No dejes que lo importante se convierta en urgente

Uno de los errores más repetidos entre los emprendedores es querer pisar el acelerador antes de mirar el mapa. Estamos en un momento de la historia donde todo pasa muy rápido y, si no eres consciente de esto, es muy posible que lo importante muchas veces se convierta en urgente.

Al final, no eres capaz de sacar adelante lo urgente de la mejor manera posible, y aquello que era importante, de repente se ha convertido también en urgente. Y así una y otra vez…

¿Por qué os cuento todo esto?

Os lo cuento porque forma parte de uno de los capítulos de ‘Vivir sin Jefe’, un libro que escribí en 2009 y que hoy tengo la suerte de poder anunciar que ha alcanzado su 32ª edición. Me produce una inmensa sensación de orgullo y alegría saber que tantas personas han confiado en mí para iniciarse en el mundo del emprendimiento.

¿Todavía no conoces Vivir sin Jefe’? En este libro comparto los 50 errores más comunes de los emprendedores y los aprendizajes correspondientes a cada uno de ellos. Yo mismo he pasado por todos estos errores y estoy convencido de que haberlos sabido antes me hubiera ahorrado mucho tiempo y dinero…

Y para celebrar esta nueva edición, quiero regalaros un nuevo capítulo para que lo podáis leer totalmente gratis. El capítulo se titula: ‘Mirando el mapa antes de acelerar a fondo’, y trata precisamente sobre aquello con lo que he abierto esta entrada.

¡Disfruta del capítulo!



8. MIRANDO EL MAPA ANTES DE ACELERAR A FONDO

Dedicarse a lo urgente antes que a lo importante

 No por mucho madrugar amanece más temprano [Dicho popular].

 Pregunta de examen. Responda rápido. Si usted conduce por una carretera. ¿Qué es lo que hace para llegar a su destino? ¿Acelera a todo gas y se despreocupa del itinerario a seguir o busca en el mapa, planifica la ruta y luego va hacia allí, quizá a toda velocidad?

Si usted es capaz de comprender que lo razonable es buscar la ruta y después elegir la velocidad, ya ha comprendido la esencia de este capítulo. De todas maneras siga leyendo.

Ahora sólo le queda entender que esta idea es la que tiene que aplicar a la gestión de su trabajo. Ir más deprisa no garantiza que se llegue antes, como trabajar más no significa que se trabaje mejor.

Hay un libro que como emprendedor no se puede perder. Se llama “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, de Stephen Covey. Uno de los hábitos es Primero lo primero. Y lo primero es lo importante, porque eso le evitará tener que estar en la urgencia. De verdad que no es muy difícil. A veces es sólo cuestión de proponérselo.

Por alguna razón que no alcanzo muy bien a comprender el trabajo del emprendedor se presta muy bien a la urgencia. La propuesta de este libro es que se salga de lo urgente e ingrese en lo importante cuanto antes. La gestión de sus actividades debe hacerla desde lo importante. Cuanto más dedique a lo importante menos dedicará a lo urgente.

Es probable que dedique más energía y recursos a lo urgente que a lo importante. No se preocupe: es bastante habitual. Vivimos en un mundo en el que se repite continuamente que todo es para antes de ayer. Mentira. La experiencia demuestra que una gran parte de las cosas pueden esperar más de los que creemos. La prueba está en que muchas veces esperan.

Ahora está pensando que en su caso es diferente, que sus clientes realmente no pueden esperar. Falso. En la mayoría de las ocasiones las cosas pueden esperar un poco. Por lo menos más de lo que nos creemos. Con esto no le quiero decir que retrase sus trabajos innecesariamente, para nada, lo que quiero decir es que no se deje absorber por lo urgente, que dedique parte de sus recursos a lo importante. La única manera de no estar siempre en lo urgente es dedicar tiempo a lo importante.

Si dedica una parte importante de sus recursos a pensar estratégicamente, cada vez tendrá menos urgencias. No me cansaré de repetir esto una y otra vez pero es que he visto tantas veces que los emprendedores para llegar a un sitio aceleran a toda velocidad en lugar de mirar el mapa que me parece vital volver a insistir: lo importante antes que lo urgente. Y si hace esto, cada vez dispondrá de más tiempo para seguir planificando estratégicamente.

¡Gracias por leer el post y compartirlo!

Si te ha gustado este capítulo en el que te hablamos de por qué no debes dejar que lo importante se convierta en urgente, te recuerdo además que tienes la posibilidad de leer otros capítulos de ‘Vivir sin Jefe’, de forma totalmente gratuita: Leer primer capítulo gratisCapítulo 38. Indiana Jones y el sendero de Dios; Capítulo 11. ¿Hinchamos juntos una pompa de jabón?;  Capítulo 24. ¿Una alita de pollo?Capítulo 12. Aprendiendo a dar los precios como James BondCapítulo 17. ¡Cámara, luces y acción!

Sergio Fernández

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: