Etiqueta. La fina frontera entre hablar y callar

Aunque en verano intento desconectar de dospuntocerolandia, reconozco que no me resisto a echar un vistazo…