5 sencillas acciones para combatir el cansancio mental que tu cerebro agradecerá

¿Alguna vez has sentido que, incluso durmiendo las siete u ocho horas que suelen recomendar los expertos, tu cabeza no da más de sí? Esta sensación de cansancio mental es bastante común, y en muchas ocasiones no está necesariamente relacionada con el sueño, por mucho que este tenga una gran importancia en el cuidado de la salud mental.

Dentro del ajetreo que suele marcar los ritmos de la sociedad actual, es importante encontrar momentos para darle un respiro a tu cerebro. Para ello, los expertos recomiendan una serie de acciones que, además, de sencillas, pueden ayudarte a recargar las pilas de tu mente. Te comentamos cuáles son las más habituales.

Encuentra momentos de descanso

Hoy en día se suele hablar de la importancia de estar activo. No solo a nivel laboral, sino también en lo que acostumbra a llamarse cultura de ocio: viajar, ir a conciertos, salir… da la impresión de que todo estuviese pensado para no concederte ni un segundo de descanso, y eso la cabeza lo nota.

Tan necesario es hacer cosas como encontrar momentos en el que dejar de hacerlas. Por eso, incluso cuando estés a tope, resulta recomendable dejar unos minutos cada hora para libertarte de la presión, dejar al cerebro tomárselo con calma y no exigirle demasiado.

No solo dormir

A veces es habitual pensar que con dormir unas horas determinadas es suficiente para escapar del cansancio mental, pero no siempre es así. Para empezar, no solo es importante dormir, sino hacerlo bien, encontrando qué horas son más adecuadas según tu cronotipo, y empezando a desconectar de manera progresiva, antes de irte a la cama.

Si por ejemplo acostumbras a acostarte a eso de las doce de la noche, lo mejor sería que dejaras de lado las acciones que exijan un gran desgaste mental una hora o dos antes. Y evitando costumbres como trastear con el móvil mientras te llega el sueño o cenar excesivamente tarde, sin tiempo para hacer bien la digestión.

Escucha música

La propia ciencia ha demostrado en más de una ocasión los beneficios que tiene escuchar música para la salud mental. Y lo mismo puede aplicarse al cansancio mental. La música no solamente permite un considerable grado de desconexión, cuando así te lo propones, sino que puede ayudarte a mejorar la concentración si la situación lo requiere. 

Muchos escritores o artistas han confesado que siempre trabajan con música, porque así alimentan su estado de ánimo y aumentan sus energías.

Busca alicientes cotidianos

Uno de los principales motivos por los que el cansancio mental puede hacer acto de presencia está ligado inequívocamente con la apatía. Y esta, por lo general, se produce cuando no existen grandes alicientes u objetivos. Una buena manera de combatir estos problemas pasa por pensar en alicientes que te animen.

Y no hace falta que sean grandes proyectos, sino motivaciones cotidianas como salir a hacer deporte, ver una serie que de divierta o quedar con alguien. No solo lo hagas, sino piensa también en ellos.

Aprende a meditar

Igual que el ejercicio físico es bueno para el cuerpo (y no en pocas ocasiones también para la mente), el cerebro puede ejercitarse también, y cuando este se muestra demasiado cansado, no está demás recurrir a algún rato de meditación

Meditar, en muchas ocasiones, no tiene que ver con pensar en esto o lo otro, sino todo lo contrario: dejar la mente en blanco e intentar alejar las presiones del día a día.

Siguiendo todos estos ejercicios, seguramente logres dar esquinazo al cansancio mental. Y es que recuerda que, por mucho que la sociedad actual te recuerde a cada instante lo importante que es hacer cosas, en ocasiones resulta igual de imprescindible dejarlas de lado.

Enrique Luque de Gregorio

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *