: por qué todo el mundo desea tenerlos en su negocio

Pero, exactamente, ¿qué es el copywriting y qué hacen los copywriters para que los llamen los magos de las palabras?

Parece que hablamos de esa inspiración divina que solo tienen algunos escritores, o alguna magia extraña para escribir de manera persuasiva. Al menos, eso es lo que dicen por ahí de algunos profesionales que han hecho suya esta profesión tan especial.

No es la primera vez que se habla de copywriting en este blog.

Hace tiempo Antonio G. tuvo la oportunidad de entrevistar a una de las primeras copywriters web de habla hispana, Maïder Tomasena. Y también hemos recomendado el copywriting como una gran alternativa para trabajar desde casa.

Hoy quiero acercarte a esta técnica o habilidad de una forma más profunda y demostrarte que no es ninguna magia; aunque los copywriters hagan magia con las palabras. 😉

En este artículo voy a hablarte de:

  • Qué es el copywriting.
  • Conceptos básicos que debes saber.
  • A qué se dedican los copywriters y tipos de copywriting que existen.
  • Dónde puedes aplicar esta escritura persuasiva.
  • Por qué funciona el copywriting.
  • Cómo aprender copywriting y convertirte en un copywriter profesional.

Quién sabe, tal vez después de este artículo decides que quieres contratar a un copywriter para tu negocio; o tú mismo deseas explorar este mundo de las palabras, y aprender los secretos que tienen tan bien guardados muchos profesionales del copy.

¡Comenzamos!

¿Qué es copywriting?

Es difícil encontrar una definición de copywriting que esté unificada. Existen varios conceptos dados por diversos profesionales y todos son válidos.

De hecho, yo misma no te daré una, sino que te hablaré de varias. 😉

Seguro que has oído hablar de escritura persuasiva o redacción publicitaria, entre otras muchas maneras de acercar este concepto a todo el mundo.

El copywriting no es otra cosa que una técnica de escritura enfocada a la conversión.

Con conversión me refiero a conseguir que el lector haga lo que nosotros nos hemos marcado como un objetivo previo; el copy tiene ese poder de llevar al usuario a realizar una acción determinada.

Por eso, una definición básica de copywriting que a mí me gusta mucho es esta:

El copywriting es escribir textos para llevar a tu cliente potencial a realizar una determinada acción que has elegido previamente (esa acción es el objetivo de tu texto).

Y otra más, todavía más simple: el copywriting es escribir textos que hacen que alguien pase a la acción.

Básico, simple y verdadero. 

El concepto de «pasar a la acción» puede significar muchas cosas, no es solo comprar. El copy no solo sirve para vender (aunque ese sea su objetivo a largo plazo).

  • Clicar en un vídeo.
  • Dar un like.
  • Responder a una encuesta.
  • Agendar una llamada.
  • Hacer que alguien se descargue un lead magnet y se suscriba…

Evidentemente, la empresa o la marca que pide esas acciones tiene un objetivo de venta a largo plazo, pero no es el inmediato.

Con un ejemplo lo entenderás mejor. 

Si hacemos una página de captura, para conseguir suscriptores, el objetivo de esa página es que te den su correo y que se descarguen el lead magnet.

Nada más.

El copy lo escribes enfocado a ese objetivo.

Y a largo plazo, esos suscriptores recibirán otros emails, y algunos serán ofertas para comprar.

El texto de esas ofertas si estarán orientados puramente a la venta del producto o servicio en cuestión.

Por tanto, lo que necesitamos siempre es convertir. 

Quédate con ese término porque es importante.

Conceptos o principios básicos del copywriting

Aunque no lo parezca, el copywriting se basa en datos, es pura investigación. Un copywriter debe tener la habilidad de escuchar, observar y leer todo lo que le rodea.



Y el resultado de esa macroinvestigación debe traducirse en una recopilación de datos:

  • Conseguidos a través de una profunda investigación.
  • Ordenados de una forma estratégica.
  • Presentados a través de las palabras correctas.

¿Por qué es tan importante esta parte del copywriting?

Un buen copywriter debe ser capaz de conectar al cliente potencial con la oferta que va a presentarle; y eso solo lo consigue mediante ese proceso de descubrimiento e investigación.

1. Conocer al cliente ideal o buyer persona

Conoce a tu cliente mejor que a ti mismo; este es una especie de mantra que todos los copywriters tienen muy interiorizado.

Y es que para conseguir que el cliente potencial entre en acción y haga lo que queremos que haga, es necesario despertarle la necesidad de efectuar esa acción desde el razonamiento mismo, sin manipulaciones, como mucha gente piensa que hace el copywriting.

Por eso, es tan necesario conocerlo tan bien. Haz el ejercicio de responder las siguientes preguntas, y tendrás un profundo conocimiento de tu cliente potencial, de tu buyer persona.

  • ¿Qué problemas tiene?
  • ¿Qué le preocupa o quiere conseguir?
  • ¿Cómo puedes solucionar su problema o necesidad?
  • ¿Cómo quieres que se sienta al leer el mensaje?
  • ¿Qué reacción estamos buscando?

Todas estas preguntas son fundamentales para crear ese perfil del cliente ideal, y son las que debe hacerse un copywriter para alcanzar el fin último: conectar con el cliente.

Piensa que redactar un texto para una persona sin pensar en ella, es como intentar hablar en tu idioma a un extranjero.

O por ponerlo de otra manera: no le hablarías igual a una persona que acaba de sufrir una pérdida que a tu mejor amigo en medio de una fiesta, ¿a que no?

El copywriting para vender, primero tiene que conectar.

2. Conocer muy bien el producto y/o servicio

Además de conocer a los clientes potenciales, un copywriter tiene que tener un conocimiento profundo del producto o servicio que está ofreciendo la empresa emisora de la oferta.

Y da igual si estás creando una oferta dentro de tu negocio, o tú eres el copywriter que está creando la oferta para una empresa. La implicación y el grado de conocimiento debe ser idéntico; porque solo así podrás transmitir el mensaje a los clientes.

Cuando hablo de conocimiento del producto, en ningún momento estoy pensando en las características del mismo. Un punto muy bueno que tiene el copy es esto: que huye de hacer descripciones con las características de los productos y/o servicios de la empresa.

El copywriting extrae los beneficios que le aporta al usuario ese producto o servicio de la empresa. Mira estos ejemplos:

  • No es lo mismo decir “alarma 24 horas” que “siéntete seguro las 24 horas”.
  • Ni tampoco da igual decir “este curso te permite hacer networking” que “no te sentirás solo en ningún momento”.

El objetivo del copywriter siempre es ir un paso más allá, presentando beneficios en vez de solo características. Y es aquí donde está el punto de conexión entre la oferta y el cliente potencial.

3. La conexión de ideas

Ahora toca conectar el cliente ideal con el producto o el servicio que estás vendiendo, usando los beneficios pero también la idea de la transformación.

Crea un concepto o una idea que quieras transmitir de la que poder tirar igual que si fuera un hilo y desarróllala hasta que necesites.

Una idea con la que puedas jugar y expresar el objetivo que te has marcado, conectar el cliente ideal con el producto/servicio para que suceda la conversión.

4. Las 3 reglas fundamentales para vender

Estas 3 reglas fundamentales para vender las escribió Mark Morgan Ford, un emprendedor y consultor de marketing americano. Este marketer aclara varios puntos importantes que tienes que tener en cuenta siempre que escribas. Y son estos: 

  1. A la gente no le gusta sentir que le están vendiendo. 
  2. Las personas compran por razones emocionales, no racionales. 
  3. Una vez que han comprado, es cuando necesitan justificar su decisión emocional (la compra) con lógica (razones racionales). 

Así que… 

  1. No hagas que tu público objetivo sienta que “le estás vendiendo” (mejor preocúpate por conectar y ayudar a resolver el problema). 
  2. Resalta las razones emocionales para comprar (los beneficios). 
  3. Ayuda a justificar la compra (por ejemplo, recopilando las características, usando testimonios, hablando de la garantía…). 

La venta tradicional online se ha basado mucho en “empujar” al posible comprador a la compra. 

Un buen copywriter de la era de la comunicación se basa en los beneficios (“los elementos emocionales del producto”) y en las características (“los elementos racionales del producto”), pero más en las primeras.

¿Por qué?

Si las decisiones de compra son emocionales, la persona que compra necesita conectar sus razones (lo racional, las características) con ese impulso que siente por adquirir el producto o el servicio (lo emocional, los beneficios).

Necesita justificar su compra con sentido y necesita ayuda.

El copywriting tiende ese puente que conecta el producto o el servicio con la vida deseada del cliente potencial y que justifica por qué debería cruzarlo.

La decisión de cruzar o no el puente será de la persona y dependerá de cómo sea el puente (el copy), claro está.

“¿Me voy a sentir seguro cruzándolo? ¿Seré feliz al otro lado? ¿Es lo mejor para mí?…”. 

Tu función como copy será contestar todas esas preguntas, resolver las objeciones para que ayuden a tomar la decisión de compra o de conversiónmejor dicho.

Pero no olvides la idea del puente, es un ofrecimiento a la transformación. No un empujón a que pase al otro lado. 😉

5. El storytelling, baby

¿Por qué es tan efectivo el storytelling? 

La primera persona hace que empaticemos directamente con el narrador y luego la curiosidad nos hace necesitar conocer el final de la historia, nos enganchamos a ella (siempre que esté bien contado y que sea buena, claro está). 

Es el famoso cliffhanger, un recurso narrativo muy usado por los guionistas de cine y televisión, escritores, etc., que te deja al filo del precipicio sin saber qué es lo que va a pasar.

Quiero hablarte también del concepto de las neuronas espejo

En el libro Storytelling, la escritura mágica de Carlos Salas está muy bien explicado así que me serviré de ese texto para explicártelo a ti. 

“Los neurocientíficos, que estudian el comportamiento del cerebro y sus millones de conexiones, afirman que una buena historia crea un proceso llamado “acoplamiento neuronal». 

Dicho de forma más coloquial, estos significa vibrar en la misma longitud de onda. “Conectamos” con la persona que nos cuenta una historia” cuando nos vemos reflejados de algún modo en ella.

Esto ya lo sabías, porque tú mismo lo habrás notado. Lo que quizás no sabías es que tiene una explicación científica. Por eso, si buscas conectar, contar una historia en primera persona funciona. 

Las neuronas espejo hacen que vivas la historia que estás leyendo o escuchando como si te pasara a ti. 

Este es el poder mágico del storytelling. 

Dónde puedes aplicar el copywriting

Si algo me gusta del copywriting es que tiene cabida en todos los sitios donde hace falta un contenido.

Esto es algo tan positivo, que puede dar lugar a una especialización de los propios copywriters llegando a un nivel de calidad exquisito en la creación y conversión de los textos.

Y es que en internet, cualquier comunicación escrita necesita copywriting.

Te pongo algunos ejemplos:

  • Páginas web.
  • Páginas de ventas.
  • Newsletters.
  • Correos electrónicos.
  • Redes sociales.
  • Contenidos de blogs.
  • Campañas de publicidad en cualquier plataforma.

Y un largo etcétera.

Dicen que el formato audiovisual gusta mucho más a los usuarios; pero, ¿crees que la creación de vídeos se hace con improvisación?

Una buenísima salida profesional para un copywriter en la actualidad, está en la creación de guiones para vídeos:

  • Vídeos de YouTube.
  • Vídeos para webinars.
  • Vídeos corporativos.

En definitiva, vídeos para cualquier formato y lugar.

Cómo hacer un buen copy que consiga cautivar a tus seguidores

Aplicando técnicas de copywriting puedes conseguir generar mucha más conexión con tus seguidores, ya sea en redes sociales, en los textos de tu web, en tus emails o donde sea que te comuniques con ellos.

Y es que es un complemento fantástico al marketing de contenidos, esa estrategia que todos creamos en Internet para generar visibilidad y posicionamiento.

Además de darte visibilidad y posicionarte como experto en tu tema, también lograrás crear contenidos que conecten mucho mejor, superando todas las expectativas de tus lectores.

Estas son las técnicas básicas que puedes aplicar tras haber investigado bien a tu público, y lo que tienes para ofrecer:

  • Crea contenido de valor que sea interesante para tu audiencia: no te limites a compartir contenido que tú crees que es interesante o que te gusta solo a ti. Pregúntate, y también pregunta a tu audiencia, qué es lo que les interesa y crea tu calendario editorial que vaya en línea con sus preferencias.
  • Usa el copywriting conversacional: conversa con tus lectores, hazles preguntas, dales las respuestas que están buscando y cuéntales ejemplos reales para que se sientan más en línea contigo. Esto ayudará mucho a mantener viva su atención hacia ti.
  • Habla siempre de beneficios en lugar de características: cada vez que hagas una presentación de un producto o servicio, centra tu discurso en los beneficios que conseguirá tu cliente potencial, y explícaselos.
  • Adelántate a sus objeciones: tú ya conoces bien a tu público, sabes qué preguntas o miedos tiene que le pueden impedir realizar la acción que quieres que haga. Adelántate a ellos y rebátelas de antemano, argumentando muy bien tus respuestas.

Pero sobre todo, nunca olvides lo que ya te he comentado y es la regla de oro: escribe siempre con un objetivo claro.

¿Qué es lo que quieres conseguir?

¿Un comentario?, ¿que te regalen su correo electrónico y entren a formar parte de tu comunidad?, ¿un click en un botón de compra?

O lo que sea.

El mensaje que vas a transmitir no es el mismo cuando el objetivo es diferente.

Al hilo de este tema de «conseguir que otras personas hagan algo usando el copy», quiero comentarte que también hay mucho mito sobre si el copy es manipulador o no.

A ver, te doy mi opinión.

¿Cómo asegurarte de que no cruzas la fina línea que hay entre la manipulación y la persuasión?

  • No mientas: todo lo que cuentes tiene que ser cierto. Testimonios, beneficios, la escasez o la urgencia que generes… Y la promesa que haces, sobre todo eso. No se puede prometer nada que no se pueda cumplir. 
  • Escoge proyectos en los que creas y para los que te sientas cómodo trabajando. Si no lo ves claro, di que no. Y si ya estás metido y ves algo que no te gusta, siempre puedes devolver el dinero y seguir durmiendo tranquilo o tranquila. 
  • Ten clara la diferencia entre persuadir y manipular: Persuadir es empujar a alguien hacia algo que es bueno para esa persona (y también para ti, claro está) y manipular es empujar o querer forzar a alguien que haga algo que SOLO es bueno para ti y no lo es para el otro. 

De esta forma podrás escribir sin miedo. 😉

¿Qué es un copywriter y a qué se dedica?

El copy, como ya sabes, no es solo vender; por lo que un copywriter no es simplemente una persona que se dedica a escribir para vender. 

Tienes que ser algo más porque si no tu copy no va a funcionar.

1. Algo parecido a una definición de copywriter

Un copywriter es alguien que tiene, al menos, conocimientos, de:

  • Escritura.
  • Ventas.
  • Psicología del comportamiento humano.

Todo esto le ayudará a empatizar con los clientes objetivos para los que escribe y también a llevarlos hacia la conversión.

Cuando un copy escribe, casi que se convierte en un coach que guía de la mano al potencial cliente, a través de las preguntas adecuadas para llevarlo a su siguiente paso.

Y no, no es manipulación.

Ya te lo dije antes. Olvídate de todas esas ideas que pululan por ahí de que la venta es algo feo que no mola… Para nada es así. 

Si todavía tienes prejuicios sobre la venta, ve urgentemente a leer este post sobre el miedo a vender y cómo superarlo. 😉

Vender es servir (=ayudar) a otras personas a encontrar la solución a sus problemas. Así de simple. 

Ojo, que por ahí te encontrarás negocios que no tengan estos valores.

Yo nunca ayudaría a vender algo que yo misma no compraría o que es evidente que no va a ayudar a los clientes. 

¿Y tienes que tener formación en redacción literaria o ser escritor para hacer copywriting?

No, porque no se trata de escribir bien en el sentido literario.

Un copywriter no es un escritor, es un redactor que construye mensajes de forma estratégica y en el que cada palabra tiene un porqué.

2. La labor del copy: ¿qué hace un o una copywriter en internet?

Básicamente el copy está en todos los elementos que utiliza el marketing digital para vender. Algunos ya te los comenté antes, ahora verás más:

  • Páginas de venta.
  • Squeeze page.
  • Embudos.
  • Newsletter.
  • Publicaciones en RRSS. 
  • Páginas 404.  
  • CTA o botones de compra.
  • Páginas de checkout.
  • Fichas de producto.
  • Manifiestos de marca.
  • Cajas de suscripción.
  • Webs completas.
  • Anuncios.
  • One page.

En fin, todos los textos que se utilizan para hacer marketing digital o, mejor dicho, en la red.

3. Cómo ser un buen copywriter: características profesionales

Por supuesto, aquí te cuento mi opinión personal, no estoy dictando cátedra ni muchísimo menos. Según mi experiencia, creo que si trabajas cada uno de estos puntos, tu copy puede mejorar bastante.

Espero que te sirvan.

1. Empatía

Un buen copy siente empatía hacia la persona para la que escribe: sabe escuchar las necesidades del potencial cliente, leer su mente y transformarse en él. 

De este modo, podrá anticiparse para darle la solución a su problema incluso antes de que él mismo se de cuenta de cuál es. 

Aunque tu objetivo sea la venta, tienes que saber elegir el momento adecuado para vender. 

Pedirle a una persona que se case contigo nada más presentarte es como escribir un primer correo a un potencial cliente y tratar de venderle en el minuto nº 1. 

¿Crees que va a funcionar? Lo normal es que no, aunque siempre puede haber excepciones, pero no es lo más frecuente. 😉

¿Qué puedes hacer antes de empezar a vender? 

  • Crear confianza. 
  • Dar autoridad.
  • Tratar de obtener información genuina. 
  • Transmitir los valores de la marca de la forma adecuada para conectar. 

Te diría que la primera de todas es absolutamente imprescindible. A partir de ahí, las demás ya empiezan a revelarse de una forma más sencilla.

¿Y luego?

Escribir mensajes muy sencillos, directos y que conecten bien con tu público objetivo. Sobre todo, dale importancia a la claridad.

En serio, no creas que usar un lenguaje rebuscado te va a ayudar a vender ni a crear mejores copys.

2. Persuade pero no manipula

Te invita a hacer algo que sabe que es bueno para la persona que lo lee. Vender es ayudar a otra persona a solucionar un problema, bloqueo y necesidad que tiene.

Es un copywriter honesto y ayuda a dar soluciones. 

No vende nada en lo que no cree. 

Es normal, tú tampoco lo harías. Si piensas que algo es malo o no funciona, no lo vendas y punto.

3. Escribe con razón

Lo que dice, lo dice por algo y siempre lo demuestra. Para ello utiliza datos, gráficas, capturas, testimonios… Siempre demostrando y justificando con pruebas.

El buen copy da al cliente objetivo un montón de razones por las que debería comprar (o hacer lo que sea) y no basa sus palabras en humo…

4. Es directo y no se anda por las ramas

Nada de florituras ni de marear la perdiz. El tiempo es oro, y más en Internet donde todo el mundo va con prisa.

Esto no significa que un correo o una página de venta no pueda ser largo. De hecho, muchas veces lo son.

Pero dentro de ellos, ni sobra ni falta nada. 

5. Mide, luego mejora

Lanzar un texto y esconder la cabeza no te hará ser mejor copy.

Hay que aprender de los errores. De hecho, no son errores sino aprendizajes. 😉

Para ello analizar, medir y optimizar deben estar dentro tus tareas como profesional de la escritura persuasiva. 

El análisis en el copy es uno de los grandes olvidados; sin embargo hay que saber interpretar los datos para conseguir superar los resultados. 

6. Cuida la calidad de lo que escribe

Un texto debe estar siempre bien escrito, esto es algo que no se puede descuidar. 

Yo siempre digo que las erratas son humanas, quién no se ha equivocado alguna vez.

Dice Stephen King que «escribir es de humanos, pero corregir es divino».

Es decir, los errores son perdonables. Yo misma cometo muchos.

Pero una cosa son erratas, despistes porque vas a full, y otra es escribir con incorrecciones y faltas de ortografía en tus textos sin darte cuenta porque no sabías cómo se escribe algo, o peor aún, sin que te importe nada… 

Usa la función del autocorrector de Word o de Drive (¡ha mejorado mucho!) y si no estás seguro/a de cómo se escribe algo, ¡búscalo!

7. Es creativo

Sabe sacar ideas de sus experiencias, reformular conceptos dándole un nuevo enfoque. 

Un copy no es artista o un poeta que tiene licencia para “hacer lo que quiera”, esto no es literatura. 

Así que la creatividad en el copy debe estar “controlada” (y no me malinterpretes cuando digo esto, por favor). Espera que te lo explico. 

No te olvides que estos textos que escribes son para conseguir conversiones. 

Claro que la creatividad es importante, pero tu objetivo (y el de tus textos) es convertir. 

A partir de ahí, ya puedes ser todo lo creativo que quieras. 😉

Tipos de copywriters: especializarte para destacar de la competencia

¿Estás pensando en contratar o formarte como copywriter? Debes saber que no todos los copywriters son iguales.

Y si quieres transformarte en uno distinto, que brille y destaque, te puedes especializar en áreas diferentes.

Por un lado, están los copywriters de toda la vida; aquel copy creativo de agencia publicitaria que diseñaba con el equipo el concepto creativo y las campañas de venta.

Este perfil sigue existiendo hoy en día gracias a las agencias de publicidad online, aunque las tareas están más repartidas y se diferencian de los que vienen a continuación.

El copywriting web, el tipo de copywriting que está efervesciendo desde hace unos años en internet.

Dos caras de la misma moneda, con una misma base de contenido teórico; pero que están especializados en trabajos distintos. 

Un copywriter de agencia NO es especialista en escribir páginas de ventas o correos en embudos de venta; y un copywriter web seguramente no sabría escribir un buen anuncio para la tele o un cartel publicitario. 

Esto no significa que una persona no puede hacer los 2 trabajos superbien; claro que sí, pero ahora mismo son los menos.

Dentro de los copywriters web, te puedes especializar de varias formas. Te diré que hay 3 caminos: 

  1. Por sector.
  2. Por tipo de servicios.
  3. Especialización cruzada o hiperespecialización.

Te explico un poco mejor.

1. Por sector

Como copy o redactor/a tienes la opción de elegir a qué tipo de negocios quieres ayudar.

Por ejemplo: negocios de desarrollo personal, negocios del sector de la salud, negocios del sector turístico, empresas relacionadas con la gastronomía, con las pymes, con el diseño y la decoración, con las e-commerce…  

Más ejemplos concretos.

El copy técnico: es el que necesitan perfiles profesionales muy concretos, como ingenieros, abogados o empresas de TIC.

El copy de marca personal, como otro ejemplo.

El abanico es enorme y lo ideal es que tú te sientas a gusto trabajando para el sector que elijas. Por eso mismo eres tú el que toma la decisión. 

Al principio es complicado, pero lo ideal es que poco a poco vayas encontrando tu especialización. 

Tampoco pasa nada si eliges algo que luego no te gusta por las razones que sean, puedes cambiar sin problemas a otros sector.

2. Por tipo de servicios o tipo de contenidos que crean

Si lo haces de este modo, entonces tendrás que elegir un servicio que tenga bastante demanda. 

Puede ser más complicado, pero hay copys que lo han elegido así. 

Tienes copys especializados en funnels o embudos, email marketing, en redes sociales, en guiones de vídeo, en lanzamientos, etc.

Como ejemplos te diré que están las landing pages, o páginas de ventas, los lanzamientos, las campañas de publicidad e incluso en email marketing.

3. Especialización cruzada o hiperespecialización

El copywriter que hagan algo usando el copy se decide por esta opción cruza las 2 formas de especializarte: email marketing para e-commerce, lanzamientos para coaches, funnels para emprendedores y pymes… 

Como ves hay muchas posibilidades.

Lo importante es que tu especialización te haga conseguir más clientes y que sea rentable. 

Si no es así, por mucho que te guste… deberías cambiar. 

Cuando eres especialista en algo, las personas van asociar rápidamente tu nombre a eso en lo que eres experto. 

Así es más fácil que tu nombre suene y hacerte un hueco dentro de tu profesión.

Te posicionas como referente en tu especialidad.

¿Por qué es tan mágico el copywriting?

Ya lo ves, parece magia.

Conectar con tu cliente, es el lema de todos los copywriters; pero ¿cómo se consigue eso?

Aplicar copywriting significa no solo usar datos, sino usar los datos de manera estratégica.

Para ello, usamos fórmulas sobre las cuales se estructura la información para que esté ordenada y genere más impacto.

Esto es una influencia que viene de Estados Unidos y hemos sabido adaptar muy bien en España.

Algunas de las fórmulas más utilizadas en copywriting son estas:

  • La fórmula PAS (problema, agitación y solución).
  • La famosa AIDA (atención, interés, deseo, acción).
  • La fórmula KISS o las 3Cs (keep, it, simple, stupid; o, en español, corto, claro, conciso).
  • La fórmula de las 4Us (único, útil, ultra-específico, urgente).

Son como una especie de «plantillas» que te explican las fases por las que pasará el tipo de contenido que debes incluir en cada una de ellas. Y todo esto está demostrado que genera un mejor impacto sobre el lector.

Las fórmulas del copywriting te ayudarán a ordenar tus textos

No, no son matemáticas ni te pueden asegurar resultados.

Sobre todo si empiezas a estructurar tus textos en base a fórmulas sin tener en cuenta el usuario y las palabras adecuadas para conectar con él.

Porque también en copywriting es importante tener esto en cuenta para obtener un texto casi perfecto:

  • El tipo de palabras que eliges: si las usas muy técnicas o prefieres un tono conversacional y con un toque de storytelling.
  • Los puntos que decides resaltar: hablar de un beneficio genérico o atacar con un beneficio muy concreto.
  • Los puntos de dolor que quieres resolver: quieres generar tranquilidad, seguridad, sensación de logro, trascendencia, etc.

Como ves, son muchos factores pero si los aplicas bien el resultado es espectacular, créeme.

Ojo, que a veces las personas que son muy creativas se sienten limitados por estas fórmulas y las consideran como «las culpables de que todos los textos suenen iguales».

Es cierto que eso ocurre, es algo que cada día va a más y a los que nos dedicamos a escribir en internet nos preocupa.

Pero yo pienso que las técnicas de copywriting no tienen por qué «encorsetar» y limitar tu creatividad.

A mis alumnos siempre les pongo el mismo ejemplo.

La casa danzante o el Guggenheim.

Las reglas de la arquitectura son fijas, se rigen por las leyes de la física y las matemáticas.

Pero no todas las casas son iguales y hay maravillas creativas como las que te acabo de nombrar (La casa danzante o el Guggenheim realizadas con las mismas normas y reglas.

Al copywriting le pasa igual; dependerás de cómo lo apliques, tus textos sonarán como otros o no. 😉

El gran secreto de los copywriters que no te han contado

En realidad ya te lo he desvelado durante el artículo, pero me gustaría dedicarle un apartado especial porque es muy muy importante.

Muchas alumnos de mi curso se asombran cuando descubren que los copywriters no escriben desde la nada.

Este es uno de los principales temores de las personas que se enfrentan por primera vez a escribir sus textos.

¿Por dónde empiezo? ¿Con qué tono escribo? ¿Cómo encuentro las palabras adecuadas para conectar con mi cliente ideal?

Con la investigación.

Sí, este es el gran secreto que usamos los copys y que nos facilita la tarea de escribir un 70 %.

No solo te recomiendo que hagas un investigación antes de comenzar a escribir NADA, sino que la considero imprescindible.

¿Por qué es importante investigar?

Se trata de localizar los deseos y las necesidades del público objetivo para mostrarle precisamente aquello que desean o necesitan para resolver un problema, ya sea para ser mejores, para estar más felices, para cumplir sus sueños, para sentirse realizados… 

La investigación te ayudará a descubrir los deseos y necesidades del target.

¡Bingo!

Ya tienes el 70 % del trabajo hecho. 😉

Así que necesitamos investigar para descubrir qué es lo que quiere y qué es lo que necesita el target de tu cliente. 

Tendrás que investigar para ir recogiendo esos datos que te revelen qué es lo que piensa el cliente ideal para el que escribes, qué es lo que le gusta o en qué lugares se encuentra. 

Para ello usaremos 2 formas de investigación: La investigación interna y la investigación externa. 

  • Investigación interna: tendrás un formulario con el que podrás exprimir a tu cliente y sacarle toda la info que necesitas.
  • Investigación externa: necesitarás analizar a la competencia y hacer un estudio del mercado para poder explicar por qué el producto o el servicio que estás vendiendo es mejor o en qué se diferencia de los demás. 

Lo que hacen los copys es organizar toda la información que han recopilado para pasarla por el filtro de las fórmulas del copy y crear con ello textos que convierten.

¿Y en qué podemos transformar toda esta información?

Pues en todos estos elementos que te voy a presentar a continuación y que además son conceptos imprescindibles en el copywriting:

  1. El cliente ideal o la mejora del cliente ideal.
  1. La propuesta de valor.
  1. Los beneficios.
  1. Las objeciones resueltas (FAQ).
  1. Problemas o deseos resueltos.

El proceso de escritura de copywriting se hace mucho más sencillo cuando antes de ponerte a escribir te tomas un tiempo para investigar. 

Es más, sin investigación no puedes ponerte a escribir; o mejor dicho, no te aconsejo que te pongas a escribir porque tu copy no va a funcionar. 

Ves que no es tan complicado como te podría parecer a primera vista. 😉

¿Es el copywriting la nueva manera de comunicarnos en Internet?

Cuando una marca, negocio o empresa incorpora técnicas de copywriting en sus textos, se nota. Y es así como puedes descubrir que están utilizando copywriting:

  • Son esas marcas que reconoces nada más leer cualquier publicación en sus redes sociales o su newsletter; porque son capaces de crear un mensaje, un método de comunicación que las hace únicas, inconfundibles.
  • Las marcas que logran fidelizar a ese suscriptor ofreciéndole contenido de valor que le hace pensar “pero si parece que han hecho esto solo para mi”.
  • Aquellos negocios que logran que sus anuncios en redes sociales sean mucho más rentables porque atraen al público adecuado.

No es solo redacción publicitaria, ni tampoco es una nueva forma de comunicar. Es casi como volver a lo básico, a la manera en la que siempre nos hemos comunicado las personas, olvidando las barreras digitales:

  • ¿Cómo le hablarías a tu cliente si lo tuvieras enfrente?
  • ¿Qué le dirías si supieras exactamente lo que necesita escuchar para sentirse mejor?
  • ¿Cómo le contarías a qué te dedicas a un niño pequeño para que lo entienda, sin importar lo complicado que pudiese ser?

No es escribir bonito, no es generar ventas así como así.

El buen copywriter conecta una marca, una empresa, un negocio con sus clientes potenciales.

Un artículo escrito por Alicia Duarte

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: